La Policía Nacional ha detenido en Alicante a cuatro mujeres por financiar las compras de 17 robots de cocina falsificando los contratos

  • Las arrestadas, presuntamente, utilizaron los datos de otras personas para abrir cuentas bancarias y telefónicas financiando después la compra de unos conocidos robots de cocina valorados en 1.299 euros cada uno
  • El montante de la estafa asciende a 22.083 euros

21-marzo-2022.- Agentes de la Policía Nacional han detenido en las localidades de Alicante y Elche a cuatro personas acusadas de la contratación de microcréditos bancarios para la compra de 17 robots de cocina de una conocida marca utilizando documentación falsificada y cuentas bancarias sin los consentimientos de sus titulares.

Las investigaciones, comenzaron cuando se tuvo conocimiento de diversas denuncias de ciudadanos que argüían haber sido víctimas de una estafa, observándose el mismo modus operandi en todos los casos denunciados, por lo que se aglutinó toda esta información para ser sometida a una profunda investigación, presumiéndose que se estaba ante la actuación de un grupo criminal especializado en este tipo concreto de estafa.

Inicialmente, las víctimas eran completos desconocedores de los hechos hasta que recibían en su domicilio postal una carta de una financiera reclamándoles los pagos de una financiación a su nombre por la compra de un robot de cocina valorado en 1.299 euros, así como los intereses de demora generados por los impagos que, en general, ascendían a cantidades cercanas a los 300 euros, dado el altísimo interés al que se habían financiado.

Así las cosas, cuando las víctimas gestionaban con la financiera tal supuesto error, obtenían como respuesta que la financiación se había llevado a cabo en la forma correcta, es decir, que contaban con todos sus datos de identidad, bancarios y postales, fotocopias de documentos incluidas.

Los agentes del Grupo II de Investigación de la Comisaría de Alicante Norte, se hicieron cargo de la investigación y obtuvieron todos los datos relativos a las fraudulentas contrataciones, descubriendo que se habían utilizado fraudulentamente los datos de identidad de las víctimas para abrir cuentas bancarias y telefónicas, realizando después financiaciones de los robots de cocina, manipulando previamente los documentos aportados y falsificando incluso las firmas de los contratos, nóminas de trabajo o recibos de contratos de la luz, para poder tener acceso a los microcréditos con las financieras.

Tras averiguar la identidad de los comerciales que habían formalizado los contratos de compra, que resultaron ser cuatro mujeres que trabajaban para la comercializadora, los agentes investigadores, pudieron determinar que una de ellas era la principal encargada de obtener los datos de identidad y bancarios de las víctimas para proporcionárselos a los comerciales, haciéndose con estos datos a través de distintas argucias; en unos casos, había compartido vivienda con alguna de las víctimas, en otros simplemente había residido en el mismo edificio o incluso había utilizado los datos de antiguos clientes o conocidos para financiar un nuevo robot de cocina.

Finalmente, hallados todos los indicios, los agentes localizaron y detuvieron a las presuntas autoras de las 17 estafas investigadas, por los delitos de falsedad documental y estafa, tras lo que pudieron concluir que una de las detenidas era la principal autora intelectual de la trama quien, a la sazón, proponía a los otros comerciales la realización de contratos fraudulentos a cambio de 300 euros de comisión.

En cuanto a los robots de cocina, los componentes de la trama, los revendían posteriormente a través de páginas web de venta de artículos de segunda mano a precios considerablemente más bajos para que resultaran atractivos y fáciles de vender.

Las cuatro detenidas, de nacionalidad española, de edades comprendidas entre los 27 y 38 años, una de ellas con antecedentes previos, fueron puestas en libertad tras comparecer en dependencias policiales, quedando a la espera de comparecer en sede judicial.