COVID-19 | Alemania negociará un contrato bilateral para comprar la vacuna rusa Sputnik V

La adquisición de dicha vacuna solo se iniciaría si la Agencia Europea del Medicamento (EMA) la autoriza, aunque la Comisión Europea no se muestra muy receptiva para abrir conversaciones con Rusia

Alemania ha tomado la determinación de negociar un contrato bilateral con Rusia para adquirir la vacuna rusa Sputnik V. El país alemán lleva semanas intentando que la Comisión Europea negocie de forma centralizada un acuerdo con Moscú para que el preparado ruso se distribuya en los veintisiete países de la Unión Europea en relación a la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

A pesar de la iniciativa, Bruselas no ha mostrado interés y ni siquiera ha iniciado lo que se suele llamar “conversaciones exploratorias”. Sin embargo, el Ejecutivo comunitario da vía libre para que los países que estén interesados adquieran fármacos que no tenga en su cartera.

Alemania no va a ser el primer país en tomar la delantera para adquirir la vacuna rusa, si las negociaciones pertinentes acaban dando sus frutos. Jens Spahn, el ministro de Sanidad de Alemania, precisó que su país no pretende autorizar la vacuna unilateralmente, a diferencia de Eslovaquia o Hungría, sino esperar a que la EMA la apruebe para toda Europa.

Spahn aseguró a sus homólogos de la Unión Europea en la reunión que mantuvieron el miércoles que Alemania está dispuesta a negociar “de forma bilateral” con Rusia, según adelantó la agencia Reuters. Es por ello, que el anuncio no ha pillado de sorpresa a la Comisión Europea, que hasta ahora no ha mostrado interés por negociar con el fabricante ruso. “Por ahora no hay conversaciones entre la UE y el productor de Sputnik V. Sin embargo, tanto los países como la Comisión pueden decidir todos juntos en cualquier momento ampliar la cartera actual de vacunas”, sostuvo el portavoz comunitario.

Asimismo, la Comisión ha recordado que otros países ya han adquirido vacunas por su cuenta mediante procedimientos de emergencia. Hungría por ejemplo ya administra dosis de la china Sinopharm. Sin embargo, Alemania puede ser el precedente que, de paso a otros países para seguir su ejemplo, en especial ahora que muchos de ellos hayan restringido el uso del medicamento AstraZeneca por los trombos que la EMA certificó que puede provocar en algunas ocasiones.

El portavoz jefe de la Comisión Europea, Eric Mamer afirmaba que: “Nosotros tenemos una estrategia europea de vacunación que está basada en acuerdos con un cierto número de empresas que han sido identificadas. El hecho de que los estados miembros decidan comprar otras vacunas ya ha sucedido como ha sido el caso de Hungría. Eso no significa el fin de la estrategia europea de vacunación”.

El ministro alemán advirtió que antes de hacerse con las dosis de Sputnik, Moscú “debe suministrar los datos” necesarios a la EMA para que esta pueda aprobar la vacuna, y precisó que en primer lugar Rusia tiene que especificar qué número de dosis puede entregar y en qué fecha.

Hasta el momento, la capacidad de producción de la Sputnik V ha sido bastante limitada en cuánto a su número de dosis y las autoridades rusas han buscado acuerdos con plantas farmacéuticas para ampliarla en Europa. Está previsto que las entregas de vacunas pertenecientes a la cartera de compra centralizada de la UE se multipliquen en el segundo y tercer trimestre, por lo que la llegada de Sputnik solo influiría en la campaña de vacunación si Rusia facilitara las dosis en los próximos “cuatro o cinco meses”, señalaba Spahn.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: EFE, Reuters, Afp, Mahmud Turkia y Michael Kappeler