Muere una niña de dos años en el interior de un coche mientras su madre se echa la siesta

La mujer llamó a la policía cuando se despertó alertando de que no encontraba a su hija en casa

Una niña de dos años ha fallecido después de quedarse encerrada en un coche recalentado aparcado en la puerta de casa mientras su madre se echaba la siesta. Los hechos ocurrieron el pasado lunes en San Diego, California. La progenitora de la menor se despertó y se percató de que su hija no estaba en la vivienda, por lo que llamó asustada a la policía.

En una segunda llamada telefónica, la mujer avisó de que había encontrado a la pequeña, que no daba señales de vida, en el automóvil familiar. En el momento de los hechos el padre de la menor se encontraba fuera de casa trabajando para el servicio militar, del que forma parte, según ha informado Independent.

La policía no ha especificado si la mujer se olvidó a la niña dentro o si la menor se introdujo sola en el vehículo

La policía, que investiga los hechos, no ha especificado si la madre dejó olvidada a la niña dentro del vehículo o si se subió por accidente y se quedó atrapada dentro. A penas hace dos semanas dos gemelos de un año también perdieron la vida en Nueva York en un accidente similar. En aquella ocasión, el padre se los dejó olvidados en el vehículo y se fue a trabajar. La asociación Kids an Cars calcula que el año pasado 53 niños murieron en Estados Unidos de golpe de calor después de quedar atrapados en el interior de automóviles.

En España también se han producido casos de este tipo. Uno de los más recientes ocurrió el año pasado en Madrid, cuando el padre de una niña de 21 meses la dejó encerrada dentro del vehículo durante horas en el trayecto hacia la guardería. “Recibí una llamada de trabajo y me despisté”, declaró el progenitor a la policía, que lo dejó en libertad.

 

Fuentes.: lavanguardia.com