La Generalitat impulsa un proyecto piloto para reducir la brecha digital de las familias con menos recursos que residen en viviendas públicas

– El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y la consellera de Innovación y Sociedad Digital y la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico acuerdan repartir 700 routers
– Inicialmente, se instalarán en viviendas con menores en edad escolar para facilitar su actividad educativa

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, y la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, en colaboración con la Conselleria de Hacienda, y Modelo Económico, han acordado impulsar un proyecto piloto para reducir la brecha digital que sufren las familias residentes en el parque público de vivienda de la Generalitat.

El objetivo es dotar de 700 routers a familias con niños y niñas en edad escolar que no disponen de conexión a internet para facilitar su actividad educativa mientras se mantenga esta situación excepcional provocada por la crisis del coronavirus, así como tareas de teletrabajo. Además, también permitirá a personas vulnerables tener acceso a la Administración electrónica en un contexto de estado de alarma y confinamiento.

Martínez Dalmau y Pascual han mantenido una reunión de manera telemática en la que han estado acompañados por el director general de la Entitat Valenciana d´Habitatge i Sòl (EVha), Alberto Aznar, la directora general para la Lucha contra la Brecha Digital, María Muñoz, y el director general de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, José Manuel García Duarte.

El vicepresidente ha puesto en conocimiento de la Conselleria de Innovación la situación de brecha digital de muchas de las familias que viven en el parque público. De ahí, la necesidad de estudiar acciones conjuntas para dar una respuesta efectiva y atender a los colectivos más vulnerables.

Martínez Dalmau considera el acceso a internet «un servicio básico del que no disfrutan muchas familias del parque público y que ha aflorado como una debilidad con la actual crisis «.

De ahí la necesidad de poner a disposición de ellas «los mecanismos necesarios para tener acceso a la administración electrónica, de manera espacial a los escolares para que puedan continuar el curso académico desde sus casas».

Por ello, ha destacado la importancia de «paliar esa brecha digital entre las personas más desfavorecidas y que todavía se hace más palpable en una situación tan crítica como la que estamos viviendo. Pero también en la importancia para cuando llegue la reconstrucción postcrisis para que muchas personas puedan seguir educándose a distancia y otras puedan seguir trabajando desde sus casas».

Por su parte, la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, ha afirmado que «la brecha digital es, ahora mismo, una de las principales causas de la aceleración de la desigualdad». Por ello, destaca que «hay que trabajar por reducirla y así estaremos contribuyendo a reducir las brechas sociales».

«Es un objetivo que nos hemos marcado y una obligación de la Administración: seguir acercando las oportunidades que ofrece la tecnología a quienes están en desventaja», ha subrayado.

700 routers en parques públicos de viviendas

La Generalitat va a poner a disposición 700 routers con 50 GB de wifi, que ha adquirido la Dirección General de Tecnologías de la Información y de la Comunicación, a un número determinado de familias de siete municipios para que dispongan de internet durante la crisis y, en un segundo momento, se analizarán acciones para que puedan disponer de internet a más largo plazo.

Ambos miembros del Consell han explicado que este proyecto piloto podría seguir desarrollándose en los próximos años para ampliar el número de viviendas que acceden a internet.

La distribución para arrancar el proyecto piloto se hará en los siguientes grupos de viviendas de las tres provincias: San Lorenzo de Castelló de la Plana, Mercedes Hernández de Alfafar, Bajo Vías de Sagunto, Barbacana-Les Xiques de Alcoi, Palmerales de Elche, así como Elda y Monóvar.

Los routers se van a distribuir inicialmente entre las familias con menores en edad escolar de varios grupos de vivienda pública de la Comunitat e irán acompañados de un bono de internet de 50 GB al mes gratuito durante los meses de abril, mayo y junio.

Rubén Martínez Dalmau y Carolina Pascual han agradecido a la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Generalitat (DGTIC) su colaboración para hacer posible la puesta en marcha del proyecto, ya que es la entidad que se ha hecho cargo de la compra del material necesario.