El Ayuntamiento de Alicante planta cara al consumo de alcohol en sus calles con la Policía Local que levanta 90 actas esta madrugada por botellón, miccionar, sacar bebidas fuera de los locales y consumir estupefaciente

. La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento informa que en el dispositivo especial organizado este fin de semana para reforzar el control y la vigilancia del botellón la Policía Local de Alicante ha levantado un total de 90 actas por consumir alcohol en la vía pública, miccionar, sacar bebidas fuera de los locales de ocio y consumir de sustancias estupefacientes.

 

La Policía Local de Alicante puso en marcha el operativo el pasado viernes, tal y como anunció el alcalde de Alicante, Luis Barcala, del PP, a principio de esta semana, y desde las 21 horas desplegó un amplio refuerzo policial, distribuidos en 20 puntos de la ciudad, con binomios de agentes que controlan de manera fija y móvil las zonas de ocio para hacer frente al consumo de alcohol en las calles de Alicante, y vigilar los sitios donde se concentran jóvenes en distintos puntos especialmente en el casco antiguo y el centro.

 

El operativo se saldó la primera noche con la denuncia de un total de 90 personas a las que la Policía Local de Alicante levantó acta ayer sobre todo de madrugada, de las cuales 69 fueron por consumir alcohol en la vía pública, 10 se interpusieron a establecimientos por permitir a los clientes consumir bebidas en la vía pública, 5 por la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana con tenencia y/o consumo de sustancias estupefacientes, 4 por miccionar en la vía pública y 2 de tráfico por carecer de documentación necesaria de su vehículo.

 

Los resultados obtenidos, según el alcalde de Alicante, Luis Barcala, “han sido excelentes”, por ello ha felicitado a los agentes que participaron ayer en el operativo y valorado muy positivamente el desarrollo del primer día de refuerzo policial para luchar contra el botellón con “más vigilancia e inspecciones, tal y como nos comprometimos y demandaban los vecinos”, y anunció que “continuará en nuestra ciudad hasta erradicar esta práctica realizada por los jóvenes en Alicante”.

 

Según fuentes policiales las primera denuncias, con sanciones de 90 euros cada una, se interpusieron por botellón a las 22,30 horas y continuaron hasta las tres de la madrugada levantando actas a través estos controles, sobre todo el mayor número de denuncias se levantaron en el casco antiguo, que es donde se concentran los locales de ocio, en la calle del Carmen, Maldonado , de las Monjas y Plaza Quijano.

 

El operativo también se saldó, tras las inspecciones realizadas durante toda la noche, con una decena de denuncias a establecimientos por permitir a los clientes consumir bebidas en la vía pública, que tienen sanciones de 300 euros, dos de las cuales fueron en el mismo local situado en la calle del Carmen, y se levantó un acta a un pub por tener un concierto en directo sin autorización.

 

El concejal popular de Seguridad recordó que “el objetivo de este dispositivo policial es conseguir que los menores no consuman y los mayores no lo hagan en las calles, porque la ordenanza no lo permite, para acabar así con el botellón en nuestras calles y convertir Alicante en una referencia para otras ciudades”.

 

Asimismo informar que el operativo en el que participan agentes policiales de refuerzo, la Unidad Fox, el GOIR y por el servicio nocturno que ya está implantado de forma habitual en la ciudad de Alicante, se va a mantener esta noche y durante los próximos fines de semana. El domingo por la tarde, de 14 a 24 horas, se trasladará el dispositivo especial a la Playa de San Juan y el Campo de Golf, tal y como solicitaban los vecinos.

 

El alcalde ha recordado también que la lucha contra el botellón empezó desde el Partido Popular el primer día que llegaron al gobierno y recordó que “en octubre lograron erradicar el botellón de la Plaza del Mercado, se han interpuesto miles de sanciones con unos resultados excelentes gracias a que volvimos a poner la Unidad Fox, que había sido eliminada por el tripartito y controla de forma continuada la venta ambulante, el consumo de alcohol, los ruidos, las micciones y el comportamientos incívicos de los ciudadanos, y los dispositivos han sido un éxito organizados por la Policía en Carnaval, Hogueras y Santa Faz, por los que hemos recbido muchas felecitaciones”.

 

En el operativo de la Policía Local realizado ayer de madrugada se actuó también para disolver varias peleas en la zona del casco antiguo,en materia de seguridad ciudadana,  así como por la sustracción de dos móviles.

 

Desde la Unidad de tráfico de la Policía Local también se actúo como ya se anunció, desde las 2 de la madrugada, ya que se realizaron controles de tráfico preventivos y disuasorios en la ciudad, en los puntos de accesos y salidas, y se interpusieron dos denuncias por falta de documentación, estas intervenciones van a continuar los próximos fines de semana en diferentes horarios y zonas.

 

Después del éxito que ha supuesto la campaña de prevención de alcohol 0,0 en Santa Faz, Carnaval y Hogueras, el Ayuntamiento con el alcalde a la cabeza se ha propuesto continuar con las medidas preventivas y de controles para que sea un compromiso diario, y hacerlo extensivo a todos los fines de semana.

 

Por ello este fin de semana y de manera fija ya sin interrupción se van a instalar controles, ampliar la presencia policial, reforzar la vigilancia y la Policía Local intervendrá para incautar las bebidas alcohólicas, y se levantarán actas de denuncia por consumo de alcohol en la vía pública, que conllevan una sanción económica de 90€ cada una.