La Policía Nacional y los Servicios de Emergencia, coordinan el complicado rescate de un hombre de 64 años de edad que se precipitó por un escarpado terraplén desde 3 metros de altura

  • El precipitado llevaba entre cuatro y cinco horas tendido en el abrupto terraplén tras la caída
  • El hombre cayó desde una altura de tres metros a un terraplén de difícil acceso a través de las ramas de un árbol lo que dificultó enormemente su rescate              

02-marzo-2022.- Agentes de la Policía Nacional, junto con la Unidad Adscrita de la Policía Nacional a la Generalitat Valenciana, el Cuerpo de Bomberos de Alicante y una dotación del SAMU, se coordinan para realizar un complicado rescate de una persona de 64 años de edad que se precipitó al vacío desde una altura de tres metros a una escabrosa pendiente atravesando las ramas de un árbol entre las que quedó enredado.

Una patrulla de Policía Nacional, en labores de seguridad ciudadana por la zona norte de Alicante, fue requerida por un ciudadano que había visto a un individuo que se había caído por un muro de unos tres metros de altura, yendo a parar debajo de las ramas de un árbol de un terraplén bastante escarpado de un parque situado en las confluencias de las calles Aragón y calle Huelva.

Rápidamente, los agentes, se aproximaron al individuo que estaba tendido en el suelo, malherido y enredado entre las ramas de un árbol que había atravesado durante la accidentada caída.

El precipitado, consciente pero bastante magullado, presentaba heridas sangrantes en la cabeza y pudo decir a los agentes que había salido a dar un paseo por la mañana y que había resbalado cuando andaba cerca del muro, cayendo al vacío a través de las ramas de un árbol hasta el inclinado terraplén donde se hallaba.

Así las cosas, el varón debía llevar alrededor de cuatro o cinco horas tendido en el suelo sin que nadie se hubiera percatado de ello, e indicaba que tenía dolor en costillas y falta de sensibilidad en las extremidades inferiores, además de varias heridas sangrantes en la cabeza.

Los agentes, tras estabilizar al herido practicándole las técnicas de primeros auxilios precisas, dado su aparente estado de gravedad, informaron del suceso a la Sala CIMACC del 091, para que se personara en el lugar una dotación SAMU y se procediera a la correcta evacuación del herido.

Al lugar, llegó también una dotación policial de la Unidad de la Policía Nacional Adscrita a la Generalitat Valenciana, para apoyar al indicativo policial actuante mientras que llegaban los sanitarios, a quienes tuvieron que facilitar la subida por el terraplén.

Los sanitarios del SAMU que acudieron, tras una primera valoración, vieron el alcance de la gravedad del herido quien, posiblemente, podría tener una lesión medular, puesto que no tenía sensibilidad en las extremidades inferiores.

Tras evaluarse la complicada operación de rescate del herido que se avecinaba, dado su estado de gravedad, así como la dificultad que entrañaba evacuarle en condiciones de completa inmovilización debido a la dificultad del terreno, se solicitó una dotación de Bomberos para realizar la evacuación con seguridad.

Finalmente, de este modo y con la ayuda de los efectivos del cuerpo de bomberos, pudieron cortar las ramas del árbol que impedían el trabajoso rescate, consiguiendo los sanitarios inmovilizar completamente al herido y transportarlo hasta el vehículo sanitario a través del escabroso terraplén mediante una cadena humana hecha por todos los efectivos actuantes logrando evitar cualquier riesgo para el accidentado.

El varón auxiliado, de nacionalidad británica, sin familiares conocidos en España y de 64 años de edad, fue trasladado al Hospital General de Alicante, donde fue atendido de las lesiones que sufrió.