La Policía Nacional ha detenido en Alcoy a un varón por acosar durante varios meses a una mujer y ocasionarle daños continuos en su vehículo

  • El acoso llegó a extremos tales que en menos de 20 días sufrió hasta 4 pinchazos en los neumáticos, así como la rotura y también posterior sustracción de los parabrisas y antena del vehículo
  • Al detenido ya le constaba una orden de alejamiento vigente por hechos similares ocurridos en el año 2015

13-mayo-2022.- Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón de 37 años de edad de nacionalidad española, por un delito de acoso a una mujer tras conocerla a través de las redes sociales.

Los hechos tuvieron lugar entre los meses de enero y abril del presente año en los que, el detenido, había conocido a su víctima a través de las redes sociales.

Tras una primera cita, la mujer no quiso volver a quedar con el detenido quien, a pesar de las reiteradas negativas, seguía insistiendo en verse con ella. Dada la ingente cantidad de conversaciones y mensajes recibidos, la víctima, tuvo que bloquear como contacto al instigador, tanto su perfil de redes sociales, como su número teléfono y el de la madre de éste, el cual, comenzó a usar al percatarse de que la víctima había bloqueado su número personal.

Sin embargo, el individuo se personaba constantemente en el lugar de trabajo de la víctima, llegando incluso a apuntarse a ofertas laborales para intentar de esta manera mantener la proximidad y el contacto con ella.

Tras una breve pausa en los conatos de contacto del arrestado con la víctima, que parecían indicar que había cesado en su actitud obsesiva, la víctima, comenzó a sufrir daños en su vehículo de manera continua. En dos ocasiones iniciales, cuando la perjudicada salió de su trabajo, se encontró con los neumáticos intencionadamente pinchados y, posteriormente, volvió a sufrir más daños, tanto cuando lo tenía estacionado dentro de su garaje, como nuevamente, en el parking donde lo dejaba para ir a trabajar.

Así las cosas, los investigadores, procedieron a recabar indicios que sobre tales daños, que apuntaban a la presunta autoría de los hechos por parte del investigado.

De una parte, pudieron comprobar que, el detenido, no solo vigilaba a la víctima en su domicilio, sino que iba de manera periódica al parking donde estacionaba su vehículo para comprobar si estaba allí, llegando a seguir a la mujer hasta su garaje particular para de esta manera tener conocimiento de su lugar de aparcamiento y acceder durante la noche de manera furtiva y dañar el vehículo deliberadamente.

Gracias a la colaboración ciudadana, se pudo sorprender al detenido saliendo durante la noche del garaje de la víctima, consiguiendo recuperar los agentes un destornillador eléctrico y varios tornillos de gran tamaño, de los que presuntamente se había deshecho el investigado arrojándolos a una papelera cercana, coincidentes con los que aparecieron clavados anteriormente en las ruedas del vehículo de la víctima, encontrándose con que el vehículo de la denunciante se encontraba nuevamente dañado esa noche.

Finalmente, y, gracias a todas las pruebas obtenidas por parte de los agentes de la Brigada de Policía Judicial a lo largo de los meses que duró la investigación, se procedió a la detención de dicho individuo, de nacionalidad española, a quien le constaba una orden de alejamiento vigente desde el año 2015 por hechos similares.

El arrestado, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Alcoy, decretando su titular, la puesta en libertad con cargos del investigado y adoptando como medida cautelar una orden de alejamiento hacia la víctima.