La Geria. Paraje único en el mundo de cultivos de la vid entre ceniza volcánica

La Geria es un capricho de la naturaleza, un paisaje único en el mundo de cultivos de la vid entre ceniza volcánica. Se encuentran distribuidos por la zona sur de Lanzarote.

Durante las erupciones volcánicas de Timanfaya una gran capa de ceniza volcánica cubrió la zona sur de la isla, unas cenizas que cuentan con la peculiaridad de ser tierras cultivables.

Las bodegas de la isla no dejaron pasar la oportunidad y aprovecharon esos terrenos para cultivar la vid, produciendo así un vino de primerísima calidad y único en el mundo. Un vino que nace de un volcán.

La Geria constituye uno de los paisajes agrarios más característicos y singulares de Lanzarote y del Archipiélago. Su origen se encuentra en la necesidad de aprovechar las amplias extensiones recubiertas por las arenas (lapilli) , emitidas en las erupciones volcánicas de Timanfaya.

El campesino de Lanzarote supo apreciar como las plantas que habían quedado parcialmente cubiertas de picón o arena, como se le conoce en la Isla, tenían un desarrollo más favorable. De esta forma surgió la idea de excavar en esta capa superficial, de unos dos metros y medio, hasta encontrar el suelo enterrado y realizar allí la plantación.

Los hoyos así realizados, en forma de pequeños conos, se suelen proteger del viento con un pequeño muro. Las características del lapilli permitieron mantener cultivos de secano, en una zona con una pluviometría escasa. Ello es posible gracias a que este material volcánico posee la capacidad de absorber y conservar la humedad, tanto de la lluvia como la ambiental. Asimismo, permite una mayor absorción del agua de las precipitaciones, facilitando la infiltración y evitando la erosión. Además, el picón (lapilli) actúa como aislante, evitando las pérdidas de agua por evaporación, y manteniendo constante la temperatura de la tierra vegetal.

El cultivo que más llama la atención en La Geria es el de las grandes extensiones de vides (parras), de cuyas uvas procede el legendario vino malvasía, un vino dorado y fresco de alta graduación.

La carretera central que recorre La Geria se ha convertido en una de las rutas turísticas más frecuentadas. Los visitantes realizan paradas en varias bodegas para probar y adquirir los vinos, así como para observar el proceso de su fabricación.

GALERIA DE FOTOS

Paisaje Protegido de La Geria

El Paisaje Protegido de La Geria constituye uno de los paisajes agrarios más característicos y singulares de Lanzarote y del Archipiélago canario, por ello fue declarada paisaje protegido en 1994, aunque fue en 1987 cuando obtuvo su primer reconocimiento siendo declarada Parque Natural.

El Paisaje Protegido de La Geria es un extenso enarenado natural de cenizas volcánicas, lapilli o como es conocido entre los locales, picón de  (5255’4 hectáreas). En estos campos de lapilli el campesino Lanzaroteño ha  creado un paisaje agrario único en el mundo; donde a base de tesón y dedicación ha sabido sacarle partido y ha podido cultuvar videshigueras y otros árboles frutales de forma armónica con el medio.

Para ello ha excavado en la ceniza volcánica agujeros de varios metros de profundidad hasta  encontrar tierra cultivable, donde se plantan las cepas. El borde superior se cubre con pequeños muros de piedra seca, extraida del propio terreno, en forma de media luna para evitar la caída de arena hacia el interior por los vientos Alisios dominantes en la isla. Este tipo de plantación permite que las plantas enraícen más fácilmente en el suelo fértil, mientras que la capa superior de lapilli reduce la evapotranspiración.

Además del elevado valor paisajístico, donde el contraste del verde de las vides sobre el negro suelo volcánico crea un hermoso paisaje, La Geria cuenta con importantes elementos de interés geomorfológico y geológico como conos, lagos de lava, cuevas, etc.

La Geria también ha sido declarada zona de especial protección para las aves (ZEPA), y el área que ocupa en su interior el Monumento Natural de la Cueva de los Naturalistas, ha sido declarado área de sensibilidad ecológica. Al oeste limita con el Parque Natural de Los Volcanes.

