La Policía Nacional ha detenido en Benidorm a una mujer por la presunta comisión de hurtos de bicicletas del interior de garajes comunitarios

  • La arrestada aprovechaba la salida de algún usuario del garaje para acceder al interior y hurtar las bicicletas
  • Los agentes pudieron reconocer a la autora gracias a las grabaciones de las cámaras de los garajes y consiguieron recuperar y entregar dos bicicletas a una mujer de 77 años y a un niño               

07-diciembre-2021.- Agentes de la Policía Nacional han detenido a la presunta autora de varios hurtos de bicicletas sustraídas del interior de los garajes comunitarios de urbanizaciones consiguiendo recuperar y entregar dos de las bicicletas sustraídas, propiedad de una mujer de 77 años y de un niño.

Las grabaciones de las cámaras de los garajes fueron determinantes

La investigación se inició a mediados del mes de octubre, al tenerse conocimiento de que se estaban produciendo hurtos de bicicletas en diferentes garajes comunitarios de la ciudad ubicados en urbanizaciones, donde, como denominador común, los agentes del Grupo 5º de la Brigada Local de Policía Judicial de la Policía Nacional, tras el visionado de las cámaras de seguridad de los respectivos garajes pudieron certificar que, quien sustraía las bicicletas en todos ellos, era una mujer muy característica físicamente.

A través de las grabaciones obtenidas en cada uno de los lugares de los hechos, los investigadores, pudieron ver cómo operaba la autora.

Así las cosas, la autora, tras realizar una pequeña vigilancia exterior, esperaba a que algún vecino entrara al garaje, lo que aprovechaba para acceder disimuladamente en pos del vecino. Una vez que sustraía la bicicleta del interior, salía del garaje subida a ella como si fuera suya del mismo modo que lo haría cualquier usuario del garaje. Después, la autora, dejaba la bicicleta junto a la verja de salida y la saltaba para esperar en el exterior a que, nuevamente otro vecino, accediera a la urbanización, tras el cual volvía a entrar para sacar la bicicleta de la urbanización. De este modo, la autora, se aseguraba que no la relacionasen con la bicicleta dentro de la urbanización, pudiendo evadirse fácilmente en el caso de ser descubierta.

Las imágenes, también pudieron revelar que, en uno de los hechos la apoyaba en labores de vigilancia un varón que permanecía en actitud vigilante mientras que la mujer sustraía la bicicleta de su lugar.

Otro delito reveló la identidad de la investigada

De modo paralelo, una dotación policial llevó a cabo una intervención donde identificó a una mujer como presunta autora del hurto de bisutería en un comercio de la ciudad. Rápidamente, los investigadores, al tener conocimiento de ello y, tras comprobar sus características físicas, pudieron determinar que se trataba de la misma mujer que aparecía en los videos perpetrando los hurtos de las bicicletas, por lo que dirigieron el rumbo de la investigación hacia su localización. Además, las pesquisas policiales, también fueron exitosas al conseguir dar con la identidad del varón que vieron en los videos hacer labores de vigilancia en el lugar de los hechos mientras que la autora actuaba.

Tras establecerse un dispositivo de localización, lograron localizar y detener a la presunta autora de los hechos, tras lo cual consiguieron recuperar dos de las bicicletas sustraídas, una de las cuales había escondido detrás de un edificio.

Dos bicicletas recuperadas

En cuanto a estas dos bicicletas recuperadas tras la ardua investigación policial, los agentes, pudieron concretar que una de ellas, se trataba de una bicicleta eléctrica valorada en 900 euros, que había sido denunciada por una mujer de 77 años, a quien se la sustrajeron del interior del garaje de su finca. La otra bicicleta, era la bicicleta de un niño, valorada en 170 euros y que su padre había denunciado haber sido sustraída del mismo modo.

Así pues, se citó a las víctimas de los hurtos y se les entregaron sus respectivas bicicletas, consiguiendo los agentes esclarecer estos dos hechos completamente.

En cuanto a la presunta autora, también fue relacionada como presunta autora del hurto al descuido de un teléfono móvil que la víctima tenía encima de la barra de un bar donde se encontraba, al ser reconocida a través de las cámaras de seguridad del establecimiento.

La detenida, mujer de 40 años de edad, de nacionalidad española, con antecedentes previos, fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la misma localidad.

De este modo, los agentes del Grupo 5º de la Brigada Local de Policía Judicial de Benidorm de la Policía Nacional, con la identificación y detención de esta mujer, han conseguido dar respuesta en poco tiempo a esta concatenación de ilícitos, antes de que se produjeran más hechos que pudieran haber generado alarma entre la ciudadanía.