La Policía Nacional detiene en San Fulgencio a un fugitivo buscado por las autoridades inglesas por un delito contra las personas

  • Al detenido le constaba una Orden Europea de Detención y Extradición dictada por el Reino Unido por un presunto delito de lesiones, amenazas de muerte y daños, hechos ocurridos en el año 2019 y por los que se enfrenta a 15 años de prisión
  • En el momento de su detención, a pesar de que el fugitivo no portaba ningún tipo de documentación, los agentes pudieron identificarlo por uno de sus tatuajes

18-Noviembre-2020.- Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de San Fulgencio (Alicante), a un varón de nacionalidad inglesa y de 34 años de edad, al que le constaba una OEDE (Orden Europea de Detención y Entrega con fines de Extradición) dictada por las autoridades del Reino Unido por un presunto delito contra las personas.

Agentes del Grupo II de Crimen Organizado de Policía Judicial de la Comisaría de Alicante recibieron a través de los cauces de cooperación policial internacional, una información sobre una persona huida de la justicia a la que le constaba una Orden Europea de Detención para Extradición dictada por Reino Unido.

Fruto de la coordinación permanente con los canales de información de la oficina SIRENE, que es la encargada de las comunicaciones entre la justicia de países europeos y la española en materia de extradiciones, los agentes tuvieron conocimiento de que el fugitivo se encontraba oculto en la provincia de Alicante.

Realizadas las primeras investigaciones sobre su paradero, los agentes localizaron su domicilio en la localidad de San Fulgencio, donde se estableció un amplio dispositivo que permitió su detención. En este dispositivo también colaboraron agentes de la Policía Local de San Fulgencio.

En el momento de su detención, a pesar de que el fugitivo no portaba ningún tipo de documentación que acreditara su identidad, los agentes pudieron identificarlo por uno de sus tatuajes ya que tenían conocimiento de ello por las imágenes aportadas por las autoridades inglesas.

Al arrestado se le acusa de un presunto delito de lesiones, amenazas de muerte y daños, hechos ocurridos en el año 2019 en la localidad de South Ockendon, Essex (Reino Unido), cuando presuntamente forzó la puerta de la vivienda en la que vivía su ex pareja y la agredió en la cara y por todo el cuerpo al tiempo que la amenazaba de muerte, pudiendo la victima escapar gracias a la ayuda de un vecino. Por lo que se enfrenta a una pena máxima de 15 años de prisión.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número Cinco de la Audiencia Nacional que será el encargado de tramitar la Orden Europea de Detención.