EL COMISARIO PROVINCIAL DE ALICANTE, CID ALGUACIL, AGREDE A ARP EXPEDIENTANDO NUEVAMENTE A SU COORDINADOR GENERAL

En el plazo de menos de un mes le han sido abiertos dos expedientes sancionadores, uno por denunciar la intimidación que sufrió por parte de un inspector de policía con exhibición de arma de fuego, materializándose la delirante situación de ser expedientado el denunciante, víctima en su puesto de trabajo antes numerosos testigos de la bochornosa visita del inspector denunciado. Y el otro, supone un ataque a la libertad de expresión sindical, incoando otro procedimiento disciplinario por repartir en dependencias policiales, en horario de descanso y sin afectar al servicio, un artículo de crítica sindical denominado Poli Malo Poli Bueno que fue publicado en la sección de opinión del medio de comunicación digital Diario 16.

Lo grave de ambos “ataques” injustificados es que además de estar faltándose a la verdad en la justificación de ambas denuncias, como quedará demostrado con los testigos y pruebas necesarias a presentar, es que todo ello se produce en un momento de gran tensión en la plantilla alicantina por el pésimo trato dispensado a sus subordinados por parte del comisario provincial Alfonso Cid Alguacil sumado a la alarma social creada por su incompetente gestión de servicios como el del 091 y el deterioro de la Brigada de Policía Judicial, entre otros aspectos. Es un dato muy significativo el que la Agrupación Reformista de Policías encabece estos últimos meses la campaña reivindicativa de solicitud de cese de dicho mando, apoyada como ha sido de dominio público por la práctica totalidad de sindicatos policiales.

Desde ARP no vamos a permitir que se empañe la hoja de servicios impoluta y plena de servicios operativos relevantes de nuestro coordinador general por ejercer la defensa de los derechos de las y los policías, dentro del marco legal constitucional, y menos aún siendo objeto de acusaciones falsarias que consideramos deberán ser dilucidadas en sede judicial, llegado el momento apropiado.

Desde la Agrupación Reformista de Policías lanzamos un llamamiento al colectivo policial, ciudadanía, grupos políticos y medios de comunicación para que en apoyo a la libertad de expresión, hagan llegar a los responsables del Ministerio del Interior que no se puede permitir la conducta de dicho comisario provincial, que haciendo un uso indebido de sus facultades, presione a los denunciantes de aquellas situaciones que afectan negativamente el desarrollo de lo que debería ser un buen servicio público.

 

En Alicante, a 08 de noviembre de 2018

Órgano Coordinador de ARP