Los bomberos en huelga de hambre mantienen la esperanza en solución conflicto

Castellón, 2 oct (EFE).- Los dos bomberos forestales que iniciaron este lunes una huelga de hambre en Castellón para exigir que se regularice ya el incremento salarial por un incremento de funciones se encuentran «bien» y «animados» y esperanzados en que el conflicto con Hacienda se resuelva en breve.

Dionís Montesinos, uno de los huelguistas, ha comentado a Efe que estarían mejor «en nuestra casa o trabajando» pero, como dijo Blasco Ibáñez, «hay dos fuerzas que nos mantienen vivos, una es el olvido y otra la esperanza, y en este caso estamos motivados por la esperanza».

Durante esta mañana un equipo sanitario se desplazará a la Plaza Mayor de Castellón para realizar un seguimiento de la salud de estos dos bomberos, que han iniciado una recogida de firmas y han recibido el apoyo de la alcaldesa, Amparo Marco, concejales, el senador de Compromís Carles Mulet y vecinos de la ciudad.

Según han informado fuentes de este colectivo de bomberos, en la reunión que mantuvieron este lunes representantes de los trabajadores con el director general de Emergencias, José María Ángel, se reiteró que esta semana se autorizará el incremento salarial y que el president de la Generalitat, Ximo Puig, tiene previsto tratar esta cuestión en la reunión prevista para este miércoles con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Ya se ha comunicado a Tragsa que la encomienda de los brigadas termina el 30 de noviembre y, por tanto, la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias debería asumir a los bomberos forestales el 1 de diciembre tras el cese de la contratación en la empresa pública.

Desde el 1 de enero los bomberos forestales están desarrollando sus nuevas funciones en la emergencia de la Comunitat Valenciana, y el Ministerio de Hacienda tiene que autorizar el incremento salarial correspondiente, así como el reconocimiento de la segunda actividad para los mayores de 60 años.

De esta manera, el servicio de bomberos forestales pasará a depender de forma directa de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, dependiente de la Generalitat.

En apoyo a la huelga de hambre de los dos bomberos en Castelló, una docena de forestales ha acampado esta noche en la Plaza del Ayuntamiento de València, una acción que decidirán cómo repetir esta semana para que tenga una mayor visibilidad.

 

 

 

Photograph 1:
Dos bomberos forestales de la empresa Tragsa contratada por la Generalitat se han declarado en huelga de hambre en el marco de las reivindicaciones laborales que el colectivo de bomberos forestales está llevando a cabo frente a la administración. En la imagen, Dionís Montesinos y José M. León (i), en el campamento que tienen instalado en la plaza Mayor de Castellón. EFE