El Ayuntamiento de Orihuela se opone a la instalación de una central fotovoltaica junto al núcleo de la pedanía de Torremendo

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, acompañado por los concejales de Desarrollo Rural, Víctor Valverde, de Patrimonio, Rafael Almagro y la pedánea de Torremendo, Sonia Bautista, ha dado a conocer su oposición y la presentación de alegaciones, ante la Dirección Territorial de Industria, por la construcción de una central fotovoltaica y su infraestructura de evacuación en la pedanía oriolana de Torremendo.

Esta instalación, que ocupará una superficie de 361.236 m², dividida en tres partes, “atenta contra la pedanía y su territorio, ahoga al núcleo urbano y al PERI que está en desarrollo, principalmente en la zona del colegio que vería imposible una futura ampliación. Al mismo tiempo, va en contra de la evaluación paisajística que se ha hecho sobre el proyecto, que está sesgado, al no tener en cuenta varios aspectos que convierte a la pedanía en un mar de espejos”, ha explicado Víctor Valverde

El concejal de Desarrollo Rural considera que esta planta no es lo más apropiado para Torremendo que además es una pedanía de las más alejadas del centro de la ciudad y que en poco tiempo puede tener problemas de despoblación. “La tenemos que mimar y dotar de infraestructuras pero no de este tipo”, ha señalado el edil.

Por su parte, la pedánea de Torremendo ha expresado la preocupación e inquietud que están viviendo en la pedanía por esta construcción y ha dejado claro que no están en contra de las plantas solares pero “no las queremos al lado de nuestras casas, de nuestro colegio y así lo ha manifestado el pueblo entero con las más de 500 firmas que hemos recogido”.

Finalmente, el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana considera que resulta llamativo que cuando nos planteamos atender las necesidades en materia de infraestructuras hidráulicas para recuperarnos de la DANA y evitar que tengamos nuevas inundaciones, se pone encima de la mesa que tenemos que buscar soluciones verdes que no dañen el entorno y “ahora nos presentan este proyecto. ¿No hay otro sitio más que alrededor del pueblo de Torremendo?. Lógicamente hemos buscado el sustento legal para evitar que este proyecto se materialice y provoque daños en el sistema natural de Sierra Escalona, en la flora y en la fauna, que afecte a los tres planes especiales que se están desarrollando e invada calles e incluso el colegio”. Además señala que esta instalación no es acorde al PAT donde en su artículo 59 reconoce que las pedanías forman parte de un hábitat histórico relacionado con la huerta y los sistemas agrarios tradicionales, por lo que debe garantizarse sus condiciones de vida y mejorar su calidad urbana e integración en el paisaje.

Bascuñana quiere dejar claro que desde “este equipo de gobierno vamos a defender el termino municipal de Orihuela y, en este caso de Torremendo. Quiero que sepan que van a tener todo nuestro apoyo para defender los intereses de esta pedanía y esperemos que puedan encontrar otra ubicación más acorde porque estamos a favor de las plantas de energía solar, pero no ahí ni de esa manera”.