La Policía Nacional ha detenido en Alcoy a un menor que hacía uso de ingeniería social para captar víctimas en redes sociales a las que chantajeaba pidiéndoles dinero a cambio de no publicar imágenes suyas de contenido sexual

Delitos cometidos a través de medios telemáticos

  • Para ello usaba un teléfono móvil, dos tablets y un ordenador portátil
  • El detenido se enfrenta a delitos contra la libertad sexual, amenazas, contra la integridad moral y contra la intimidad
  • Los perfiles falsos llegaban a tener más de mil seguidores           

17-enero-2021.- Agentes de la Policía Nacional de Alicante han detenido a un menor, de 16 años de edad, que usaba hasta ocho perfiles distintos de una conocida red social para, a través de ingeniería social, dar credibilidad a que detrás de ellos había quien en ellos se decía, utilizando imágenes de una chica a la que conoció en el pasado.

El grupo de la Policía Nacional especializado en éste tipo de hechos, el Grupo de Delitos Tecnológicos, de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante, siguió el rastro informático hasta dar con el presunto autor de los hechos en Alcoy, lugar donde se produjo la detención. En el registro de su domicilio se intervinieron un teléfono móvil, dos tablets y un ordenador portátil a los que se les sometió a un análisis exhaustivo que desveló que eran desde donde se efectuaba toda la actividad delictiva.

Una de las víctimas fue contactada a través de una conocida red social por una chica joven, atractiva, con varias fotos de perfil, muchos seguidores y seguidos. Tras varios días de conversación en la que la chica le envió fotografías de carácter sexual consiguió ganarse su confianza de la víctima para que él le enviara una fotografía íntima desnuda. Tras este hecho, la víctima descubrió que en realidad se trataba de un varón y, la supuesta chica que en realidad era un varón, comenzó a amenazarle con destrozarle la vida publicando a todos sus contactos la única foto si no hacía lo que le pedía.

La víctima, de 18 años de edad en el momento se producirse los hechos, era obligada a realizar actos de contenido sexual, denigrantes y vejatorios físicos contra su persona ante la cámara durante más de seis horas ante el temor del denunciante de ver cumplidas las amenazas vertidas. Mientras se producía la extorsión, la víctima recibió un mensaje de la verdadera chica de las fotografías enviadas. Ésta creía conocer al autor e intentó mediar para evitar la extorsión, pero no proporcionó los datos del autor porque ella a su vez era también víctima y estaba siendo extorsionada de la misma manera.

Sin embargo, éste hecho no era real. Ambos perfiles eran usados por la misma persona que le estaba extorsionando. El presunto autor se comunicaba con la víctima jugando dos roles, autor de la extorsión y víctima comprensiva, para poder manipular a la verdadera víctima y poder continuar con la extorsión. La víctima, al descubrir el engaño, denunció los hechos ante la Policía Nacional.

La ingeniería social consiste en la creación de personajes ficticios y de su entorno para ganarse la confianza de una víctima a la que consiguen manipular

Los agentes descubrieron que el menor hacía uso de ocho perfiles con nombres y fotos de mujeres para conseguir contenido sexual y denigrante de sus víctimas tras engañarlas. En el curso de la investigación se han podido identificar a cuatro víctimas por hechos de la misma índole y no se descarta que pueda haber más.

El detenido, de nacionalidad española y 17 años de edad en la actualidad, fue puesto a disposición de la Fiscalía Provincial de Menores de Alicante que decretó una prohibición de salida del territorio nacional hasta la celebración del juicio.

La Policía Nacional imparte charlas sobre el uso responsable de las redes sociales

La Policía Nacional, a través de las Delegaciones de Participación Ciudadana, imparte charlas en colegios, institutos y otros organismos, sobre este tipo de hechos dando pautas sobre un uso adecuado de las nuevas tecnologías. A parte de informar a los jóvenes sobre los posibles riesgos de un uso irresponsable de internet, también les indican las recomendaciones a seguir para evitar ser víctimas de delitos telemáticos durante el uso de las redes sociales. Entre los consejos dados, animan a los padres a aprender a utilizar la misma tecnología que usan sus hijos para entender sus riesgos. Del mismo modo enseñan a los menores a crear contraseñas robustas (mínimo ocho caracteres entre números, letras mayúsculas y minúsculas, y símbolos), aceptar sólo solicitudes de amistad de contactos conocidos previa comprobación de su veracidad, mantener siempre tapada la webcam cuando no se utilice, así como no enviar fotografías íntimas ni información personal. Esta información y otros consejos también se encuentra en la página web del Ministerio de Interior.