 

  • Declaración: este espacio fue declarado por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias como Parque Natural de La Geria y reclasificado por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias como paisaje protegido.
  • Otras protecciones: este espacio ha sido declarado zona de especial protección para las aves (ZEPA), según lo que establece la directiva 79/409/CEE relativa a la conservación de las aves silvestres. Al encontrarse dentro de este espacio el monumento natural de la Cueva de los Naturalistas, existe un sector de la superficie de este espacio que está declarado área de sensibilidad ecológica.
  • Relación con otros espacios: bajo una porción de su superficie discurre el monumento natural de La Cueva de Los naturalistas y el sector oeste del espacio limita con el parque natural de Los Volcanes.
  • Municipios: Yaiza, Tías, Tinajo, San Bartolomé y Teguise.
  • Superficie: 5255,4 hectáreas.
  • Población: en el interior del espacio protegido encontramos siete entidades de población Masdache, con 169 habitantes; Vega de Tegoyo, con 69 habitantes; La Asomada, con 39 habitantes; Conil, con 79 habitantes; Mozaga, con 37 habitantes; La Geria, con 22 habitantes y El Islote-Casa de la Florida, con 182 habitantes.
Vino y cenizas

La magia reside en la porosidad de la ceniza volcánica, que le permite absorber la humedad, lo que posibilita que la vid crezca.

Los cultivos apenas requieren agua, y ni siquiera necesitan ser regados; les es suficiente con la humedad de la noche, algo que es de agradecer en Lanzarote, donde las lluvias son escasas y el clima bastante cálido.

Así, diferentes bodegas se han ido estableciendo alrededor de La Geria, aprovechando sus tierra para establecer sus viñedos y producir un vino de primera categoría que cuenta además, con el exótico atractivo de haber sido cultivado entre ceniza volcánica.

Vinos de Lanzarote

El vino lanzaroteño además de ser de excelente calidad ofrece el espectáculo que supone su cultivo sobre todo en la comarca de La Geria.

De excelente paladar, el Malvasía es brillante, de color entre tostado y ambarino que emite vivos destellos, de sabor almendrado, con finos, equilibrados e intensos aromas, y con toques, en algunos casos, de acidez. Su paladar es voluptuoso, de gran amplitud. La literatura se ha hecho eco de las virtudes del vino Malvasía de la mano de personalidades como el monarca ilustrado Carlos III, Walter Scott, Goldoni y el mismo William Shakespeare.

También sobresalen las variedad Diego blanco, seco y semidulce, y los rosados, cuya elaboración ha evolucionado al adelantarse la vendimia, obteniéndose vinos jóvenes, afrutados y de menor contenido de alcohol.

La vendimia en Lanzarote comienza a finales de julio y una tarea manual debido a la orografía de terreno en la que el campesino realiza la recolección a primera hora de la mañana, donde corta la uva eliminando aquellas que se encuentran deterioradas, con el fin de cuidar la materia prima y obtener así un vino de muy buena calidad.

Denominación de Origen Lanzarote

La Denominación de Origen Vinos de Lanzarote se creó en 1993. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Lanzarote, es el órgano encargado de certificar el origen y garantía de la calidad de los vinos de la isla, por lo tanto, la contraetiqueta que otorga el Consejo Regulador es garantía inequívoca de calidad, pero también certificación de una tipicidad única en el mundo.

La Denominación de origen Lanzarote, cubre toda la isla, aunque se distinguen principalmente tres zonas productoras:

  • La Geria: Situada entre los municipios de Yaiza y Tías, se trata de un singular paraje volcánico en las inmediaciones del Parque Nacional de Timanfaya. Es aquí donde el enarenado natural fruto de las erupciones es más profundo y alcanza los cuatro y cinco metros. Este método de cultivo propio de los viñedos de Lanzarote se considera único en el mundo.
  • Masdache: En el centro de la isla y al norte de La Geria, es el área más extensa de cultivo. Comprende los viñedos de las poblaciones de Tías, Masdache, San Bartolomé y Tinajo.
  • Ye-Lajares: Al norte de la isla, entre los municipios de Haría y Teguise, los cultivos se encuentran en las laderas orientales del macizo de Famara y en especial en el malpaís de La Corona, formado por el volcán del mismo nombre. Se trata de un área vinicultora de menor rendimiento por hectárea, y única en el mundo por la precocidad de su cosecha.

Los tipos de uvas cultivadas en casi 2000 hectáreas de superficie de viñedo, repartidas en más de 7500 parcelas que se extienden por sus siete municipios son:

  • Blancas: La Malvasía, la más preciada, la Breval, Burrablanca, Diego, Moscatel, Listán y Pedro Ximénez.
  • Negras: La Negramoll y la Listán negra.

Con estas variedades, se están obteniendo unos vinos:

  • Blancos, secos muy expresivos, amables y equilibrados.
  • Semidulces, frutosos, suaves y untosos, nada empalagosos.
  • Dulces, muy complejos en nariz.
  • Rosados, son frescos, afrutados y ligeramente ácidos.
  • Tintos, muy vivos y de gran frescura.
  • Espumosos. 
Tipos de vino de Lanzarote

BLANCOS.- Graduación alcohólica entre 11’5 y 12% Vol.

