11 Consejos Clave en Fotografía en Blanco y Negro

¿Has visto la “Lista de Schindler”?

Si todavía no la has visto, te la recomiendo. Muchas cosas se podrían decir de esta fenomenal película. Pero la que más me interesa para el artículo de hoy es que se trata de una película del año 1993… en blanco y negro. Estoy convencida de que el uso del blanco y negro fue fundamental en esta película para contar la historia.

Pues lo mismo sucede en la fotografía. El blanco y negro no es sencillamente la ausencia de color. Forma totalmente parte de la historia que tu fotografía quiere contar. A veces, una parte decisiva. Por eso hoy he querido contarte una serie de consejos que espero que te ayuden a dominar el arte del blanco y negro con maestría.

Aprendiendo a Ver en Blanco y Negro

foto por Julien Belli (licencia CC)

Coge tu cámara. Enciéndela. Busca una composición atractiva y mira a través del visor. Dispara. ¿Qué ves? ¿Qué es en lo primero que te has fijado para escoger esa imagen y no otra? ¿Un sujeto con fuerza? ¿Una forma? ¿Un concepto? ¿La luz?

Al realizar fotografía en color se nos multiplican las variables ante las que tenemos que centrarnos para decidir finalmente cuál será nuestro encuadre. Cuando realizamos fotografías en blanco y negro, nos damos cuenta de que debemos ver más allá de los colores. Uno de los puntos a los que más atención le prestaremos a la hora de realizar la toma, es la luz. Los juegos con la iluminación son los auténticos protagonistas de este tipo de imágenes, y no solo eso, sino que nos enseñarán a trabajar mejor con ella.

Ahora vuelve a coger tu cámara. Configúrala en monocromo, y activa el live view para poder verla en blanco y negro antes de la captura. Compón tu imagen. Dispara. ¿Te has fijado en lo mismo a la hora de hacer esta segunda toma? Compara los resultados y saca conclusiones.

A continuación veremos los mejores consejos para trabajar nuestras fotografías en blanco y negro, y obtener resultados realmente fascinantes. ¡Vamos allá!

1. No Uses el Modo  ‘Blanco y Negro’ de tu Cámara

foto por Matthew Savage (licencia CC)

Una fotografía que está en color siempre puedes convertirla a blanco y negro siguiendo pocos pasos, mientras que una que esté en blanco y negro no podrás convertirla a color, al no ser que apliques técnicas más complejas como ésta.

Existen muchas maneras distintas de realizar una conversión a blanco y negro, procesando de diferente forma la información tomada de una fotografía en color.Aunque los fabricantes han apostado porque nuestras cámaras sean capaces de tener más funciones, disparar en el momento de la captura con un filtro en blanco y negro nos obligará a dejar que la cámara decida por nosotros, dejándonos un menor margen de corrección en edición. Por tanto, intenta evitar usar el modo de conversión a ‘blanco y negro’ de tu cámara, ya que perderás información y muchas posibilidades de control para conseguir la mejor versión de tu foto en blanco y negro.

O si quieres, úsalo para tomar apuntes y hacerte una idea de cómo podrían quedar ciertas fotos. Pero la foto definitiva, hazla en color. En edición, siempre podrás darle el toque que más te guste y tener más control sobre le resultado final.

2. Dispara en RAW+ JPEG

Ya te hemos contado en más de una ocasión las ventajas que tenemos al trabajar en RAW, pero ¿sabías que aunque configuremos nuestra cámara en blanco y negro, si disparamos en RAW obtendremos el archivo en color? Esto ocurre porque dicho archivo contiene una gran cantidad de información, entre ella el color de la toma.Cuando hagamos la captura, si le hemos indicado a la cámara que dispare en blanco y negro, la imagen que aparecerá en la pantalla LCD será sin color, pero cuando la pasemos al ordenador comprobaremos que tenemos la información en color y que podemos convertirla a blanco y negro nosotros mismos en edición.

Una buena manera de llevarse ya de serie la fotografía en blanco y negro, pero también en color, es disparando en RAW+JPEG. De ese modo lo tendremos todo, y luego podremos valorar los cambios que hay entre dejar que la cámara haga la conversión, o la hagamos nosotros en edición.

3. Utiliza el ISO Más Bajo Posible

foto por AirHaake (licencia CC)  

Lo de disparar con el mínimo ISO posible es una recomendación muy repetida en fotografía, y en el caso de disparar en blanco y negro, aún cobra más importancia. Esto se debe a que el ruido introducido a ISO’s altos resulta más evidente cuando la foto se pasa a blanco y negro.

Si te gusta el efecto que produce ese ruido o grano en la fotografía, siempre puedes añadirlo más tarde en edición, pero tu foto es mejor que la hagas lo más limpia posible.

4. Trabaja con la Luz Adecuada

foto por frank_hb (licencia CC)

Una de las cosas con las que más podrás jugar a la hora de hacer fotografías en blanco y negro es la luz. Con ella podrás decidir dónde recae el peso de la imagen, y podrás otorgarle más contraste, hacer hincapié en las texturas o incluso jugar con las sombras alterando solamente la dirección de la luz.

Es importante por tanto que sepas cómo afectan las diferentes cualidades de la luz (dirección, color, calidad e intensidad) al resultado final, y que así lo aproveches en tu favor.

5. Presta Especial Atención a la Composición

La composición es siempre vital en fotografía. Pero debes pensar que en blanco y negro no puedes jugar con los colores para poder guiar al ojo y centrar la atención. Por eso, una buena composición es fundamental en b/n.

