Madrid plantea pedir al Gobierno un toque de queda cuando concluya el estado de alarma

La Comunidad de Madrid insiste en que “hay que persistir” en las limitaciones por zonas básicas de salud una vez decaiga el estado de alarma actual. Si bien, la Consejería de Sanidad está ultimando las órdenes que dictará próximamente para seguir combatiendo al virus.

El Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, asegura que lo están valorando seriamente después de que los colegios profesionales de sanitarios le trasladaran esta propuesta a la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este mismo lunes.

La implantación de este toque de queda en la región sería muy similar al de Francia, aunque tal y como ha afirmado Escudero a Europa Press, la Comunidad no dispone de competencias para hacerlo y que necesitarían el apoyo del Gobierno para llevarlo a cabo. “Se trata de restringir la movilidad en unas horas determinadas”, ha defendido el consejero. “Para eso hay que tener una cobertura legal que no tiene la comunidad autónoma, tendría que ser una decisión del Gobierno de España. Es una decisión que nosotros tampoco veríamos mal”, ha explicado.

Escudero ha desvelado que esta propuesta únicamente se ha planteado a nivel interno, pero todavía no con otras autonomías. El consejero de Sanidad ha defendido con contundencia las medias del Gobierno regional de restricción de movilidad en las zonas sanitarias más saturadas y con mayor incidencia de contagios, pero no sin antes cargar contra las medidas del Ministerio de Sanidad. Escudero ya ha avanzado que mantendrá su postura para que las nuevas medidas una vez expire el estado de alarma, continúen en las zonas básicas de salud.

El consejero madrileño y secretario de Justicia del PP ha subrayado que Madrid “nunca” ha planteado el estado de alarma como “un agravio comparativo sino como un acto de manifiesta arbitrariedad e ilegalidad”, recordando de esta manera, que el estado se decreta “no como expresa ley que regula” la declaración de esta situación excepcional.

“El artículo 1 establece que se decreta el estado de alarma cuando las circunstancias excepcionales impiden el mantenimiento de la normalidad mediante el ejercicio de los poderes públicos”, explicaba Escudero apuntando seguidamente que “eso se estaba haciendo con normalidad dado que se adoptaron medidas eficaces que se han demostrado”.

El consejero de Sanidad afirma que no es partidario de establecer un parón de entre 14 y 21 días, tal y como propone el vicepresidente regional, Ignacio Aguado. A juicio de Escudero, el modelo actual en la ciudad madrileña por zonas básicas de salud está funcionando bien y realizar este giro provocaría que la economía más vulnerable del país “no remonte”. Señalaba que se debe encontrar un equilibrio firme “entre controlar los contagios y, sobre todo, no para la vida de manera tan drástica. Sin triunfalismos, la tendencia es descendente”.

“Estamos en una situación de gravedad, pero de bajada en los contagios. No podemos ser optimistas, pero sí realistas y si estamos en situación de bajada de contagios, presión hospitalaria y UCIS. Hay que persistir en las medidas que se adoptaron en su momento, pero tiene que ser la autoridad sanitaria. Tenemos un equipo que se rige por los técnicos”, ha defendido.

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: comunidad.madrid, Javier Lizón y Pool.