Noche de “LA ROÀ” en Elche velando a La Virgen sin aglomeraciones, minimalista, respetuosa y tranquila

El COVID-19 ha ocasionado la suspensión de las “Fiestas de Agosto” en Elche, todos los eventos han sido cancelados y de los pocos que los ilicitanos han podido rememorar es este de la noche de “La Roà” donde se vela a la virgen de la Asunción, patrona de este gran pueblo entregado y devoto de sus tradiciones.

Esta noche destinada a velar y acompañar a la Virgen, la basílica de Santa María permanecía cerrada para no invitar a las aglomeraciones de personas en el templo, dentro de él estaba expuesta la pequeña Virgen iluminada muy tenuemente, con una luz cálida amarillenta que apenas podía distinguirse, pero sí la imagen y silueta de la patrona.

En las calles del centro y alrededor de la basílica de Santa María se veían pasear grupos familiares todos con sus mascarillas correctamente colocadas, en su mayoría compuestos por matrimonios y parejas de 2 personas, con niños de 3 o 4 miembros y otros grupos de amigos y familia, nunca de más de unas 6 a 8 personas.

Este año no se ha vertido cera en las calles puesto que, en la mayoría de ocasiones, las personas que han participado no llevaban vela y las que llevaban algo iluminado en la mano han tenido la ocurrente idea de encender una pequeña linterna, o bien encender la linterna del teléfono móvil a modo de homenaje al velatorio de la Virgen.

El sentido del giro por las calles del centro ha sido el habitual, contrario a las agujas del reloj tomando como centro Santa María, con la particularidad de que la zona centro está en obras por la peatonalización y se han utilizado los laterales de las aceras, entres las vallas de obra para pasar por ambas partes de la corredora caminando desde la basílica o hasta la basílica, y así según el número de vueltas que cada cual tuviera por costumbre realizar.

Lo más destacado de esta celebración religiosa, la Nit de la Roa en honor a la Virgen de la Asunción, ha sido la actitud cívica de respeto de la ciudadanía, cumplimiento absoluto de las normas de seguridad, tranquilidad y muestras de gran civismo por parte de los escasos asistentes, que han sido menos de un 5 % de años anteriores, cuando no teníamos aún los efectos de la pandemia sobre nosotros

En los bares y cafeterías cercanas al recorrido de la Roa las familias y amigos se reúnan, observando la separación entre mesas, que normalmente han sido mesas de pocos comensales, 3 a 4 personas.

Incidentes de la tarde y noche del viernes en Elche:

Como incidentes a destacar, La Policía Local impidió la celebración de una fiesta en la terraza de una cafetería que estaba preparada para la asistencia de 300 personas.

Además, La Policía Local curso varias denuncias de diversa índole:

  • 495 actas por no utilizar mascarilla

  • 107 actas por consumo de alcohol en vía pública

  • 8 actas a establecimientos

  • 8 actas por miccionar en vía pública

.

 

Crónica y Fotografías: Paco Ciclón y Alberto Carrillo / AFPRESS