La Generalitat realiza trabajos de auscultación de vía y desvíos en la red del TRAM d’Alacant

– Los datos se incorporan a un Sistema de Información Georreferenciada que permitirá conocer al detalle el estado e índices de calidad
– La empresa pública está realizando trabajos de consultoría topográfica ferroviaria, levantamiento de la vía e instalaciones

La Generalitat está realizando trabajos de consultoría topográfica ferroviaria, levantamiento de vía e instalaciones de la red del TRAM d’Alacant para disponer, una vez completados, de un Sistema de Información Georreferenciado (SIG).
Esta actuación permite, al igual que se ha hecho en la red de Metrovalencia, que Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) disponga de un control completo de las condiciones de los más de 100 kilómetros de vía de Alicante, con el objetivo de planificar de manera más eficiente las intervenciones de reparación y mantenimiento según el estado de la red.

El presupuesto de estas actuaciones que, por primera vez se realizan en la red de FGV en Alicante, asciende a 781.146,61 euros, IVA incluido. El plazo de ejecución y desarrollo es de cuatro años con una posible prórroga de un año más.

Los trabajos de revisión se realizan fuera del horario comercial del TRAM d’Alacant para no alterar la circulación prevista.

Trabajos previstos

La auscultación geométrica se realiza mediante un carro Krabb, un equipo de medición encarrilado en la vía, que la recorre en su totalidad y obtiene de manera automática los parámetros geométricos, aparte de representar de forma gráfica y georreferenciada todos los datos obtenidos, tales como nivelación, alineación, ancho de vía, alabeos,…

Además se ha incluido auscultaciones dinámicas para obtener los parámetros de confort, así como medir otros indicadores que no afectan a la seguridad pero sí a la comodidad como ruidos y vibraciones, desgastes y ondulaciones en el carril.

Estos datos son analizados desde una plataforma o Sistema de Gestión y Análisis Ferroviario (SIGAF), que permite identificar de manera gráfica y sobre el tramo identificado el estado e índices de calidad de la vía. En caso de obtener valores fuera de tolerancia (según los niveles que define la norma UNE-EN 13848-5) permite planificar y priorizar las actuaciones oportunas, hacer el seguimiento de las mismas y comprobar su realización.

De manera paralela, y gracias a la planificación, se benefician el resto de las infraestructuras de la red, como línea aérea y material móvil, al prolongar su vida útil, y se reducen los desgastes, ruidos, vibraciones y el consumo de energía.

La realización de estos trabajos es consecuencia de la aplicación, por parte de FGV, de nuevos criterios de tolerancia de parámetros de vías ferroviarias que toman como referencia la Norma AENOR UNE-EN 13848-5. Estos indicadores están en consonancia con los niveles que se emplean en otras explotaciones españolas como TMB, Metro Málaga, Euskotren, Ferrocarrils de la Generalitat de Cataluña (FGC), y unificados en ATUC (Asociación de Empresas de Transporte Urbano Colectivo, que incluye autobuses, tranvías y metros).