ELECCIONES EE. UU | Comienza la transición del poder al presidente electo, Joe Biden

Donald Trump autoriza a su gobierno la transición de poder que el partido demócrata llevaba semanas esperando.

Ya han pasado casi tres semanas desde los resultados de elecciones de Estados Unidos que otorgaban la victoria al partido demócrata, tras superar en votos a Donald Trump. La fecha escogida para el traspaso de poder al nuevo mandatario, Joe Biden, como el 46º Presidente electo de los Estados Unidos será el próximo 20 de enero de 2021.

¿Qué entendemos por la aceptación de la transferencia del poder? La autorización del inicio de la transferencia de poder abarca un presupuesto de casi diez millones de dólares para que Joe Biden los utilice en lo que se ofrezca durante el cambio. Además, con esta decisión el demócrata finalmente podrá tener acceso a la información clasificada, tal y como lo son las contraseñas de los sistemas, así como ingreso a las reuniones de inteligencia clasificadas de alto nivel y diversas oficinas.

Ha habido un sinfín de acusaciones en relación al recuento de votos de las pasadas elecciones del 3 noviembre, en las que se ponía en duda la fiabilidad del comité y el supuesto fraude electoral por parte de los demócratas. Finalmente, el republicano Donald Trump ha accedido el inicio de la transición de la administración al presidente electo, Joe Biden.

Emily Murphy, responsable de la Administración de Servicios Generales del Gobierno Federal (GSA), fue la encargada de dar a conocer la noticia a través de una carta dirigida a Joe Biden. En la misma, se le informa que pondrá a su disposición todos los recursos necesarios para dar inicio formar y ordenado a la transición de poder que está a punto de celebrarse.

A partir de este momento, se procederá a la transferencia de poder de forma pacífica y legal, pues la Ley de Transición Presidencial establece que, una vez la GSA haya ratificado los resultados electorales, se deberá iniciar el proceso sin altercados.

El todavía líder de la Casa Blanca respaldó la decisión de la GSA, aunque dejó entrever en su cuenta de Twitter que Murphy había tomado dicha decisión debido a una serie de amenazas recibidas. Así lo dio a conocer a través de un mensaje en su cuenta oficial de Twitter: “Quiero agradecer a Emily Murphy de la GSA por su firme dedicación y lealtad a nuestro país. Ella ha sido acosada, amenazada y abusada, no quiero que esto le suceda más a ella, a su familia o empleados de la GSA”.

“Nuestro caso continúa fuertemente, continuaremos con la buena lucha, y creo que prevaleceremos. Sin embargo, en el mejor interés de nuestro país, recomiendo que Emily y su equipo hagan lo que sea necesario con respecto a los protocolos iniciales. Ya le he dicho a mi equipo que haga lo mismo”, finalizaba Trump de la misma manera en su cuenta oficial de Twitter.

Donald Trump ha permanecido en la Casa Blanca desde el resultado de las elecciones y se ha mantenido fuera del ojo público, pues sus apariciones han sido prácticamente nulas. Asimismo, ha dejado de responder las preguntas de los periodistas, no ha invitado a cámaras o medios de comunicación a la Oficina Oval y se ha limitado a desplazarse desde la Casa Blanca a su campo de golf.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Pool, Reuters y Kevin Lamarque