España cuenta con 580 brotes activos que han generado 6.900 casos

Fernando Simón ha informado que, desde el cambio en el sistema de Sanidad, 3.377 profesionales sanitarios se han infectado de los que 106 han iniciado síntomas en la última semana.

Este jueves 6 de agosto el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha comparecido en rueda de prensa para valorar la situación epidemiológica de España.

“Estos últimos días la Comunidad de Madrid ha tenido un ritmo creciente de notificación y se posiciona por detrás de Cataluña que ya se encuentra en fase de descenso. Aragón continúa notificando muchos casos, pero parece estabilizado”, ha comenzado informando Simón tras conocerse que en las últimas 24 horas se han producido 1.683 nuevos casos diagnosticados por PCR (acumulado de 309.855) y un total de 22 fallecidos con fecha de defunción en los últimos siete días (edad media de 83 años) que elevan el acumulado hasta los 28.500.

El director del CCAES ha destacado que el gran volumen de casos que se están detectando informando sobre estos que alrededor del 50% son asintomáticos cada semana de media. “Todos los asintomáticos que se detectan antes de desarrollar síntomas se aíslan y esto es muy importante”. Sobre la letalidad del virus ha comunicado que se sitúa por debajo de 1 con una media de entre 0,4-0,6%.

Simón ha señalado que, por el momento, no existe presión asistencial en el sistema sanitario con una edad media del cómputo global de la epidemia de ingresados de 40 años para los hombres y de 43 para las mujeres, aunque con variaciones entre las comunidades autónomas. El director del CCAES ha destacado que en las últimas semanas “la edad media ha bajado claramente por debajo de los 40 años” en ambos sexos.

En relación a los profesionales sanitarios infectados, 106 han iniciado síntomas en los últimos siete días y el total asciende hasta los 3.377 desde el cambio de sistema del Ministerio de Sanidad el pasado 11 de mayo

En relación a los profesionales sanitarios infectados, 106 han iniciado síntomas en los últimos siete días y el total asciende hasta los 3.377 desde el cambio de sistema del Ministerio de Sanidad el pasado 11 de mayo. “El lugar de infección no ha sido siempre el de contagio”, indicando que se reparten más o menos al 50% en hospitales y centros sociosanitarios.

Del total de los casos detectados en la última semana, 228 han sido casos importados. Una cifra “que hay que valorar” y que han podido ser detectados de forma temprana.

En este momento España cuenta con 580 brotes activos que han generado 6.900 casos. Se han cerrado en los últimos siete días 154 brotes con el ocio nocturno y el ámbito social como principales focos generadores.

¿ESTAMOS EN UNA SEGUNDA OLA?

Preguntado sobre si España se encuentra inmersa en una segunda ola del virus, el director del CCAES ha señalado que “hasta que no tengamos una transmisión comunitaria descontrolada y tengamos claro que lo que no estamos haciendo es no detectar todo lo que antes no detectábamos, prefiero ser prudente”, ya que, según su experiencia, “se pueden generar percepciones de riesgo distorsionadas”. “No es que ahora tengamos un problema por detectar en exceso, sino que antes teníamos un problema por detectar en defecto”, ha asegurado.

Ha destacado que la instalación de puntos para la realización de pruebas PCR de forma aleatoria como se está viendo en algunas comunidades autónomas “es como ir a pescar”

Ha recalcado que el objetivo es llegar al mes de septiembre “con la menor transmisión comunitaria posible”, para que el punto de partida sea mínimo ante un posible repunte de casos con el final de las vacaciones.

Simón ha analizado la detección de los casos asintomáticos por parte de la Comunidad de Madrid que “han ido bajando en las últimas semanas y puede deberse a diversos factores”. Algo que “no es un buen indicador”. En este sentido ha destacado la capacidad de detección de la Comunidad de Madrid, pero “tenemos que valorar ahora con ellos si se están haciendo todas esas PCR en las personas en las que tienen que realizarlas o si es necesario incrementar esta capacidad”.

Ha destacado que la instalación de puntos para la realización de pruebas PCR de forma aleatoria como se está viendo en algunas comunidades autónomas “es como ir a pescar”, por lo que ha recomendado que se realicen en aquellas zonas en las que han surgido rebrotes. En este sentido ha valorado el confinamiento en Aranda de Duero como una medida a disposición de las comunidades autónomas que “tienen que valorar cómo aplicarlas y creo que es una decisión correcta y de utilidad”.