Una tortuga boba pone 131 huevos en una playa de Guardamar del Segura

  • Un aviso al teléfono de Emergencias de la Generalitat permitió la activación de la Red de Varamientos, liderada por la Conselleria de Transición Ecológica
  • Los huevos se han trasladado a un lugar seguro y permanecerán bajo vigilancia hasta el momento de su eclosión

La Conselleria de Transición Ecológica activa la Red de Varamientos para proteger los 131 huevos depositados por una tortuga boba (Caretta caretta) en una playa del término municipal de Guardamar del Segura.

La puesta fue detectada el día 26 de julio por un operario de limpieza de la playa, que avisó al teléfono de Emergencias de la Generalitat, lo que permitió poner en marcha la Red de Varamientos, que integran la Conselleria junto a  la Universitat de València y la Fundación Oceanogràfic.

Hasta el lugar se desplazaron especialistas en tortugas marinas de la Unidad de Zoología Marina del Instituto Cavanilles, de la Universitat Politécnica de Valencia y veterinarios de l´Oceanografíc. Cuando llegaron, la hembra -de 71 x 78 de caparazón- aún no había regresado al mar y se aprovechó para colocarle un emisor satélite que permitirá conocer sus desplazamientos.

Al tratarse de una playa muy utilizada por los bañistas y atendiendo a las exitosas experiencias de años anteriores, los expertos decidieron trasladar la puesta para asegurar su supervivencia.

Del total de 131 huevos, 100 se han trasladado a una playa en una zona protegida del Parque Natural de l´Albufera y los 31 huevos restantes se encuentran en instalaciones de la Fundación Oceanogràfic. Dond se mantendrán en incubadoras con temperatura y ambiente adecuados. De este modo se diversifican las actuaciones para conseguir la máxima supervivencia posible de los neonates.

A partir de mediados de septiembre y coordinado por los técnicos de la Conselleria, se pondrá en marcha un voluntariado que se encargará de la vigilancia del nido (para evitar problemas de predación) hasta que nazcan las tortugas.

Todos los ejemplares que nazcan serán trasladados a las instalaciones de l´Oceanogràfic de Valencia para evaluar su estado. Posteriormente, 3 o 4 días después, los que se encuentren en buen estado serán liberados en la misma playa de Guardamar del Segura  donde la hembra instaló su nido.

El resto se mantendrán en l´Oceanogràfic hasta que alcancen el tamaño necesario (aproximadamente un año) para que se les pueda instalar un emisor vía satélite que permita conocer su adecuada reinserción y trayectoria por el Mediterraneo.

La Comunitat Valenciana cuenta con la participación, además de las tres instituciones que integran la citada Red de Varamimentos, de la Universidad Politécnica de Valencia, que se encarga del marcaje satelital de las tortugas, y la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica a través del proyecto Life Ip Intemares. En este caso también se cuenta con colaboran en la logística el Ayuntamiento de Valencia, el Parador Nacional de El Saler y la Demarcación de Costas de Valencia.