LOS SINDICATOS MAYORITARIOS TOMAN LA PALABRA EL 1º DE MAYO DÍA DE LOS TRABAJADORES

CCOO y UGT celebran el Día Internacional de los Trabajadores destacando los logros sociolaborales alcanzados a través del diálogo social, que han supuesto conquistar derechos y mejorar la vida de los trabajadores. Ambas organizaciones expresan su compromiso de seguir trabajando para lograr más y mejores derechos.

Además, expresan su solidaridad internacional y compromiso con la paz. Por ello, denuncian la persistencia del conflicto bélico provocado por la invasión ilegítima de Rusia a Ucrania en febrero de 2022, conflicto que los sindicatos rechazan categóricamente.

El conflicto ha tenido un coste humano y se ha convertido en una nueva fuente de tensiones geopolíticas globales, lo que ha incidido de manera decisiva en el aumento de los precios por el aumento del suministro energético, de alimentos y de materias primas dentro de la Unión Europea.

Sin embargo, la crisis de la inflación no ha sido provocada únicamente por efectos externos. La suba de los precios también ha venido determinada por el exceso de beneficios empresariales. Las empresas han trasladado el coste de las subidas del precio de la energía al precio final de los bienes y servicios, especialmente de primera necesidad, para mantener sus márgenes de beneficio, por lo que los efectos de esta crisis recaen sobre la mayoría de la sociedad y afectan a las poblaciones más vulnerables.

La respuesta pública al aumento de los precios ha sido significativa, pero aún muestra importantes limitaciones para abordar el deterioro de los ingresos reales de millones de personas. Por lo tanto, es necesario evaluar las medidas implementadas y sus efectos reales para fortalecerlas y hacerlas más efectivas, ya que no siempre han tenido las consecuencias deseadas. Por ejemplo, las rebajas del IVA casi no han tenido efecto en la contención de precios, o las dificultades para hacer llegar las políticas de protección social más innovadoras a quienes más las necesitan.

Los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y UGT y CCOO sobre pensiones y salario mínimo protegen los ingresos de aproximadamente 13 millones de personas.

El poder adquisitivo de más de 10 millones de pensionistas se ha mantenido con un incremento del 8,5%, junto con una subida del 8% del salario mínimo este año, que ya acumula un incremento del 47% durante la legislatura y mejorará la vida de unos 2 millones trabajadores. Fijar el Salario Mínimo en 15.120 euros anuales lo sitúa en la senda de la Carta Social Europea, por lo que representa el 60% del salario medio del país.

También se han incrementado las prestaciones por desempleo, tanto contributivas como asistenciales. Este conjunto de medidas ha contribuido de manera decisiva a la lucha contra la pobreza y la desigualdad social y ha reducido la brecha salarial de género.

Durante la crisis de la inflación, aunque se modere, seguirá siendo alta. Se espera que la inflación subyacente o estructural sea superior a la tasa de inflación general, lo que demuestra la importancia decisiva de la atribución de los costes de las empresas a los precios de consumo. Por lo tanto, para los sindicatos, el enfoque en los aumentos salariales es la demanda central en la negociación colectiva.

Se necesitan salarios dignos que crezcan en parámetros equivalentes a la inflación, garantizando el poder adquisitivo. Por ello, la cláusula de garantía salarial es imprescindible. Hay que negociar miles de convenios colectivos en 2023, y los sindicatos intentarán hacerlo bajo el paraguas del V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC). Este es un acuerdo bipartito que pretende fomentar la negociación colectiva, mejorar la calidad del empleo y aumentar la productividad en las empresas. Es fundamental que se siga desarrollando y fortaleciendo este acuerdo para conseguir que los trabajadores y las trabajadoras tengan mejores condiciones laborales y salariales.

Además, es importante tener en cuenta la importancia del diálogo social y la participación de los sindicatos en la toma de decisiones. La voz de los trabajadores y trabajadoras debe ser escuchada y tenida en cuenta en todas las políticas públicas relacionadas con el empleo y la economía.

En resumen, en este 1º de Mayo, desde los sindicatos CCOO y UGT, reivindicamos las conquistas sociales y laborales conseguidas a través del diálogo social, al tiempo que mostramos nuestra solidaridad internacional y nuestro compromiso con la paz. Denunciamos la invasión ilegítima de Rusia sobre Ucrania y sus consecuencias sobre la economía europea. Asimismo, destacamos la importancia de desarrollar y fortalecer la negociación colectiva y el V Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva para conseguir mejores condiciones laborales y salariales para los trabajadores y las trabajadoras. En definitiva, las personas deben estar en el centro de todas las políticas públicas y económicas, garantizando sus derechos y mejorando su calidad de vida.

Crónica y vídeo: Alberto Carrillo / AFPRESS

Fotografías: Paco Ciclón / AFPRESS

 

Translate »