CINE Y LITERATURA |LA FUENTE DE LAS MUJERES

Película del año 2011, adaptación libre de “Lisístrata” de Aristófanes, coproducida entre Francia, Bélgica e Italia, dirigida por Radu Mihaileanu e interpretada por Hafsia Herzi, Leïla Bekhti, Sabrina Ouazani, Malek Akhmiss, Saad Tsouli, Hiam Abbass y Biyouna entre otros actores.

La película trata de un grupo de mujeres de una aldea, situada entre el Norte de áfrica y Oriente Medio, golpeada por la sequía, que debido a la carencia de agua corriente en las viviendas, deben recoger agua para las tareas domésticas en una fuente distante en lo alto de la montaña en condiciones muy penosas a causa de los caminos pedregosos, tortuosos e intransitables, del peso de los baldes de agua soportados sobre los hombros y de la consciencia de injusticia sentida por las mujeres.

Los hombres del lugar se han plegado a los cambios, han abandonado sus ocupaciones tradicionales caza, agricultura, caravanas comerciales, para depender de los subsidios y del dinero del turista e invierten su tiempo en fumar y conversar, mientras que la carga de la tradición y del trabajo duro recae sobre las espaldas de las mujeres.

En la película sobresale el personaje femenino de Leila, que lidera a las mujeres del pueblo para revertir esta situación. Leila propone a las aldeanas realizar una huelga de sexo, en la que las mujeres se negarán a mantener relaciones sexuales con los hombres, hasta que los varones del pueblo posibiliten la canalización del agua hasta la aldea mediante una tubería.

Con el Islam, la religión monoteísta surgida más recientemente, concretamente en el siglo VII d.c. la mujer adquiere por primera vez derechos hereditarios, pasando de la condición de objeto(propiedad del padre o del marido) a convertirse en sujeto con derechos económicos. En aquel tiempo ni las judías ni las cristianas heredaban nada. Resulta lamentable por tanto que el Islam precisamente, en lo que respecta a la situación de la mujer, se haya quedado detenido en el tiempo, ya que mientras el proceso de industrialización ha acelerado la separación entre iglesia y estado en el orbe occidental, (separación que ya estaba prevista en el cristianismo “Al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios), esta división no se ha producido en los países situados en la órbita del Islam.

“La fuente de las mujeres”, película en la que se dirime el conflicto entre tradición y modernidad, constituye un relato coral y melodramático sobre la condición femenina en los países islámicos, que se erige en un canto a la solidaridad entre mujeres y al empoderamiento femenino. Esta obra también deviene en un vehículo propagandístico de la visión occidental sobre la modernización y de las ventajas que esta comporta.

TRAILER

Crónica: Beatriz Recio Inés

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.