La felicidad y el Triptófano

Según el filósofo griego Epicuro de Samos, ser feliz es experimentar placer y evitar el sufrimiento.

Podríamos decir que la felicidad es un estado de ánimo, una emoción interna que lleva consigo una cierta diversión y satisfacción, como el símbolo de la carita feliz en un emoticono. Se podría definir como una visión positiva de la vida. Las personas felices ven el vaso medio lleno, están motivadas y parece que no encuentran barreras para conquistar el resto del mundo.

Es por ello que la felicidad es una percepción subjetiva, lo que implica que la misma situación puede llevar a la felicidad a alguien y el mismo hecho, llevar al desengaño, la desilusión y sensación de fracaso a otra persona diferente, incluso a la misma persona en una situación distinta.

El Triptófano es un aminoácido que no somos capaces de fabricar en nuestro organismo, es por ello que se denomina “esencial”. Hay que tomarlo necesariamente con la dieta. En épocas de estrés y cansancio excesivo, hay que tomarlo en mayor cantidad. Cuando parece que te falta la energía, no duermes bien y tienes mal talante, es señal de que hay carencia de Triptófano. Las proteínas de nuestro cuerpo, que están formadas por aminoácidos, forman las enzimas y son fundamentales para la actividad de las células.

¿Qué es el Triptófano y para qué sirve?

Lo más relevante del triptófano es que actúa como precursor de la serotonina, que es un neurotransmisor necesario en el sistema nervioso, y relacionado con el estado de ánimo, el buen humor, la memoria y la sensación de placer y felicidad. Así, algunos fármacos antidepresivos están basados en el control de la serotonina en el sistema nervioso central.

El triptófano es necesario en la fabricación de la melatonina, por parte de la glándula pineal, hormona encargada de regular el ritmo circadiano, es decir, el ciclo que hace que tengamos sueño de noche y estado de alerta durante el día. La melatonina hace que durmamos mejor. Con ello, el sistema inmunológico funciona de manera correcta y disminuyen los dolores de cabeza.

Además, el triptófano es el precursor de la vitamina B3 o niacina. Esta vitamina está relacionada con procesos del organismo humano en los que se transforman los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas en energía. También participa en el buen estado del sistema nervioso, mejora la circulación sanguínea, mantiene la piel sana y regula la glucosa en sangre.

¿Cómo tomar el Triptófano? Alimentos que contienen triptófano

Este aminoácido está en los alimentos con gran cantidad de proteínas en su composición. La carne, los huevos, el chocolate, el plátano, la pipa de girasol o calabaza, las legumbres, el pescado y los frutos secos entre otros. Para el correcto metabolismo del triptófano, es necesaria la vitamina B y el magnesio. En caso de tomarlo en forma de suplemento, sería mejor tomarlo fuera de las comidas, o en su caso, media hora antes de la comida. Si se toma en las primeras horas del día, el beneficio es aún mayor, ya que en esas horas, las hormonas están mejor organizadas para el metabolismo.

La carencia de triptófano provoca un alto nivel de estrés, puede causar déficit de vitamina B3, y con ello, insomnio o ansiedad. En época de nervios, cuando hay cansancio, época de exámenes, dieta de adelgazamiento o actividad excesiva y prolongada, el requerimiento de triptófano es aún mayor. Por eso, mi recomendación es llevar una alimentación sana, variada y equilibrada, rica en triptófano.

Artículo escrito por María José Hidalgo, Licenciada en Farmacia y Doctora en Medicina. Fundadora del grupo de Farmacias Hidalgo en Alicante y Elche.