Un ciudadano argelino ha sido detenido por coaccionar a un menor secuestrado en Argelia y traído en patera para que vendiera droga en Alicante y Austria

  • El menor fue captado en Argelia y secuestrado mientras jugaba al fútbol con unos amigos después le introdujeron en una lancha rápida y lo usaron para transportar droga hasta la península
  • Cuando pudo acudir a la Policía a pedir ayuda fue puesto bajo la protección de un centro de menores de Alicante donde fue captado por el arrestado y retenido en una vivienda contra su voluntad durante 24 horas hasta que pudo escapar y volver al centro de menores a pedir ayuda
  • El arrestado pretendía usar al menor de edad para que vendiera droga al menudeo en la ciudad de Alicante y tenía intenciones de llevarlo a Austria para que también lo hiciera allí            

15-noviembre-2022.- Agentes de la Policía Nacional han conseguido evitar que un menor de edad argelino de trece años, quien había sido secuestrado en Argelia mientras jugaba al fútbol con sus amigos, fuera explotado para ejercer la venta de sustancias estupefacientes al menudeo en Alicante y después en Austria, gracias a la detención de un varón de nacionalidad argelina también, quien le obligó a dejar el centro de menores donde la Policía lo había llevado como medida de protección cuando fue a pedir ayuda a la Comisaría, mientras que se tramitaba su repatriación a su país de origen.

La investigación fue iniciada a primeros del mes de septiembre, cuando un menor de edad en situación de desamparo, acudió a la Comisaría de Policía en busca de ayuda manifestando que le habían traído contra su voluntad a España en una lancha rápida, siendo presuntamente utilizado como correo para traer droga a la península.

Inmediatamente, los agentes del Grupo III de la Unidad Contra Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de la Comisaría Provincial de Alicante, realizaron los trámites para poner al menor bajo la guarda de un centro de menores, a la par que iniciaron las investigaciones relativas a la comprobación de los hechos manifestados por el menor de edad.

Pocos días después, el menor proporcionó más información a los monitores del centro de menores, principalmente, sobre las circunstancias de su travesía a España, siendo informado el grupo investigador de tales pormenores.

Fruto de las indagaciones realizadas, se pudo dar veracidad a los hechos, constatándose que el menor había llegado en una patera a las costas alicantinas y había sido utilizado para transportar a la península sustancias estupefacientes.

Según parece, mientras el menor de edad jugaba al fútbol con sus amigos en Argelia, fue captado por un individuo que no conocía de nada quien le dijo que podía ayudarle a encontrar un buen equipo de fútbol, llevándoselo en un vehículo hasta un chalet, donde estuvo durante unas cinco horas con otros tres menores.

Posteriormente, subieron a los tres menores en tres coches y después los embarcaron en tres embarcaciones distintas, en las que había unas cajas con mercancía desconocida.

Tras llegar a la costa alicantina, el menor fue a pedir ayuda a la Comisaría de la Policía Nacional, siendo ingresado como medida de protección en un centro de menores alicantino. Posteriormente, el detenido, también miembro de la organización, le convenció nuevamente mediante engaño para que se fugara del centro de menores y se lo llevó a un piso donde lo tuvo retenido contra su voluntad durante 24 horas.

Cuando el menor se dio cuenta del engaño, gracias a un descuido de su captor que se había quedado dormido, consiguió huir del piso y volver al centro de menores, donde les contó que pretendían que vendiese droga en Alicante y después le querían llevar a Austria, para vender droga allí también presuntamente.

Tras tener conocimiento de ello los agentes, consiguieron identificar al captor del menor, a quien localizaron tras establecer un dispositivo de búsqueda y detención, imputándole los delitos de trata de seres humanos, detención ilegal y coacciones.

Las gestiones de investigación, revelaron además que, los padres del menor, habían denunciado la desaparición de su hijo en Argelia y tenían sospechas de que lo habían llevado a España.

De este modo, se consiguió evitar la sustracción del menor y su explotación para la venta de droga, gracias a la estrecha colaboración mantenida entre este Grupo III de la UCRIF de la Comisaría Provincial de Alicante y la directiva del centro de menores responsable de la custodia del menor.

Tras la resolución del caso, los agentes del Grupo Operativo de Extranjeros de la Comisaría Provincial, iniciaron las gestiones oportunas para la repatriación del menor satisfactoriamente junto a su familia en Argelia, país en el que le sus progenitores le esperaban.

El arrestado, de 31 años de edad, de nacionalidad argelina, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de la misma localidad, quedando en libertad tras comparecer ante la Autoridad Judicial.

 

Translate »