Los fallecidos en el accidente de Avilés son asturianos de entre 52 y 77 años

Avilés, 3 sep (EFE).- Los cinco fallecidos en el accidente de autobús registrado hoy en Avilés, tres hombres y dos mujeres, son todos residentes en Asturias con edades comprendidas entre los 52 y los 77 años, mientras que de los 15 heridos en el choque, once permanecen ingresados, seis de ellos con lesiones graves o muy graves.
Las dos mujeres fallecidas son M.B.M.H., de 55 años y vecina de Soto del Barco, y A.P.T.S., de 52 y con domicilio en Gijón.
Los tres varones fallecidos han sido identificados como J.E.M.D., de 58 años, y S.A.G., de 77, ambos vecinos de Gijón, y A.S.G., domiciliado en Castrillón.
Cuatro de los fallecidos murieron en el lugar del accidente mientras que un quinto lo hizo en el traslado al Hospital de San Agustín, en Avilés.
En el siniestro, que se produjo sobre las 13:40 horas, cuando el autobús de Alsa que cubría la línea regular Cudillero-Avilés-Gijón impactó contra un pilar de cemento de un viaducto en obras en la carretera de circunvalación de Avilés, se produjeron 15 heridos.
De ellos, doce fueron trasladados directamente al Hospital de Avilés donde a las 19:30 horas sólo permanecían cuatro en observación y otros cuatro habían sido dados de alta.
Los cuatro más graves fueron trasladados o iban a ser trasladados al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo, dada la gravedad de sus lesiones.
De estos últimos, según fuentes sanitarias, tres iban a pasar a la UCI del HUCA por traumatismos craneales, principalmente, mientras que el cuarto paciente iba a quedar ingresado en una sala de observación.
De esta forma, en el HUCA permanecerán ingresados los seis heridos más graves, entre ellos el conductor del autobús siniestrado que fue trasladado en helicóptero directamente a este hospital, mientras que en el complejo hospitalario de Avilés permanecerán otros cuatro en observación y en el gijonés de Cabueñes, una chica joven.
Todos los heridos tenían edades comprendidas entre los 25 y los 62 años, según ha detallado la jefa del servicio de Urgencias del San Agustín, Mercedes Albuerne, la mayor parte eran gente «de por aquí».
En el hospital, al margen de los heridos en el impacto, también se atendió de una crisis nerviosa un camionero que fue de los primeros en auxiliar a los heridos en el accidente.

El autobús accidentado en Avilés iba a unos 90 kilómetros por hora

Oviedo, 3 sep (EFE).- El autobús que hoy se empotró contra una pilastra de hormigón de un paso elevado de la circunvalación de Avilés iba a unos 80 o 90 kilómetros por hora y, por la trayectoria que siguió en los últimos metros de su recorrido, el conductor pudo haber sufrido un desvanecimiento.
Esta es la principal hipótesis que barajan fuentes de la Guardia Civil que participan en la investigación y de la propia compañía Alsa, propietaria del vehículo accidentado y en el que hoy perdieron la vida cinco pasajeros y otros 15 resultaron heridos de gravedad.
Según Alsa, aunque habrá que esperar al resultado de la investigación abierta, las primeras investigaciones y algunos testigos apuntan a que «el conductor haya podido sufrir algún tipo de desvanecimiento que le ha impedido controlar la trayectoria del vehículo».
Fuentes de la investigación han señalado a Efe que el autobús se salió de la vía por el margen derecho, regresó a la izquierda y siguió recto, sin que hubiera prácticamente frenada en la calzada, antes de colisionar contra el pilar de hormigón.
Con esta trayectoria, según las mismas fuentes, cobra más fuerza la hipótesis de que el conductor, que se encuentra en estado grave, hubiera sufrido una indisposición, una bajada de glucosa e incluso un infarto.
Un portavoz oficial de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón ha explicado que la investigación no descarta hipótesis alguna y tendrá que ser, una vez finalizada la instrucción, la que determine las causas del accidente, algo para lo que también será fundamental la información del tacógrafo.
Alsa ha informado de que el autobús había salido a las 12:35 horas de Cudillero, 55 minutos antes de sufrir el accidente cuando se encontraba en el kilómetro 1 de la AI-81 con una veintena de pasajeros a bordo.
El autobús, según la compañía, estaba dotado «de los más modernos sistemas de seguridad y había pasado favorablemente la última ITV en marzo de este año y su última revisión de mantenimiento el 19 de agosto.
El conductor había pasado también, según la empresa, su último reconocimiento médico en abril de forma satisfactoria.
El presidente de la compañía de transporte, Jacobo Cosmen, ha asegurado que el conductor, vecino de Pravia (Asturias), tenía un expediente brillante y llevaba años trabajando para Alsa.
El consejero de Presidencia de Asturias, Guillermo Martínez, de cuyo departamento dependen los servicios de emergencia del Principado y que se trasladó hasta el punto del accidente para seguir de cerca las labores de rescate y traslado de heridos, ha recordado que hacía años que no se producía un accidente de este tipo en esta comunidad autónoma.
El 6 de abril de 2006, dos niños y dos monitores fallecieron y otras treinta personas resultan heridas, tres de ellas «muy graves», al salirse de la calzada, en Pola de Lena (Asturias), un autobús en el que viajaban un grupo «scouts» de Gijón.

El Gobierno de Asturias declara un día de luto por el accidente de Avilés

Oviedo, 03 sep (EFE).- El Gobierno del Principado ha declarado una jornada de luto oficial en señal de duelo por el accidente de autobús ocurrido hoy en Avilés que, hasta el momento, ha provocado la muerte a cinco personas y heridas de distinta consideración a otras quince.
El Principado quiere hacer constar «su pesar y su solidaridad» a las familias de los fallecidos y a los heridos, al tiempo que se pone a su disposición para colaborar en todo aquello que consideren necesario, ha informado el Gobierno asturiano en un comunicado.
Durante la jornada de luto, que comenzará la próxima medianoche, las banderas permanecerán a media asta en todos los edificios oficiales.
Al poco de tener noticia del accidente y sus graves consecuencias, el presidente del Principado, Javier Fernández, acompañado del consejero de Sanidad, Francisco del Busto, se desplazó al Hospital San Agustín de Avilés para conocer el estado de los heridos.
Por su parte, el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno regional, Guillermo Martínez, visitó el lugar del accidente para interesarse por lo ocurrido y el desarrollo de las labores de rescate.
El Gobierno del Principado manifiesta su pesar por el accidente, que «ha conmocionado a la sociedad asturiana».
Además de transmitir «sus más sinceras condolencias a las víctimas y a las familias de las personas fallecidas», así como desear el pronto restablecimiento de todas las heridas, el Ejecutivo les ofrece la colaboración de la Administración autonómica en todo lo que necesiten.

 

 

 

Photograph : Estado en el que ha quedado el autobús de línea de la compañía Alsa tras colisionar contra un pilar de cemento de un viaducto en obras en la carretera de circunvalación de Avilés. Al menos cinco personas han fallecido y más de una veintena han resultado heridas en el accidente. EFE