Revuelta estudiantil en las Universidades contra los exámenes presenciales en toda España

En plena tercera ola de pandemia del covid-19, los universitarios piden a las instituciones la aplicación de exámenes online para prevenir contra los contagios.

La gran mayoría de los centros universitarios han optado por celebrar los exámenes de manera presencial a pesar de haber declarado ya la existencia de la nueva ola de contagios por coronavirus. Los universitarios de toda España denuncian la falta de responsabilidad y empatía por parte de las autoridades educativas y exigen que se tomen medidas acordes a la situación.

Mientras que el cuatrimestre se ha realizado de manera semipresencial o en su defecto, completamente online, muchos docentes convocan a los estudiantes a los exámenes presenciales sin haber pisado el aula en meses. “Es incongruente e irresponsable: clases online, pero exámenes presenciales”, afirma Hada Martínez, portavoz de la Unión Sindical Estudiantil y alumna de la Universidad de Granada.

El estudiantado denuncia sin cesar que los campus, con carácter general, se niegan a los exámenes a distancia porque desconfían de las posibles trampas que puedan hacer los alumnos durante el examen. Muchos alumnos señalan que el modelo educativo no se preocupa más allá de enseñar solo para retener conocimientos memorizados, a expensar de proporcionar temario únicamente teórico.

El Ministerio de Universidades se reunió con los estudiantes hace unos días, cita de la que salió el compromiso de la cartera que dirige Manuel Castells de trasladar el asunto al Ministerio de Sanidad y el recordatorio de “que es necesario el escrupuloso cumplimiento de los requisitos sanitarios establecidos por las autoridades competentes para el desarrollo de cualquier actividad académica presencial y, como ya se recogía en los planes elaborados, en caso de imposibilidad de cumplimiento ha de implementarse un modelo de docencia híbrida o, en caso, totalmente virtual”. El problema es que el ministerio tiene poca o prácticamente nula capacidad de influenciar en las universidades, que son autónomas.

Por el contrario, la CRUE, que reúne a 76 universidades españolas públicas y privadas, sí podría tener más ascendente, aunque no se ha puesto del lado de los universitarios. En un comunicado emitido esta misma semana, la conferencia de rectores explica que “las universidades españolas ya planificaron un curso 20-21 en el que apostaban por la máxima presencialidad y el cumplimiento de las normas sanitarias establecidas por el Gobierno Central y los Gobiernos Autonómicos”, lo cual, “junto con los protocolos para la realización de exámenes presenciales, y el cumplimiento estricto de las normas sanitarias por cada miembro de la comunidad universitaria, nos permitirá el desarrollo de nuestra actividad, incluidos los exámenes, cuya presencialidad ha sido autorizada por las diferentes autoridades sanitarias”.

Los estudiantes están indignados por la falta de responsabilidad de aquellos que dictan que se cumplan las normas de seguridad sanitarias mientras ellos mismos, realizan reuniones vía online para decidir cómo serán los exámenes. Las incidencias por covid-19 no paran de subir y los expertos ya hablan de la cuarta ola de la pandemia. Muchos universitarios se encuentran desconcertados y afirman que: “Sabemos que se han generado protocolos específicos para la realización de los exámenes, pero ya hemos visto universidades en las que no se ha respetado estos protocolos”.

Las organizaciones de estudiantes exigen a la administración que determine “unos criterios comunes” acerca de la realización de exámenes para que los alumnos sepan a qué atenerse.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: F.J. Benito, EFE y UA