Quirónsalud Valencia abre la primera unidad privada de obesidad adolescente

València, 13 sep (EFE).- El hospital Quirónsalud València ha puesto en marcha la primera Unidad de la Obesidad del Adolescente de la sanidad privada valenciana, formada por un equipo multidisciplinar con médicos especializados en obesidad en la infancia y adolescencia.

En la unidad trabajarán expertos en nutrición, psicología, endocrinología, ciencias del deporte y cirugía bariátrica y metabólica, para dar una respuesta al reto de la obesidad en la infancia y la adolescencia en todos sus grados, así como resolver las graves enfermedades asociadas al sobrepeso y mejorar la calidad de vida del adolescente, informa el hospital en un comunicado.

«En la actualidad dos de cada diez adolescentes son obesos, pero lo más preocupante es su aumento», según ha informado el doctor Carlos Sala, cirujano bariátrico y jefe de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud Valencia, quien advierte de que «la cifra de adolescentes obesos se ha duplicado desde la década de los ochenta y con ella el número de enfermedades asociadas que presentan estos jóvenes».

El especialista señala además que el adolescente obeso presenta un riesgo de mortalidad cardiovascular entre tres a cinco veces mayor cuando llega a los 50 años, y que en la diabetes tipo 2 las células Beta del páncreas se consumen cuatro veces más rápido que en un adulto, lo que ocasiona lesiones en el riñón, en la retina y en los nervios periféricos de forma más precoz a los cinco años de su inicio.

Destaca además que un tercio de los adolescentes obesos presentan Síndrome de Apnea del Sueño y un mayor del riesgo de sufrir un cáncer de colon, mama y ovario, entre otros, en la edad adulta joven.

En esta nueva unidad, el adolescente obeso será tratado por nutricionistas, psicólogos y especialistas en medicina deportiva con el objetivo de reconducir al adolescente hacía unos nuevos hábitos saludables en lo que a nutrición y actividad física diaria se refiere, añaden las mismas fuentes.

Tras un periodo de seis a doce meses se evaluará la respuesta en cuanto a pérdida de peso y remisión de enfermedades asociadas, indicando el tratamiento quirúrgico en los casos insatisfactorios.

Sala explica además que «los adolescentes que transcurrido ese periodo no han logrado alcanzar la pérdida de peso óptima deberían recurrir a la cirugía», y la técnica quirúrgica más indicada en estos casos es la gastrectomía vertical laparóscopica.

Esta técnica «mínimamente invasiva», indica el especialista, «consigue una mayor pérdida de peso que otras técnicas, pero con un menor riesgo y una mejor absorción del hierro, calcio y otros nutrientes necesarios en la etapa de crecimiento del adolescente», y el paciente es dado de alta a las cuarenta y ocho horas.

«En comparación con los adultos», concluye Sala, «la cirugía bariátrica en los adolescentes consigue una mayor pérdida de peso, más perdurable en el tiempo, con menor número de complicaciones, y con mayor tasa de resolución de las enfermedades asociadas, es decir, mejor respuesta metabólica»

 

 

 

 

 

 

Photograph 1¡: Imagen de unos jóvenes con sobrepeso. EFE/Archivo