Los Mossos tratan el ataque a su comisaría de Cornellà como un «atentado terrorista»

Cornellà de Llobregat (Barcelona), 20 ago (EFE).- Los Mossos d’Esquadra tratan por el momento como un «atentado terrorista» el ataque en su comisaría de Cornellà, en el que un hombre ha sido abatido tras entrar armado con un cuchillo y abalanzarse contra una agente con una voluntad «claramente homicida».

Así lo ha indicado en rueda de prensa el comisario Rafael Comes, jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Central, uno de los número 2 de los Mossos d’Esquadra, que ha resaltado que por ahora no les consta ninguna vinculación entre el asaltante y la célula terrorista que perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) el 17 de agosto del pasado año.

El comisario ha asegurado que el ataque se investiga de momento como un «atentado terrorista» porque los hechos han sido «extremadamente graves», ya que el hombre ha entrado en la comisaría con una «voluntad claramente homicida y predeterminada para agredir a la agente y acabar con su vida», ante lo que la policía ha utilizado su arma de fuego para salvar su integridad.

Comes, que apenas ha dado detalles de lo ocurrido, ha explicado que la agente solo puede recordar que cuando el hombre se le ha abalanzado ha citado a Alá, si bien el resto de palabras que ha proferido son «indescriptibles».

«Desde nuestro punto de vista, estos hechos son tratados como un atentado terrorista sí o sí», ha insistido el comisario, que ha remarcado que cree que ha habido una «voluntad claramente predeterminada» por parte del agresor para «matar» a la agente con un cuchillo de «dimensiones considerables».

«Un análisis muy exhaustivo quizás no lo había, pero sí una voluntad claramente predeterminada a matar», ha subrayado el comisario, que ha indicado que la agente no ha resultado herida, si bien está siendo atendida por el servicio de psicólogos, por el «efecto postraumático».

El asalto ha ocurrido a las 5.52 horas de la mañana, cuando el hombre ha llamado al interfono para que los Mossos le abrieran la puerta de la comisaría de Cornellà, situada en la calle Travessera de esta localidad.

La agente que estaba en la «pecera» de la recepción, protegida por una mampara de cristal, le ha abierto, ante lo que el hombre ha accedido a la comisaría y se ha abalanzado cuchillo en mano contra la mossa.

En la rueda de prensa, el comisario no ha respondido a la pregunta de si la mossa había salido de la «pecera» para abrir la puerta, si bien ha subrayado que la agente, «a fin de evitar daños a su integridad y salvar su propia vida», ha hecho uso de su arma de fuego, «provocando la muerte de este individuo».

El comisario Comes no ha precisado cuántos disparos ha efectuado la agente ni en qué partes del cuerpo del agresor han impactado.

A falta de la identificación con las huellas dactilares, el asaltante, de 29 años de edad, vecino de Cornellà y natural de Argelia, llevaba un documento del NIE a nombre de Abdelouahab T., de quien no constan antecedentes policiales.

El comisario ha anunciado que la Audiencia Nacional se ha hecho cargo de la investigación del ataque y que en las pesquisas participan los Mossos, la Guardia Civil y la Policía Nacional.

En el marco de esta investigación, los Mossos han acordonado la calle donde está ubicada la vivienda del agresor, situada a escasos metros de la comisaría, para registrarla con el objetivo de obtener más información que les ayude a aclarar los motivos del asalto.

Los Mossos d’Esquadra han convocado esta tarde una reunión del gabinete de coordinación antiterrorista, para adoptar las medidas que sean necesarias a partir de la información que vayan obteniendo sobre este ataque.

Comes ha anunciado que se han puesto en contacto con policías locales y otros cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para advertirles de lo ocurrido en Cornellà, con el fin de que puedan aumentar las medidas de autoprotección hasta que hayan podido analizar toda la información que obtengan en el marco de su investigación. EFE

El terrorista de Cornellà apenas se relacionaba con sus vecinos

Cornellà de Llobregat (Barcelona), 20 ago (EFE).- Abdelouahab T., el hombre abatido este lunes en la comisaría de los Mossos en Cornellà, se acababa de separar de su mujer, según han explicado los vecinos, que aseguran que el supuesto terrorista no solía relacionarse con el vecindario, aunque su trato era «cordial».

El asaltante, de 29 años y nacionalidad argelina, vivía en un piso de la calle Garraf de Cornellà, a apenas dos minutos caminando de la comisaría de policía a la que accedió a primera hora de esta mañana con un cuchillo de «dimensiones considerables» al grito de «Alá es grande».

Según los Mossos, el hombre se abalanzó contra una agente con «voluntad claramente homicida», por lo que la mossa le disparó con su arma de fuego para salvar su integridad.

Los vecinos del atacante han mostrado hoy su asombro y estupor ante lo sucedido, ya que Abdelouahab T., que estaba casado con una mujer española y vivía en el barrio de la Gavarra desde hacía unos dos años, no había mostrado un comportamiento sospechoso en todo este tiempo.

