¿ Conoce cómo funcionan las quinielas deportivas ?

España es un país con ingentes de aficionados al mundo del balompié. ¡Quién no sigue de manera habitual estas competiciones! ¡O quién no dice que cuenta con muchos conocimientos de fútbol! Este último pensamiento, junto a ese otro que desea convertirse en millonario a través de los juegos de azar ha llevado a muchos españoles a jugar a la famosa Quiniela. Eso sí, después de hacer (o eso se piensa) pronósticos fiables Quiniela, ¿cuántos de ustedes han comprobado que el saber no encaja siempre con el azar?

La Quiniela es uno de esos juegos relacionados con el azar que cuenta con una mayor antigüedad y aficionados. La Quiniela se fundó en la temporada futbolística 1946/1947, concretamente un 26 de septiembre y dónde se podía apostar a acertar los resultados de sólo 7 encuentros del campeonato doméstico de España. El formato era, y sigue siendo, muy sencillo: victoria local, empate o victoria visitante. Eso sí, esta fórmula no se implementó hasta dos años después y ya a finales de los años ochenta se instauró el conocido pleno al 15.

Un juego con solera

Ahora, además, ya no sólo se pronostica sobre los encuentros de Primera y Segunda división, sino cuando no hay competición doméstica entran en liza encuentros de selecciones o incluso del extranjero. Esta y otras novedades se han ido implementado recientemente en el tiempo con el objetivo de hacer más atractivo el juego y buscar nuevos adeptos a una Quiniela con un aroma de gran solera. Ahora, por ejemplo, se puede hacer apuestas dobles y múltiples. Y reducidas y condicionadas. En cualquier caso, aparte de tener algún conocimiento de fútbol y consultar datos históricos y estadísticas de esa misma temporada, hay un factor incontrolable: el tener una buena dosis de fortuna.

Realmente no hay trucos ni similares consejos para acertar un buen puñado de resultados y llevarse el bote acumulado (siempre que no haya acertantes de la jornada anterior) al premio al 15. Quizá una fórmula que siguen muchos es la de asociarse en alguna de las peñas que siempre buscan fortuna en la Quiniela. Un mayor número de apuestas siempre aumenta el número de posibilidades de salir ganador, pero, claramente, luego hay que repartir el premio entre un mayor número de personas.

A lo largo de la historia hay muchos casos de millonarios a través de la Quiniela, aunque en España existen otros muchos sorteos que reportan un mayor beneficio al afortunado. Eso sí, ninguno de ellos (salvo la Lotería de Navidad) cuentan con esa emoción que genera la Quiniela. Por último, si confluyen acertadamente tus conocimientos futbolísticos y los caprichos de la diosa fortuna, debes conocer que si tienes un premio inferior a 2.500 euros puedes cobrarlo en cualquier Administración de Lotería, pero si esa cantidad ya es superior, deberás depositar ese premio en tu entidad bancaria y acreditar a todos los participantes. De momento, no hay Liga y no hay Quiniela, pero en poco más de un mes, volverá a poder jugarse con apuestas desde 75 céntimos o desde 1,50 céntimos, en función del tipo de apuesta al que optemos.