En Lanzarote los blancos se clasifican en seco, semi-seco y dulce. El más apreciado es el de la variedad malvasía, aunque el moscatel dulce, también tiene un gran prestigio.

  • Malvasía seco joven: Amarillo pajizo. Aroma con finas notas varietales( hierbas secas y frutas maduras ), con carácter. Boca graso, cálido, glicérico, con tipicidad, buena expresión varietal.
  • Malvasía dulce: Amarillo pálido. Aroma fino, complejo, rico en matices de hierbas finas( hinojo y menta ), piña y flores blancas. Boca potente, cálido, dulce, con equilibrada acidez, largo, con retronasal complejo y fino, y excelente persistencia.
  • Malvasía semidulce: Color amarillo pajizo con tonalidades doradas. Aroma varietal intenso en un conjunto fresco con notas de fruta madura, miel, hierbas. En boca tiene un paso amable, suave, fresco, con una buena acidez que equilibra el dulzor. Muy frutal y amplio.
  • Diego seco joven: Color amarillo pajizo, limpio y muy brillante. En nariz tiene aromas frutales de media intensidad, propios de la variedad. En boca es fresco, suave, con una acidez bien equilibrada y muy sabroso. La gran personalidad de la uva “Diego” destaca por su gran estructura y persistencia en boca.
  • Malvasía seco fermentado en barrica: Amarillo con reflejos dorados. Limpio y brillante. Notas minerales con toques ahumados sobre fondos de fruta amarilla madura. En boca tiene estructura y frescura, potencia y suavidad con sabores frutales y minerales persistentes.
  • Moscatel: esta variedad se destina principalmente a vinos dulces de licor aunque alguna bodega ha realizado la experiencia de obtener un vino dulce natural.
  • Vino de licor moscatel dulce: Amarillo oro viejo. Aroma potente, a miel, fondo de buena crianza oxidativa( pastelería, avellana ). En boca es denso, sabroso, equilibrado, notas de complejidad ( higos, pastelería). La graduación alcohólica de los vinos de licor es entre 15 y 22 %vol.

Estos vinos se pueden disfrutar solos, aunque también con un buen surtido de queso de la isla, así como acompañando al pescado.

ROSADOS.- Graduación alcohólica entre 12,5 y 13% Vol

Los vinos rosados de Lanzarote se elaboran principalmente con la variedad listan negro.
El color es rosado y se caracteriza por ser vinos frescos. Tienen agradables aromas y sabores afrutados.

Son vinos de color rosa frambuesa de buena intensidad con reflejos asalmonados y violáceos. Aromas de intensidad media, a fruta fresca, con un fondo de fresa madura y rosas, con recuerdos varietales. En boca es sabroso y alegre, muy bien equilibrado, con un final afrutado y muy agradable donde vuelven a salir las notas de fresa y rosas.

Son vinos perfectos para tomar con pastas, ensaladas, así como para acompañar platos típicos como el sancocho canario.

TINTOS.- Graduación alcohólica 13% Vol

Este vino está elaborado principalmente con la variedad listan negro, aunque algunas
bodegas también utilizan la negramoll.

  • Tinto tradicional joven: Color rojo cereza con tonos violáceos. Capa media, limpio y brillante. Aromas de frutas rojas sobre fondo mineral. En boca es suave y ligero, equilibrado, sencillo y limpio con un fresco final muy agradable y de buena persistencia.
  • Tinto tradicional pasado por barrica: Rojo cereza muy intenso. Aroma de intensidad media, frutas negras maduras ( moras, mermelada de ciruelas ), torrefacto. Boca amplio, taninos secos pero maduros, toques de madera fundidos con el vino, matices minerales ( volcánico ), recuerdos de yodo, muy original.
  • Tinto maceración carbónica: Color morado intenso, vivo, capa media-alta, brillante, lágrima abundante y gruesa. Asombrosa potencia aromática, fresas, frutas rojas, lácteos, limpio, potente. Muy suave en boca aunque largo y sabroso, aterciopelado, redondo.

Los vinos tintos van bien para acompañar la carne, aunque también para disfrutar de un rico queso curado de la isla, así como de embutidos.

VINO ESPUMOSO.- Graduación alcohólica de 11% vol. Vino base de espumoso: 10.5-12%vol

La variedad empleada para este tipo de vino es la Malvasía. Color amarillo intenso, burbuja fina y corona constante. Aroma intenso y limpio de fruta fresca y flores blancas, tonos de panadería y larga crianza. Boca larga, ligeramente ácida, agradable a su paso, fino y elegante.

Monumento-Campesino Lanzarote
Monumento-Campesino