Detenido tras hallar pornografía infantil en un disco duro que había vendido

València, 3 sep (EFE).- La Guardia Civil ha detenido en Alzira (Valencia) a un hombre de 32 años y nacionalidad española que poseía más de 130 imágenes de material de pornografía infantil y las almacenaba en un disco duro que vendió sin formatear y gracias al cual pudo ser arrestado.

La detención se ha producido por parte del equipo de la Guardia Civil de Policía Judicial de Sueca y Guardia Civil de Carlet, en el marco de la operación «PORINFA», han informado fuentes del este Cuerpo en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de que el 11 de septiembre de 2017, una persona se personara en el Puesto de Carlet para hacer entrega de un disco duro de ordenador que había adquirido días antes utilizando la plataforma virtual de compraventa Wallapop, y que una vez instalado comprobó que contenía archivos de pornografía infantil.

El Equipo de Policía Judicial de Sueca, con autorización judicial, procedió al estudio de este disco, en el que entre otro tipo de archivos se encontraron más de 130 de imágenes o vídeos cortos considerados de material pornográfico infantil.

En algunos de estos archivos aparecían menores de edad, y en otros, por vestimenta y apariencia se les intentaba hacer pasar por menores.

En algunos de estos archivos, además, se pueden apreciar imágenes sexualmente explícitas de niñas que aparentan unos 8 o 9 años, y en otras se pueden apreciar menores desnudos enfatizando los genitales, han informado las mismas fuentes.

También se hallaron otros archivos de imágenes creadas virtualmente pero algunas de ellas de tal realismo que aun no siendo reales lo parecen, en las que se ve a menores participando en conductas sexualmente explicitas.

Los agentes comprobaron que el presunto autor de estos hechos hacía uso de redes sociales, donde se le detectaron mensajes en los que dejaba claro que no tenía reparos en practicar sexo con niñas menores, incluso de 13 años.

Tras practicar diversas gestiones a través del teléfono usado por el vendedor y algunos archivos encontrados en el disco duro se pudo identificar a la persona que había sido el poseedor y que disponía de los archivos pornográficos.

El pasado 30 de agosto se detuvo al autor de los hechos, un varón de 32 años de nacionalidad española, por un delito de tenencia de pornografía infantil.

Hasta el momento se han verificado más de 130 imágenes con contenido pornográfico, aunque los elementos tecnológicos están pendientes de ser analizados por los agentes responsables de la investigación al objeto de determinar la posible existencia de más imágenes y vídeos de contenido pornográfico.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Alzira.

 

 

Photograph : Un agente, en una imagen de la Guardia Civil.