Vecinos del bloque en el que vivía el atacante han explicado a Efe que el joven era poco conocido en la zona y que no acostumbraba a relacionarse con ellos, pese a que el trato siempre había sido «cordial».

La pareja de Abdelouahab T. sí que era más conocida en el barrio, donde vivía desde hacía por lo menos ocho años y tenía una «buena relación con los vecinos».

La mujer, que tiene dos hijas fruto de una pareja anterior de origen asiático, se convirtió al islam «en cuanto le conoció» y se cubría desde entonces la cabeza con pañuelo, lo que había causado sorpresa entre algunos vecinos.

«Ella es una buena chica, se convirtió al islám y ya está», ha indicado a Efe Jordi López, mientras que otro residente en el barrio ha agregado: «Se puso el velo enseguida».

María, también vecina de la pareja, ha recordado: «Al cabo de un tiempo la veo con el pañuelito, y la verdad me dio mucho disgusto porque era una chica majísima y yo quiero mucho a España y a todos los que están con nosotros en España, viviendo felices y tranquilos».

Esta vecina ha añadido que la interpeló directamente sobre su conversión, y ella le replicó un tanto airada, aunque posteriormente su relación fue de normalidad.

Los vecinos han afirmado además que la pareja discutía «con frecuencia» por motivos que se desconocen y que se habían separado hacía pocos días, extremo que han confirmado a Efe fuentes de la investigación.

Los Mossos d’Esquadra han acudido este mediodía al piso de la pareja para registrarlo y han acordonado la zona, lo que ha suscitado el interés de muchos transeúntes que se preguntaban qué pasaba en el bloque.

La Gavarra es una barriada obrera de Cornellà que creció en los años 60 y 70 con la llegada de inmigrantes de otras comunidades españolas, principalmente de Andalucía y Extremadura, que se establecieron en Cataluña en busca de trabajo.

Sin embargo, el perfil del vecindario del barrio, que cuenta con unos 22.000 habitantes, ha cambiado mucho en los últimos años con la llegada de población extranjera.

Por nacionalidades, los colectivos extranjeros más importantes del barrio son el marroquí, el ecuatoriano, el chino y el rumano, según datos del Padrón Municipal de Habitantes de 2016.

Juez encarga pruebas de balística y ordena incautar la pistola de la mossa

Barcelona, 20 ago (EFE).- La juez de guardia de Cornellà (Barcelona) ha encargado pruebas de balística y ha ordenado la incautación del arma con la que esta mañana una mossa d’esquadra ha abatido a un hombre que amenazaba con agredirla con un cuchillo, mientras invocaba a Alá.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la titular del juzgado de instrucción número 2 de Cornellà, que estaba de guardia esta mañana, ha ordenado las primeras diligencias para aclarar lo sucedido, aunque será la Audiencia Nacional quien asuma la investigación ante las sospechas de que el fallecido pretendía perpetrar un ataque terrorista.

Los Mossos d’Esquadra han anunciado que, por el momento, tratan el incidente como un ataque terrorista y mantienen que el fallecido se abalanzó con «voluntad claramente homicida» contra la agente que se encontraba en la recepción de la comisaría, esgrimiendo un cuchillo de grandes dimensiones e invocando a Alá, entre otras palabras ininteligibles.

La juez de guardia ha ordenado incautar el arma de la agente, con el propósito de examinarla, y ha encargado a la policía un informe de balística para averiguar con exactitud las circunstancias en que el atacante ha sido tiroteado, la distancia a la que se encontraba y el número de disparos recibidos.

Asimismo, como medida de protección, la juez ha ordenado acordonar el edificio donde residía el atacante y ha conminado a los vecinos a abandonar sus viviendas para poder inspeccionar el inmueble con seguridad, ante el temor de que pudiera haber explosivos en su interior.

La juez de Cornellà ha formalizado además el levantamiento del cadáver del atacante, en el interior de la comisaría de los Mossos d’Esquadra donde ha muerto.

La magistrada ha puesto los hechos en conocimiento del juzgado central de instrucción de la Audiencia Nacional, que dirigirá la investigación y adoptará las diligencias que crea oportunas en el marco de la causa.

 

 

 

 

 

.

 

rg-jf/gb/mcm

(foto) (vídeo) (audio)

Photographs:

Photograph 1:
El comisario Rafael Comes, jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Central, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la comisaría de los Mossos en Cornellà. EFE

Photograph 2:
Efectivos policiales ante la fachada de la comisaría de Cornellà de Llobregat (Barcelona), dónde un hombre ha sido abatido esta mañana al intentar acceder al edificio con un cuchillo en la mano y al grito de «Alá es grande».EFE.

Photograph 3:
Los Mossos d’Esquadra custodian el edificio donde vivía el que hombre ha sido abatido esta mañana al intentar acceder a la con un cuchillo en la mano y al grito de «Alá es grande» en la comisaría de los Mossos en Cornellà. EFE