Elche se posiciona contra la explotación sexual y la trata de mujeres y menores

  • “Tenemos que alzar la voz y hacer una autocrítica como sociedad, como gobierno y como individuos. La explotación sexual es inadmisible, intolerable y repugnante. Su existencia debe servir en un día como hoy para remover conciencias individuales y colectivas”, asegura el alcalde, Carlos González

2020 09 23

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Elche ha acogido esta mañana la lectura del manifiesto contra la explotación sexual y la trata de mujeres y menores con el lema “Sin prostitución no hay trata”. Un acto en el que el alcalde de Elche, Carlos González, ha dicho que la explotación sexual es inadmisible y repugnante.

Al acto han asistido también el concejal de Igualdad, Mariano Valera, la concejala de Sanidad, Mariola Galiana, así como representantes de distintas asociaciones implicadas en la lucha contra la explotación sexual. Entre ellos Cruz Roja cuya psicóloga del servicio de atención a las prostitutas, María José Amorós ha hecho lectura del manifiesto junto con el edil de Igualdad, Mariano Valera.

El alcalde ha expresado su reconocimiento a Cruz Roja por “ponerle cara a este manifiesto y por la labor impagable que hacéis en el día a día en pro de la dignidad y la salud de un colectivo estigmatizado y tan vulnerable”.

Según el alcalde “hoy es uno de esos días en que tenemos que alzar la voz y hacer una autocrítica como sociedad, como gobierno y como individuos. La explotación sexual es inadmisible, intolerable y repugnante. Su existencia debe servir en un día como hoy para remover conciencias individuales y colectivas. No podemos mantener la explotación sexual como algo normalizado en la sociedad”.

Para el alcalde, “la prostitución es una de las peores formas de violencia contra la mujer y una violación contra los derechos humanos que hay que erradicar”.

Tal y como ha destacado la representante de Cruz Roja casi cuatro de cada 10 hombres consumieron o eran consumidores habituales de prostitución en España. Una cifra alarmante a juicio del alcalde quien destaca una de las medidas incluidas en el manifiesto leído por Mariano Valera: “establecer las medidas necesarias de prevención y sensibilización para desincentivar el consumo de prostitución, especialmente dirigidas a hombres y de manera específica a hombres jóvenes”.

El resto de las medidas incluidas en el manifiesto son:

Impulsar el trabajo y las políticas locales para luchar contra la prostitución y la trata con fines de explotación sexual” con el objetivo de: reforzar los servicios municipales para dar cobertura integral (legal, psicológica, sanitaria y de inserción sociolaboral, etc.) a las víctimas de trata y a mujeres en situación de prostitución. También establecer las medidas necesarias de prevención y sensibilización para desincentivar el consumo de prostitución, especialmente dirigidas a hombres y de manera específica a hombres jóvenes y, por otra parte, adoptar las medidas para evitar la publicidad de servicios de prostitución.

También se propone instar al Gobierno autonómico, dentro de su marco competencial, a impulsar las medidas necesarias para el desarrollo de una estructura de apoyo multidisciplinar para las víctimas, generar conciencia social contraria a la compra y consumo de prostitución y a la imagen vejatoria de las mujeres y a perseguir la delincuencia organizada dedicada a esta actividad ilícita.

Y junto a ello, estrechar y seguir colaborando con las organizaciones y colectivos que prestan servicios de asistencia a las víctimas.

Carlos González ha concluido que debe haber herramientas para acabar con la prostitución. “Hay un interesante debate abierto, pero si hay que tomar posición, yo lo hago claramente por la prohibición de la prostitución como medida determinante para avanzar hacia ese objetivo de frenar la explotación y la trata”, ha indicado el regidor que ha añadido que “pero además de las leyes, tenemos que hacer que sea nuestra consciencia la que nos dicte cómo tenemos que actuar para acabar con la prostitución”.

«Día Internacional contra la explotación sexual y el tráfico de mujeres, niñas y niños»
LECTURA POR PARTE DE CRUZ ROJA

Hoy, 23 de septiembre, celebramos el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, fecha en la que, en 1913, Argentina promulgó la primera ley en el mundo contra la prostitución infantil con la denominada «Ley Palacios».

Este día fue instaurado por la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en coordinación con la Conferencia de Mujeres de Dhaka, Bangladés, en enero de 1999.

La trata de personas en todas sus formas (explotación sexual, explotación laboral, trabajos forzados, tráfico de órganos, etc.) constituye un gravísimo atentado contra los derechos humanos y una cuestión que nos debe de avergonzar a toda la humanidad.

En el mundo, 1,8 millones de personas sufren la Trata.

Además de ser una vulneración de Derechos Humanos, la Trata es un delito cuya magnitud y rentabilidad sólo es equiparable al tráfico de drogas y de armas. Las mujeres y las niñas representan el 71% de las víctimas mundiales de trata y el 95% de las mismas acaban explotadas para la prostitución, según informe de Naciones Unidas y la Unión Europea.

La trata de mujeres y de niñas con fines de explotación sexual es uno de los más terribles negocios del mundo, si no el mayor. A pesar de estos escalofriantes datos, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) calcula que por cada víctima identificada existen 20 más sin identificar.

