La Gran Fiesta de las Fallas de Valencia

Más de setecientas fallas inundarán las calles de Valencia estos días. Y esto quiere decir también pólvora, charangas, luces, gente en la calle y buñuelos con chocolate. Y -no hay que esconderse hoy- también serán días de desmadre de tráfico, con muchas calles cortadas y aglomeraciones.

¿Cuáles son las fallas que no puede pasar por alto?

Hay tantas fallas para visitar, que la recomendación mejor y primera es que haga un recorrido por aquellos monumentos que os haga gracia de ver. No puede pasar por alto las fallas más espectaculares, que son las de la Sección Especial , que encontrará detalladas en este mapa.

En total son nueve fallas,  Este año no te puedes perder la falla Antiga de Campanar que se ha llevado el primer premio de la Sección Especial.

 Las fallas municipales situadas en la plaza del Ayuntamiento. La falla grande ha sido diseñada por segundo año consecutivo por los artistas falleros José Latorre y Gabriel Sanz . Después de la experiencia tan gratificante de 2018, este año han trabajado con los artistas urbanos valencianos PichiAvoLa creación es una falla clásica pero con una cobertura muy moderna. Hace una semana que plantan la falla del ayuntamiento. Precisamente, estos días se ha podido ver los PichiAvo como la complementaban con un gran mural de graffitis.

La falla infantil municipal se titula ‘Paradetes de flores número 14’ y ha sido diseñada por el dúo Jefe de Lieja, formado por Ariadna González y Xavier Güere. El propósito es hacer un homenaje a los puestos de flores típicas. Además, los creadores han hecho una falla interactiva, por lo que los visitantes podrán interactuar con el olfato, el oído y la vista.

 

Las fallas alternativas

Las Fallas Populares y combativa son una propuesta nacida en 2002 en el distrito de Ciutat Vella, gracias al trabajo conjunto de varios colectivos de la ciudad. Con los años, ha ido consolidándose como una alternativa a las fallas oficiales, con el objetivo de disfrutar de la fiesta fallera, pero recuperando la calle y la cultura libre y popular. Es una manera de volver al espíritu popular de las fallas. Es otra visión, en la que lo más importante no son los monumentos sino la gente y la fiesta.

Por sexto año consecutivo Fallas Populares y combativa lanza un videoclip para celebrar las fallas. Este año el grupo Frida canta a la justicia en forma de trap. ‘Crema todo’ es el título de esta pieza musical llena de contenido reivindicativo y protesta social.

 

‘Mascletà’

Desde el 1 de marzo la ciudad se tambalea con la mascletà , que se hace cada día a las dos de la tarde en la plaza del Ayuntamiento de Valencia. Es un concierto de explosiones acompañado de olor a pólvora. Hay que ir mucho rato antes para poder vivirla desde la plaza, y cuanto más cerca mejor, siempre respetando las distancias de seguridad. Se recomienda ponerse de espaldas a la dirección del viento para evitar el humo y los papelitos de los petardos. Dura unos cinco o siete minutos y una vuelta ha terminado hay mucha paciencia para salir de la plaza.

 

El espectáculo comienza cuando la fallera mayor de Valencia da la orden al pirotécnico. ‘Señor pirotécnico, puede comenzar la mascletà ‘, es la señal.

 

calles iluminadas

Muchas fallas engalanan el espacio con iluminación de todo tipo. Es una moda que se ha consolidado con los años. Este año la ganadora ha sido la Falla de Cuba – Puerto Rico. El segundo premio se lo ha llevado la Falla Sueca – Literato Azorín, y el tercero la Falla Cádiz – los Centellets.

Pero este año hay cambios. Sólo la falla Cuba – Literato Azorín mantiene el espectáculo de luz típico, porque la junta de seguridad de las Fallas ha suspendido el espectáculo tradicional de luces en el barrio de Ruzafa.

