CINE | ELEFANTE BLANCO

Película argentina de 2012, dirigida por Pablo Trapero, con guión del mismo Pablo Trapero, Martín Mauregui, Alejandro Fadel y Santiago Mitre, música de Michael Nyman, fotografía de Guillermo Nieto, producida por Morena Films, matanza Films, Patagonil, INCAA, Wild Bunch, RTVE, Maneki films, Canal + españa, ARTE, protagonizada por Ricardo Darín, Jérémie Rénier, Martina Gusman, Federico Barga, Mauricio Minetti y Walter Jakob entre otros actores.

La película  trata de la amistad que se forja entre dos curas Julián y Nicolás, que se establecen en una barriada de Buenos Aires, para realizar su labor social. Allí conocen a Luciana, una trabajadora social, con la que se aliaran para encarar los graves problemas sociales de la zona. Llegarán al extremo de enfrentarse con el gobierno, con la jerarquía eclesiástica, con la policía y con el narcotráfico, para defender los derechos de la población vulnerable del distrito.

La acción de la película transcurre en una de las villas miseria más pobres de Buenos Aires: ciudad oculta, llamada así porque durante la dictadura de Videla se ordenó construir un muro para ocultarla de la vista de los turistas que asistían al Mundial de Fútbol de 1978 . Este film orbita alrededor de 3 personajes principales: Julián, un cura villero que se convierte en líder del grupo, Nicolás, un sacerdote inmerso en una crisis de fe y Luciana, una trabajadora social atea, que representa a los voluntarios civiles.

En lo que respecta a la parte técnica, la dinámica se resuelve empleando largos planos secuencias, para sumergir al espectador en un baño de realidad. Esta película, que refleja el paisaje de la miseria con talante realista e incorpora el tema de la búsqueda del sentido de la vida, se centra en el sector de la iglesia, identificado con los más pobres. En España se les denominó curas obreros, éstos siguieron la estela de sacerdotes franceses sensibles a los problemas sociales. Los curas obreros eran sacerdotes católicos, que se vinculaban al movimiento obrero, viviendo y trabajando como obreros y convirtiéndose en precursores de la Teología de la Liberación, movimiento teológico cristiano que engloba varias corrientes católicas y protestantes, surgido en América Latina en la década de 1960 tras la aparición de las Comunidades Eclesiales de Base, el Concilio Vaticano II(1962-1965)y la Conferencia Episcopal de Medellín(1968). Las Teología de la Liberación toma partido por los más pobres y utiliza a las ciencias humanas y sociales para definir cómo debe ejecutarse dicha opción. Los primeros en explicar esta corriente fueron el teólogo presbiteriano brasileño Ruben Alves y el sacerdote católico peruano Gustavo Gutiérrez Merino.

Desde una perspectiva marxista las misiones, estaban concebidas para sustentar las estructuras de dominación del mundo desarrollado, adormeciendo las consciencias de los nativos y favoreciendo así el proceso de colonización y los curas asentados en barrios marginales, tenían un propósito similar: apaciguar a los pobladores para evitar revoluciones y conflictos sociales. Pero no es menos cierto que tanto en las colonias como en las barriadas muchos sacerdotes se han implicado tanto en la defensa de los más desfavorecidos, que incluso han arriesgado sus vidas por ellos. Y esta película les rinde un emotivo homenaje, en particular al padre Múgica, parte integrante del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, muerto en 1974 en circunstancias que todavía no se han aclarado.

Crónica: Beatriz Recio Inés

TRAILER