La Policía Local de Elche imputa a un joven un delito contra la seguridad vial por manejar su patinete a casi 60 kilómetros por hora

– Los VMP que alcanzan altas velocidades pasan a ser considerados como un vehículo a motor que requiere para su uso el permiso de conducir correspondiente

2022/12/30

Agentes de la Unidad de Policía Judicial de Tráfico (Atestados) de la Policía Local de Elche imputa el pasado 24 de diciembre a un joven de 22 años por un delito contra la seguridad vial al conducir su patinete a casi 60 kilómetros por hora en sentido contrario por la avenida de Novelda.

Durante la comprobación de las características técnicas del Vehículo de Movilidad Personal (VMP), se detectó que había alcanzado los 59 kilómetros por hora; una circunstancia que hace variar la calificación del mismo como un simple patinete y pasa a ser considerado como un auténtico vehículo a motor que requiere, para su manejo, de la obtención del carné del que carecía el implicado. Por ello, se le requisó el patinete y fue citado a juicio tras tomarle declaración y leerle sus derechos.

Velocidades superiores a las de ciclomotores

En los últimos tiempos, señalaron desde el cuerpo de seguridad municipal, si bien los beneficios de los VMP para la movilidad sostenible en las ciudades son indudables, con ellos ha surgido una nueva siniestralidad vial de la mano de personas que circulan con aparatos que por su elevada potencia pueden alcanzar velocidades incluso superiores a las de los ciclomotores.

Esta circunstancia obligó a la Fiscalía General del Estado en 2021, a través de su fiscal de sala de Seguridad Vial, a dictar instrucciones referidas a los VMP que, reuniendo las mismas características técnicas o de potencia de motor que los ciclomotores o las motocicletas, pueden suponer un riesgo grave para el tráfico en los supuestos de la normativa vigente.

En este sentido, sus usuarios quedan, como el resto de conductores de vehículos a motor de dos ruedas, obligados a la obtención de un permiso de conducción, así como a respetar las tasas máximas de alcohol permitidas, pudiendo enfrentarse a la comisión de delitos contra la seguridad vial, castigado con hasta seis meses de prisión, precisan desde la Policía Local ilicitana.

Translate »