El exotismo del cine japonés viaja hasta Sax (Alicante)

Sax (Alicante), 15 jul (EFE).- Tras doce ediciones proyectando al aire libre películas procedentes de todo el mundo, este año el cine japonés se ha convertido en el protagonista del Festival Internacional de Cine de Sax (Alicante).

El pasado 6 de julio se dio el pistoletazo de salida a esta edición que cuenta con la presentación de un ciclo de películas japonesas, 36 cortos finalistas a la Sección Oficial, tres proyectos de largometraje, dos conciertos y un encuentro entre cineastas.

La inauguración contó con la presentación de la cinta “Las huellas del samurái”, dirigida por Juan Manuel Suárez Japón, y con el concierto de la Valencia Brass Band.

El festival, que se celebra desde el 6 hasta el 21 de julio, no se ha popularizado tan solo por su valor de difusión de la cultura cinematográfica, sino también por la recuperación de los espacios abiertos para la proyección de películas: una tradición que mueve a lugareños y visitantes a reunirse en las plazas para deleitarse con la magia del cine.

Una magia que este año procede de Japón, con la excusa del 150 aniversario del inicio de las relaciones diplomáticas con España.

La edición de 2018 también coincide con el trigésimo aniversario de las cintas de anime “La tumba de las luciérnagas” y “Mi vecino Totoro”, ambas incluidas en el ciclo de películas niponas que acoge este certamen.

Otras de las producciones incluidas en la programación de este año son la clásica “Rashomon”, la histórica “Harakiri”, la cinta de terror “Ringu”, la superproducción “Kagemucha” y el drama “Hana-Bi”.

“El caso del cine japonés es insólito”, ha explicado el director del festival, Miguel Herrero, en una entrevista a EFE.

“Ha sido muy prolífico y hay directores que han sobrepasado las cien películas, como Takashi Mikee”, ha señalado Herrero.

Sin embargo, la riqueza cinematográfica de este país asiático apenas es conocida en España. La censura franquista fue una de las razones de su llegada tardía, como también lo fueron “el reparo y el miedo de Occidente” a que este cine “no se entendiese”.

Herrero lo cuenta en su libro “Cine japonés”, cuya presentación también tendrá lugar durante estas semanas.

El Festival de Sax comenzó su andadura en 2006 de la mano de la Asociación Cinematográfica y Audiovisual de esta localidad, con la participación del Ayuntamiento. A partir de 2015, la productora y editorial Cinestesia de Herrero se convirtió en la tercera pata que sustenta esta muestra.

Según el director, el festival nació en un momento “de transición” para el cine español, cuando tuvo lugar el cierre de diversas salas de exhibición del interior de la provincia de Alicante.

Ante esta situación “crítica”, la muestra surgió como lanzadera de las nuevas generaciones de directores y realizadores “con muchísimo talento” que necesitaban “arrancar” sus proyectos, ha indicado Herrero.

Como cada año, la Sección Oficial del Festival cuenta con cortometrajes procedentes de todo el mundo que competirán por la Tortuga de Sax -el premio oficial del certamen- y una dotación económica de 500 euros.

Este año participan 36 cortos finalistas que fueron seleccionados entre alrededor de doscientas producciones inscritas y que se proyectaran desde el 17 al 20 de julio.

Sin embargo, este género parece relegado al terreno de los festivales. “La historia corta se infravalora”, cuenta Herrero. “No se reconoce a muchos autores y productores españoles, cuando el corto en España ha sido uno de los principales a nivel internacional”.

Esta edición del Festival, que también contará con un curso de maquillaje especializado para cine, se cerrará el 21 de julio. En la clausura se presentarán los proyectos de largometraje finalistas, que aspiran a un premio de 1.000 euros.

Este último galardón se creó en 2009 para reforzar la tarea del certamen como “colchón” de los nuevos directores.

Los tres aspirantes de esta edición son “The Bobby Fuller Four”, un musical de Rudy Mercado; “La bruja del ático”, un thriller psicológico de Moisés Romera y Marisa Crespo, y “Animales, por el camino de en medio”, un documental de Manuel Galipienso sobre la domesticación.

Mar Hernández Bernabeu

 

 

Photograph :  Cartel del festival. EFE/Festival