En la Resolución del Parlamento Europeo, de 26 de febrero de 20141, sobre explotación sexual y prostitución y su impacto en la igualdad de género se afirma que:

 “La prostitución y la prostitución forzada están intrínsecamente ligadas a la desigualdad de género en la sociedad y tienen un efecto en la posición social de las mujeres y los hombres en la sociedad así como en la percepción de las relaciones entre mujeres y hombres y en la sexualidad, perpetuando los estereotipos de género y el pensamiento estereotipado sobre las mujeres que venden sexo, así como la idea de que el cuerpo de las mujeres y niñas está en venta para satisfacer la demanda masculina de sexo”.

La pobreza, la desigualdad de género, los conflictos armados, los desastres naturales, la falta de oportunidades, etc. obligan a muchas personas a abandonar sus hogares en busca de una vida segura y digna. La ausencia de vías seguras para migrar, hacen que muchas personas queden envueltas en redes de tráfico en sus tránsitos migratorios.

Además, las redes de trata, se aprovechan de la vulnerabilidad de las personas para captarlas y explotarlas, tanto en las rutas migratorias como en los países de destino.

Tampoco podemos olvidar a las personas, que no forman parte de redes organizadas, pero se lucran individualmente de la explotación.

Quienes explotan, trafican y tratan, se aprovechan de la vulnerabilidad y pobreza de cada una de estas mujeres, niñas, niños y hombres, para su beneficio.

España es el tercer país europeo en explotación sexual y prostitución, además, la demanda de prostitución en nuestro país está entre las más altas de Europa (casi cuatro de cada 10 hombres consumieron o eran consumidores habituales de prostitución en España, una de las cifras más elevadas Europa), lo que evidencia la desigualdad de género existente.

La igualdad de género es condición indispensable para lograr el desarrollo sostenible mundial y un principio fundamental de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Los ODS emplazan a los gobiernos, las Naciones Unidas y la sociedad civil a erradicar la violencia y la discriminación contra las niñas y las mujeres tanto en el ámbito público como en el privado, incluyendo como tales la trata, la explotación sexual y otros tipos de explotación.

Por si fuera poco, durante la pandemia las mujeres y niñas objeto de trata y de explotación sexual han sido las más afectadas.

Por todo ello, nos sumamos al llamamiento de Naciones Unidas para que la respuesta al COVID-19 y la recuperación posterior a nivel mundial asignen un lugar prioritario a la dignidad humana y los derechos humanos. Debemos redoblar los esfuerzos para proteger a las víctimas de la trata y evitar que las personas vulnerables sean explotadas.

LECTURA POR PARTA DE LA CONCEJALIA

Así mismo, queremos reconocer el trabajo de organizaciones y colectivos que siguen prestando servicios vitales durante la crisis, localizando a las víctimas y ayudándolas a tener acceso a la justicia, la salud y la asistencia y protección sociales, y evitando que se produzcan más actos de abuso y explotación.

La Concejalía de Igualdad, Derechos Sociales y Políticas Inclusivas y el Ajuntament d’Elx en su conjunto, nos posicionamos clara y nítidamente del lado de las víctimas y en contra del negocio del sexo, que se nutre del sufrimiento, de la explotación de las mujeres, niñas y niños más vulnerables, violando sus derechos más fundamentales

Defendemos un nuevo modelo social que luche por la desaparición de las causas que obligan a las mujeres a prostituirse; un modelo acorde al compromiso mundial que tenemos con los ODS:

Þ el fin de la pobreza en todas sus formas,

Þ la igualdad de oportunidades,

Þ la construcción de sociedades justas, pacíficas e inclusivas

Þ y la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas

POR TODO ELLO MANIFESTAMOS

 

  1. Impulsar el trabajo y las políticas locales para luchar contra la

prostitución y la trata con fines de explotación sexual” con el objetivo de:

 

  1. reforzar los servicios municipales para dar cobertura integral (legal, psicológica, sanitaria y de inserción sociolaboral, etc.) a las víctimas de trata y a mujeres en situación de prostitución.
  2. establecer las medidas necesarias de prevención y sensibilización para desincentivar el consumo de prostitución, especialmente dirigidas a hombres y de manera específica a hombres jóvenes.
  3. adoptar las medidas para evitar la publicidad de servicios de prostitución.
  4. Instar al Gobierno autonómico, dentro de su marco competencial, a impulsar las medidas necesarias para el desarrollo de una estructura de apoyo multidisciplinar para las víctimas, generar conciencia social contraria a la compra y consumo de prostitución y a la imagen vejatoria de las mujeres y a perseguir la delincuencia organizada dedicada a esta actividad ilícita.
  5. Estrechar y seguir colaborando con las organizaciones y colectivos que prestan servicios de asistencia a las víctimas.

La igualdad entre mujeres y hombres continuará siendo inalcanzable mientras se compren, vendan y exploten a mujeres, niñas y niños, con el fin de prostituirlos. SIN PROSTITUCIÓN, NO HAY TRATA.

#SinClientesNoHayTrata