La Unidad de Medios Aéreos de Orihuela (Umao) incorpora un dron con cámara térmica a su flota

El vicealcalde y concejal de Urbanismo, José Aix, y el concejal de Seguridad Ciudadana, Antonio Sánchez, han presentado hoy, junto a los miembros de la Unidad de Medios Aéreos de Orihuela (Umao), el nuevo dron que se ha incorporado a la flota. En concreto, el nuevo dispositivo se suma a los dos que ya formaban parte de la unidad policial, si bien éste dispone de prestaciones diferentes que permitirá, entre otras cosas, localizar a personas en zonas de difícil acceso, detectar incendios, encontrar puntos de vertidos ilegales de podas o escombros y detectar averías que puedan producirse en la red de distribución eléctrica. Sánchez ha añadido que, gracias a este dron, los agentes podrán trabajar en condiciones climatológicas adversas, además de ofrecer una cámara térmica con zoom de 200 aumentos. “La unidad podrá estar trabajando constantemente y en colaboración con otros cuerpos de seguridad” en el desarrollo de su labor, ha dicho el edil, al tiempo que ha explicado que los miembros de la unidad han recibido la formación necesaria para pilotarlo: “Gracias a la ilusión de los agentes, que nos exigen a los que tenemos responsabilidades de gobierno la mejora de la unidad”, ha dicho.

Aix ha destacado que “invertir en la Policía Local es una de nuestra prioridades” a través del refuerzo en recursos humanos y materiales del cuerpo. “Por un importe menor, estamos reforzando muchísimo el trabajo de este grupo y de toda la Policía Local, así como la seguridad de nuestros vecinos”, ha añadido. El vicealcalde y edil de Urbanismo ha resaltado que el nuevo dron permitirá a los servicios municipales de inspección urbanística “llegar a todos los sitios y hacer diagnóstico del urbanismo”, así como perseguir las infracciones urbanísticas potenciando “el celo que miramos y protegemos nuestro territorio”.

Por su parte Rafa Pintor, jefe de la Umao, ha ofrecido detalles del equipamiento del dron, el cual dispone de alimentación a través de dos baterías, lo que le confiere una autonomía de 41 minutos. También dispone de detección de obstáculo por visión y detección infrarroja, redundancia en la transmisión entre la nave y el puesto de control y sistema de resistencia a vientos de hasta 15 metros por segundo. El dron puede volar a 83 kilómetros por hora, alcanza los 7.000 metros de altura y puede operar en un rango de temperatura de entre 20 grados negativos hasta los 50. Además, soporta la lluvia, tiene una precisión de posicionamiento milimétrica y vuela con tres hélices, lo que facilita el aterrizaje de emergencia en caso de que falle alguna. El dron va acompañado de un software que se maneja desde el mando, según ha explicado Pintor, el cual permite planificar vuelos y realizar mapeos, al tiempo envía señal de la cámara a cualquier dispositivo móvil al que se le conceda permiso.

Translate »