El resultado del control policial en la Comunidad Valenciana son 64 personas detenidas, 7.509 denuncias y 47.806 vehículos interceptados en los últimos cinco días

Gabriela Bravo apela a la responsabilidad de la ciudadanía «en estos días de vacaciones pese al confinamiento» porque «cada minuto en casa salva vidas»
La consellera de Justicia e Interior destaca que las fuerzas de seguridad local intensificarán los controles «para servir y proteger desde la proximidad»


Las diferentes policías locales de la Comunitat Valenciana han llevado a cabo la detención de 64 personas, identificado a otras 47.071, interpuesto 7.509 denuncias e interceptado 47.806 vehículos, en tan solo cinco días, del 3 al 8 de abril, por vulnerar las normas de confinamiento decretadas para luchar contra la propagación de COVID-19.

Estos datos han sido analizados este jueves en la reunión, por videoconferencia, que ha mantenido la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, con responsables de la Policía Local de los municipios de gran población y, posteriormente, en el encuentro diario que la consellera mantiene con la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero.

Un total de 258 ayuntamientos de la Comunitat Valenciana cuentan con corporaciones de seguridad local que, mientras dure este periodo excepcional, están bajo la coordinación del Centro de Coordinación de Policía Local (CEPOL). En total, cuentan con una plantilla de 8.720 agentes, entre los 4.450 de la provincia de Valencia; los 3.251 de la de Alicante y los 1.019 de Castellón.

Tal y como ha destacado la consellera, «estos hombres y mujeres están haciendo una gran labor, en colaboración y coordinación con la Policía Nacional y la Guardia Civil para garantizar que se cumplen las medidas de protección por el bien de todos».