La Policía Nacional detiene en Elche a un varón que para tratar de huir empuñó una pistola contra el agente que quería detenerle

§  El arrestado trató de huir de la Policía introduciéndose en el interior de un pub e intentó esconderse dentro de los aseos

§  Además de golpear al agente que le dio alcance para evitar ser detenido, sacó una pistola cargada y preparada para disparar con la que amenazó al policía

§  El agente, logró arrebatarle el arma y detener posteriormente a esta persona, evitando un mal mayor

§  Los agentes hallaron en un posterior registro en el hotel donde se alojaba el detenido, otra pistola, diversa munición, dos silenciadores y 45 gramos de cocaína en roca

01-diciembre-2022.– Agentes de la Policía Nacional han detenido en Elche a un varón como presunto autor de los delitos de tentativa de homicidio, tenencia ilícita de armas, atentado a agente de la autoridad y tráfico de drogas quien, para evitar ser arrestado y, tras golpear violentamente al agente que lo detuvo, le apuntó con una de las dos pistolas que se le intervinieron, cargada y lista para ser disparada, cuando iba a ser identificado por una patrulla en las inmediaciones del estadio de fútbol de la ciudad.

Todo ocurrió de madrugada cuando una patrulla de la Policía Nacional se encontraba realizando labores de prevención de la delincuencia por la ciudad de Elche. Los agentes, observaron en las proximidades de un pub de ocio de las inmediaciones del estadio de fútbol de la localidad Alicantina, a una pareja de hombre y mujer que se encontraban en actitud vigilante. Los agentes, sospechando que podrían estar cometiendo alguna actividad ilícita, se aproximaron para realizar las comprobaciones oportunas.

El varón, al percatarse de la presencia policial, intentó abandonar el lugar a la carrera y se introdujo rápidamente en el interior de un club, siendo perseguido por uno de los agentes hasta el interior del local, viendo cómo esta persona se abría paso a empujones durante su huída, empujando y tirando al suelo a las personas que se encontraba a su paso, terminando por introducirse en el interior de los aseos, donde uno de los agentes logró introducirse también evitando que cerrara la puerta.

La agresividad de este individuo, al ver que el agente le había dado alcance, fue aumentando desde ese instante y comenzó a propinarle todo tipo de golpes.

Dado el espacio reducido del aseo y la violenta actitud del sospechoso, el agente trató de inmovilizar al agresor sin conseguirlo de inmediato. Fue en ese instante, cuando esta persona sacó de su cintura una pistola y, empuñándola, encañonó al policía quien, instintivamente, esquivó el ángulo de un posible disparo y logró finalmente reducir y detener al agresor justo en el momento en el que su compañero llegó al lugar para auxiliarle.

Los policías, tras asegurar la situación, comprobaron que el arma con el que el detenido apuntó al agente, era de fuego real y se encontraba en cargada y lista para su uso.

Posteriormente, los agentes, hallaron entre las pertenencias del detenido, varios envoltorios conteniendo sustancias estupefacientes, aparentemente listas para su venta, así como 2.000 euros en billetes fraccionados.

Una vez detenido y ante las sospechas fundadas de que, el arrestado podría estar dedicándose al tráfico de drogas, por parte de los agentes de Policía Judicial de la Comisaría se inició una investigación y, tras averiguar que el arrestado se alojaba en un hotel de la localidad alicantina, se obtuvo una autorización judicial para practicar una entrada y registro en la habitación del hotel, donde los agentes hallaron; otro revolver, dos silenciadores para las dos armas intervenidas y munición que incluso ocultaba en el interior de un calcetín.

Además de las armas, se incautó una roca de cocaína de 45 gramos, varios teléfonos móviles, un táper de plástico conteniendo una báscula de precisión y diferentes útiles para la fracción y posterior venta de la sustancia estupefaciente en dosis individuales.

En cuanto a la mujer que acompañaba al detenido cuando fue detectado por los agentes, tras las pesquisas realizadas, se determinó que no guardaba relación alguna con los delitos imputados al varón, por lo que no se le llegó a imputar ningún cargo.

El arrestado, un hombre de 47 años de edad y nacionalidad española, fue puesto a disposición del Juzgado en Funciones de Guardia de la localidad de Elche, decretándose su ingreso en prisión.

Translate »