El fuego en Beneixama quema casi 900 hectáreas y provoca más de 80 desalojos

Los medios terrestres trabajarán toda la noche para tratar de controlar un incendio que a las 22 horas aún no está perimetrado

Incendio forestal en Beneixama. El fuego afecta al término municipal de esta localidad alicantina situada en la comarca del Alt Vinalopó, entre Villena y Bañeres. Esta zona de la Comunitat Valenciana está sufriendo desde las 14.00 horas el paso de unas llamas que ya han afectado a más de 830 hectáreas hasta las 22.00 horas. En el enclave, conocido como La Solana, han trabajado durante las últimas horas decenas de medios terrestres y aéreos para intentar acotar un incendio que aún sigue descontrolado. El amplio dispositivo formado tanto por dotaciones dependientes de la Generalitat Valenciana como del Gobierno, además de equipos de las diputaciones de Alicante y Valencia, seguirá con las labores de extinción durante toda la noche.


Según ha confirmado la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, tras la conclusión de la última reunión de los servicios de emergencias desplazados hasta la zona, el número de desalojados supera los 80 y la previsión es que en las próximas horas, los equipos consigan perimetrar el fuego.

Hasta el momento, se desconocen las causas que han provocado el incendio de Beneixama. Las llamas han recorrido esta zona del municipio a gran velocidad, provocando que en apenas 5 horas arrasaran más de 500 hectáreas. Para explicar la velocidad con la que el fuego ha consumido este enclave de la provincia de Alicante, Bravo ha apuntado a «la topografía, el combustible y el viento». La consellera de Justicia ha indicado que el fuego es de «una magnitud importante», por lo que se ha hecho eco de los diferentes llamamientos de las autoridades locales pidiendo prudencia y que los vecinos no acudan a la zona afectada por las llamas.

Durante la noche, el trabajo solo podrá llevarse a cabo desde la misma superfície de La Solana. Los medios aéreos no volverán a Beneixama hasta primera hora de este martes, por lo que será tarea de los equipos terrestres intentar acotar un fuego que, según ha apuntado la consellera Gabriela Bravo: «No está perimetrado».

La preocupación en el municipio alicantino reside ahora en que las llamas no lleguen a la loma opuesta del barranco quemado. En declaraciones recogidas por À Punt, Vicente Ibáñez, alcalde de Beneixama, ha puntualizado que «hay mucha masa forestal seca» justo en esta zona hasta ahora libre del pasto de las llamas.

Despliegue en la zona

Hasta 13 vehículos aéreos de extinción trabajan contra el fuego y se ha solicitado la incorporación de nuevos aviones y helicópteros a las bases de Cuenca, Guadalajara y Daroca (Zaragoza).

Desde el Ayuntamiento de Banyeres, se ha emitido un mensaje en el que se pide, por previsión y seguridad, a los propietarios de las edificacionessituadas entre la Central Eléctrica de Beneixama y la Venta el Borrego que desalojen las casetas y no intenten acceder hasta el momento en que se les comunique.

Elevadas temperaturas de hasta 35 grados y una humedad relativa por debajo del 30 % crean condiciones muy desfavorables para el control del incendio. El fuego se ha iniciado en una zona de difícil acceso conocida como La Solana.

De hecho, según informa la UME (Unidad Militar de Emergencias), ya han salido poco antes de las 18.00 horas de la base de Bétera efectivos de primera y segunda intervención para sumarse a las tareas de extinción.

En total, a las 18:30 h había movilizados 56 vehículos y equipos de extinción terrestres de las diferentes administraciones (26 de ellos, de la UME), además de 15 aviones y helicópteros, según ha detallado el 112 de la Generalitat.

También se ha cortado la carretera CV-657 en el punto kilométrico 12 del término municipal de Beneixama a consecuencia del fuego, han informado fuentes de la Guardia Civil.

Enaire, el gestor de la navegación aérea en España, ha informado sobre las 17 h de que la columna de humo que genera el incendio de Beneixama llega hasta los 15.000 pies y algunos aviones se desvían para evitarla, aunque no está tendiendo repercusión en las operaciones. Más tarde, desde Bocairent (Valencia) sre ha informado de que la columna de humo ya iba reduciéndose. El humo, según ha informado la Agencia de Meteorología (Aemey) se desplazaba en dirección sureste y pasa por encima de Benidorm y parte de la comarca de la Marina Baja.

Inicio de las operaciones de extinción

En un primer momento se han desplazado a la zona dos medios aéreos de la Generalitat Valenciana, así como dos autobombas, dos unidades de bomberos forestales también de la administración autonómica, así como una dotación de bomberos de la Diputación de Alicante y un coordinador cabo a este paraje de pinos que se veía afectado por el fuego.

.
Fuentes.: lasprovincias.es