La Plaça de Baix en Elche acoge talleres dirigidos a la ciudadanía sobre reanimación cardiopulmonar con motivo del Día Mundial de la RCP

– La Escuela de Salud de la Universidad CEU Cardenal Herrera imparte formación gratuita, en la que participa la edil de Sanidad, Mariola Galiana, coincidiendo con la Estrategia Local de Promoción de la Salud impulsada por el Consistorio ilicitano

– El vicedecano de Enfermería de la institución académica con sede en la ciudad, Ricardo Martín, afirma que en España se producen anualmente 30.000 paradas cardíacas en ámbitos no hospitalarios

2022/10/17

La Plaça de Baix ha acogido esta mañana talleres dirigidos a la ciudadanía con motivo del Día Mundial de la Reanimación Cardiopulmonar (RCP), que se celebra el 16 de octubre. El grado de Enfermería de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha impartido formación con el objetivo de formar a los ilicitanos en maniobras de RCP básica + Desfribrilación Automática Externa (DEA). Y es que, según Ricardo Martín, vicedecano de Enfermería, en España se producen anualmente 30.000 paradas cardíacas en ámbitos no hospitalarios.

Integrados en la Escuela de Salud CEU, el alumnado y profesorado han instalado una carpa frente al Ayuntamiento, donde han enseñado a los usuarios, mediante simulacros, cómo efectuar una reanimación básica en la calle, el uso de los desfibriladores, y al mismo tiempo realizar educación para la salud formando sobre factores de riesgo cardiovascular. La iniciativa del CEU de Elche coincide con la Estrategia Local de Promoción de la Salud, impulsada por el Ayuntamiento de Elche, como señala la teniente de alcalde de Sanidad, Mariola Galiana. Y, también, con la efeméride que estableció en 2012 el Parlamento Europeo y que este año se centra en el lema “Dos manos pueden salvar una vida”.

“Cada minuto de retraso en la atención a la parada cardiaca hace disminuir un 10% las posibilidades de sobrevivir a la misma. De manera que una atención correcta y precoz haría disminuir su mortalidad de manera muy importante”, ha asegurado Martín. De ahí que incida en la importancia de las maniobras de reanimación básica prestada por los ciudadanos, así como la desfibrilación precoz. “Si se realizan estas maniobras dentro de los 3-4 primeros minutos tras una parada cardíaca puede aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50 %”, ha explicado.

Un problema de Salud Pública

Por estimaciones realizadas, ha apuntado Martín, “se considera que se producen unos 3 millones de muertes al año a consecuencia de las PC extrahospitalarias”. “Aunque sean estimativas, estas cifras constituyen un grave problema de Salud Pública. Y es que superan ampliamente las muertes producidas por los accidentes de tráfico o por diferentes tipos de cáncer”, ha reconocido. De ahí la importancia de aumentar el porcentaje de personas que aprenden e inician las medidas de RCP tras una PC. “Se podrían llegar a salvar entre un 15-20% más de vidas en Europa, cada año”.

Otras acciones de prevención

Además de concienciar a la población ilicitana para que aprendan las maniobras de RCP básica + DEA, la iniciativa del CEU se amplía con otras acciones encaminadas a la prevención de la parada cardiorrespiratoria. Se trata de actividades para la prevención de factores de riesgo cardiovascular, como son la detección precoz de diabetes tipo 2 o hipertensión arterial.

En este sentido, Rubén Galiano, coordinador de la Escuela de Salud CEU en Elche, destaca los cribados de salud que se realizan como una medida para “vivir con calidad de vida, y añadir vida a los años”. Durante varias horas, el alumnado de Enfermería del CEU, acompañados por los profesores Pepe del Amo, Fran Prats, Vanesa Riallin, Ana Belén Riera y Maite Pinedo, han llevado a cabo tomas de tensión y medición de índice glucémico y de peso a los ciudadanos de Elche.

“Este cribado salud se realiza con una doble intención. Por un lado, una prevención secundaria. Porque se tiene en cuenta que hay pacientes que viven con una hipertensión o una hiperglucemia y no lo saben, no son todavía conocedores de ello. Por eso es importante detectar la enfermedad antes de que tenga síntomas. Por otro lado, el concienciar a la población de la necesidad de cuidarse, con un estilo de vida saludable. De ahí el cuestionario que realizamos de hábitos de vida saludable, para evitar los riesgos cardiovasculares”.