La Policía Nacional desarticula un grupo organizado que estaría dedicado a la venta al por mayor de marihuana desde Granada hasta Países del Este de Europa

Un trailer interceptado en la A-92 transportando marihuana
  • La Operación Djalminha-Croma la han desarrollado conjuntamente agentes de las Comisarías de Motril en Granada y Alicante. Han sido detenidos tres varones, dos de ellos españoles y otro de nacionalidad serbia como presuntos autores de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas y municiones
  • En la primera fase de la operación se ha intervenido un camión de transporte internacional con matrícula de la República Checa con 84,4 kilogramos de cogollos de marihuana envasados al vacío, ocultos en el deposito de combustible inutilizado, además de 815 euros en efectivo
  • La segunda fase se ha desarrollado en Atarfe (Granada) donde se ha practicado un registro en una vivienda en la que se han intervenido 13,5 kilos de cogollos de marihuana, un subfusil semiautomático con silenciador y una pistola con cargadores municionados, una ballesta y 2.100 euros. Y otro registro en una nave industrial donde se han incautado de 34 kilos de cogollos de marihuana envasados al vacío

27-noviembre-2016.- Agentes de la Policía Nacional de las Comisarías de Motril y Alicante han llevado a cabo la Operación Djalminha-Croma en la que han desarticulado un grupo organizado que estaría dedicado al tráfico internacional de marihuana entre Granada, lugar de producción de la droga  y los Países del Este de Europa. En la operación, desarrollada en dos fases, han resultado detenidos tres varones, dos de ellos de nacionalidad española de 30 y 53 años con antecedentes policiales y el tercero de nacionalidad serbia de 42 años sin antecedentes previos. Han sido intervenidos un trailer, conducido por el nacional serbio, con 84,4 kilogramos de cogollos de marihuana envasados al vacío, ocultos en el depósito de combustible y 815 euros y en dos registros efectuados en una vivienda y una nave industrial de Atarfe, 13,5 kilos de cogollos más de marihuana, un subfusil semiautomático con silenciador y una pistola con cargadores municionados, una ballesta y 2.915 euros. En otro registro en una nave industrial se han incautado de 34 kilos de cogollos de marihuana envasados al vacío.

El operativo se inició el pasado mes de agosto cuando policías de los Grupos de Estupefacientes de las Comisarías de Motril en Granada y Alicante compartieron cierta información sobre las investigaciones que ambos estaban desarrollando relacionadas con la producción a gran escala de marihuana en la provincia de Granada y su posterior exportación a países del Este.

Las gestiones habrían venido a confirmar la existencia de un grupo organizado dotado de una estructura perfectamente establecida y un reparto de roles entre sus miembros, que abarcaría desde el cultivo y elaboración  de cannabis sativa, incluida la compra de plantaciones a otros productores, hasta el tráfico internacional de la droga destinado a abastecer el mercado europeo con la venta a miembros del grupo radicados en Países del Este, pasando por el transporte de la sustancia por vía terrestre desde su origen en la provincia de Granada.

84,4 kilos de cogollos de marihuana en el depósito de combustible de un trailer

Fruto de los dispositivos establecidos, el pasado día 18 los agentes observaron un incremento de actividad en los lugares donde habían centrado sus pesquisas, una vivienda y una nave situadas en la localidad granadina de Atarfe y su polígono industrial que les llevó a seguir al conductor de un camión de transporte internacional con matrícula de la República Checa por la Autovía A-92, el cual fue interceptado durante una parada en la localidad de Beas de Granada. Los policías hallaron ocultas en el interior de un depósito de combustible inutilizado 78 bolsas termoselladas al vacío que sumaron un peso de 84,4 kilos de cogollos de marihuana y detuvieron a su conductor a quien requisaron 815 euros en efectivo.

Registros en una vivienda y una nave en un polígono industrial de Atarfe

En una segunda fase de la operación desarrollada al día siguiente, 19, los policías intervinieron en la citada vivienda 13,5 kilos de cogollos de marihuana, un subfusil semiautomático con silenciador y una pistola con cargadores municionados, una ballesta y 2.100 euros. Allí detuvieron a dos varones de nacionalidad española quienes serían los encargados de cultivar y comprar sus cosechas a otros productores, así como prepararla para su envío internacional. Un segundo registro se realizó en la nave en la que se incautaron de 34 kilos más de cogollos de marihuana envasados al vacío.