Multado en Valencia por circular con un patinete con más potencia que algunas motos

La Policía Local de Valencia le impuso dos sanciones por no estar homologado el vehículo para conducirlo por la vía pública y carecer del seguro.

La Policía Local impuso dos multas el pasado martes al conductor de un patinete de gran potencia eléctrica y 80 kilos de peso tras pararlo en un control rutinario junto a la estación del Cabañal. Los hechos ocurrieron sobre las once y media de la mañana cuando el hombre circulaba por uno de los carriles de la avenida de Blasco Ibáñez en dirección hacia el mar.

Tras comprobar la documentación, la anchura de las ruedas y las dimensiones del patinete de la marca Citycoco, los agentes sancionaron al conductor porque el vehículo que conducía no está homologado para circular por la vía pública y por carecer del seguro. El patinete interceptado, un híbrido entre una moto tradicional y un patinete eléctrico, tiene una potencia de 1.500 vatios, alcanza los 50 kilómetros por hora, pesa cerca de 80 kilogramos y cuesta unos 1.200 euros. Algunas motos eléctricas tienen menos potencia que este vehículo.

La ordenanza del Ayuntamiento de Valencia que regula la circulación de patinete lo define como un «dispositivo motorizado para desplazamiento individual con características claramente diferenciadas, tanto de las bicicletas como de las motocicletas y ciclomotores, por su diseño y características técnica».

Cualquier persona mayor de 16 años puede circular con un patinete por las calles de Valencia, aunque también lo pueden conducir adolescentes y niños con menor edad «en espacios cerrados al tráfico, y acompañados y bajo la responsabilidad de los progenitores o tutores». El patinete no puede rebasar los 30 kilómetros por hora en la calles bici y no es obligatorio el uso del casco de protección, aunque es recomendable para evitar graves lesiones en caso de accidente.

 

 

.

Fuentes.: Las provincias