Fuegos artificiales

Desde el 16 hasta el 18 de marzo, el cielo de Valencia se llena de luz y de color cada noche, con unos fuegos artificiales impresionantes. El mejor lugar para verlos es el paseo de la Alameda, donde se concentra la gran multitud de gente, pero también se puede ver de cualquier puente del río. Hay que ir temprano para conseguir un buen lugar.

El día más especial es el lunes 18, cuando se hace la Nit del Foc , que comienza a la 1.30. Se pueden ver los castillos más espectaculares y largos. Este año se encargará la Pirotécnica Caballer , que también tirará la mascletà de San José y el espectáculo pirotécnico que inaugurará las fallas.

El 16 de marzo, la Pirotécnica Vulcano tirará por primera vez un castillo por las fallas. Será el punto de medianoche. El 17 de marzo el castillo será la 1.00.

Ofrenda de flores

El 17 y el 18 de marzo, los falleros hacen la ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados, patrona de Valencia. Todas las comisiones de su casa en la plaza de la Virgen para entregarle un ramo. Deben hacerse muchas horas de cola. Con los ramos, se hace un tapiz impresionado, de quince metros, justo ante la basílica. Una vez finalizado, es expuesto para que todos puedan ver.

 

La Cabalgata del Fuego

Uno de los actos más desconocidos por los turistas es la Cabalgata del Fuego , que a partir de las siete de la tarde recorre las calles de Ruzafa y Colón hasta llegar a la Puerta de la Mar. Representa la exaltación del fuego, justo antes de la cremà . Es la mezcla perfecta de fuego y fiesta. Hay carrozas, mecanismos de fuego gigantes, pólvora, música …

 

La ‘cremà’        

Es el punto final de la semana fallera. Las primeras fallas que se queman son las infantiles, a las diez de la noche. La falla infantil ganadora del concurso es especial y por eso se quema media hora más tarde que el resto. A las once es el turno de la falla infantil de la plaza del Ayuntamiento.

 

Después tocan los monumentos grandes. Se sigue el mismo sistema. A medianoche se queman todas las fallas, excepto la ganadora, que se quema media hora más tarde. La última es la del ayuntamiento, que se enciende después de un gran castillo de fuegos artificiales, hacia la una. Ver quemar tres fallas es muy complicado. Es recomendable ir con tiempo a alguna de cerca del ayuntamiento -como la del convento de Jerusalén o la de la plaza del Pilar-, ver todo el proceso de la quema y luego ir hacia la plaza del Ayuntamiento. Suele haber mucha gente; tanta, que a veces se hace difícil de ver quemar la falla.

 

Es una noche de contradicciones para los falleros: fiesta y alegría se mezclan con la pena porque las fiestas ya se acaban. Es normal de ver caer alguna lágrima mientras se queman las fallas, sobre todo a las falleras mayores, que terminan su reinado.

¿Qué podemos hacer de noche?

Las Fallas no se entienden sin las noches de fiesta. Las calles de Valencia se llenan de multitud de orquestas y discomóviles que animan el ambiente de todas las comisiones falleras. Todo el mundo es bienvenido.

¿Qué se puede comer?

La paella es la comida típica de Valencia. Y, naturalmente, por las Fallas no puede faltar. El concurso de paellas es todo un clásico. Todas las comisiones falleras de la ciudad organizan alguna. Si va con grupo, puede apuntar a uno de los concursos y pasar un rato inolvidable. En estos casos, es importante participar y no ganar. Si cocinar no te gusta, hay muchas comisiones que hacen sartenes enormes y hay invitan al vecindario.

Ahora, nada más llegar a Valencia verás que para la ciudad hay muchos lugares donde venden buñuelos, churros y chocolate a todas horas. Cualquier momento del día es bueno para comer. No puede irse en Valencia sin haber probado los buñuelos de calabaza típicos de estas fechas.

Y para cenar? Es corriente de hacerse un bocadillo y ir a comérselo en algún casal fallero. Una de las novedades de estos últimos años son las calçotades, que ya han arraigado y no faltan en ninguna comisión.

.

 

 

 

 

Fuentes y fotos.:  VilaWeb