Las formas, tonos y texturas, siempre muy importantes, tienen una trascendencia vital en fotografías en blanco y negro. No te olvides tampoco de jugar con las sombras y las luces para dirigir la mirada de quien observa la fotografía hacia un lugar concreto de la composición.

6. Juega con el Contraste, las Formas y las Texturas

foto por Spiros Vathis (licencia CC)

Como te decía, una forma de lograr mejores composiciones en fotografías en blanco y negro es prestar especial atención a al contraste tonal, las formas y las texturas.

  • Contraste tonal. En una fotografía en color podemos buscar colores complementarios para hacer más atractiva nuestra imagen, pero si ésta es en blanco y negro, con lo que deberemos jugar es con el contraste entre los diferentes tonos de blanco, negro o gris. Un buen punto de partida es buscar composiciones en las que aparecen puntos negros y blancos muy fuertes, conseguidos gracias a la iluminación que reciben los elementos que aparecen en la escena y a los ajustes de exposición de la fotografía.
  • Formas. Jugar con las formas simples como las líneas, puede ayudarnos a lograr imágenes de lo más impactantes. Buscando el ángulo adecuado, por ejemplo en fotografía de arquitectura, nuestra composición tendrá fuerza y llamará la atención de quien la observa.
  • Texturas. Capturando detalles y texturas conseguiremos darle más profundidad a nuestras fotografías, y generar más interés hacia ellas. Para lograr captar un mayor grado de texturas lo ideal es utilizar una luz lateral dura, ya sea natural o la luz artificial de un flash externo, por ejemplo; o luz de fondo.

7. Incluye Blancos y Negros Puros en la Composición

foto por Simon & His Camera (licencia CC)

Es importante que cuando escojamos una composición, en la medida de lo posible, ésta incluya un blanco pura y un negro puro.

Si realizas la conversión a blanco y negro en edición, procura prestar atención al histograma. Dependiendo de la fotografía, el negro presente en la toma podrá corresponderse con una mayor región o menor. Pero, para darle la mayor profundidad posible, es recomendable que la foto tenga algo de negro puro. Si no, sería una foto en blanco y gris.

histogramaPor otro lado, el blanco no puede faltar tampoco. De la misma manera que sucede con el negro, también es recomendable que tu foto tenga una región en blanco puro. Así que vigila el histograma y procura que, una vez convertida, el área de brillos se extienda de un extremo al otro.

 

8. Prueba con Exposiciones Largas

¿Te has planteado hacer fotografía de larga exposición en blanco y negro? Los resultados pueden ser sorprendentes, especialmente si incluimos nubes o agua en movimiento en la composición. Además de mejorar el contraste tonal de la escena, conseguiremos destacar el motivo fotográfico estático que aparezca.

foto por G Crouch (licencia CC)

9. No Conviertas a B/N una Foto Mal Expuesta

En ocasiones para tratar de “arreglar” una foto mal expuesta podemos caer en el error de que si la convertimos en blanco y negro mejorará. La conversión a blanco y negro no tiene que servirnos para tapar fallos o defectos derivados de una mala exposición. 

Si cuentas con fotografías subexpuestas y quieres ver qué tal quedarían en blanco y negro, te darás cuenta de que, en la mayoría de los casos, el resultado no va a ser bueno. Sin embargo, si una foto está expuesta de forma adecuada y la convertimos a blanco y negro, veremos cómo el resultado sigue siendo bueno, o incluso mejor si la composición y la temática se prestan al monocromo.

10. Revela Tus Imágenes en Blanco y Negro

foto por Phil Newberry (licencia CC)

Como te decía al principio, lo ideal es que dispares tu fotografía en color y sea en edición donde hagas la conversión a blanco y negro para conseguir tener un mayor control sobre los ajustes. ¿Pero cómo debes hacer dicha conversión? Existen diferentes métodos de conversión que te darán resultados diferentes.

Es importante que procures no convertir la imagen al modo escala de grises en Photoshop. De la misma manera que no es recomendable usar el modo b/n de la cámara, tampoco es recomendable convertir usando el modo escala de grises en Photoshop. En este modo, se pierde mucha información en la fotografía y, además, suele ser una de los métodos de conversión menos jugosos en lo que a resultado final se refiere.

Te indico a continuación algunos métodos destacados para hacer nuestras conversiones a blanco y negro, junto con los tutoriales para conseguirlos, tanto en Photoshop como en Lightroom:

Recuerda, además, que en Lightroom lo tienes muy fácil porque trae una buena colección de ajustes de revelado para la conversión a blanco y negro y monocromo.

Además, también puedes probar el plug-in Silver Efex Pro 2. Este plug-in nos ayudará a conseguir un revelado en blanco y negro con resultados realmente impresionantes. En éste artículo te lo contábamos todo sobre él.

 11. No te Olvides de Jugar con un Poquito de Color

Tengo en la memoria fotos en sepia que son absolutamente fabulosas. Ya que has dado el salto a blanco y negro ¿qué tal si experimentas con un poco de color? Si todavía no has jugado con los virados, no dejes de darte una vuelta por este artículo

El Mundo del Blanco y Negro es Apasionante ¿A Qué Esperas para Probarlo?

Si todavía no te has metido de lleno en el mundo del blanco y negro y la fotografía monocromo, este puede ser un buen momento para comenzar. ¿Por qué no lo intentas?

Fotografía de portada por Barbara Asboth (licencia CC)

 

 

 

Fuentes.: dzoom