Siete respuestas que por ahora hay a siete dudas sobre la viruela del mono

¿Cómo se contagia? ¿Provocará una nueva pandemia? ¿Hay vacuna?

No es un virus nuevo pero el de la viruela del mono está haciendo ponerse en alerta a la comunidad científica ante la aparición de varios casos, algo un tanto inusual, en distintos países de Europa, entre ellos España.

Muchas personas ni habían oído hablar de este virus ‘pariente’ del de la viruela, ya erradicada, y ni mucho menos de cómo se contagia o qué síntomas presenta. Estas son todas las claves que, por ahora, se conocen sobre esta enfermedad

Qué es la viruela del mono

Es una enfermedad causada por un ortopoxvirus, género al que pertecece la viruela (Variola virus), declarada como erradicada en 1980, como explican en Science Media CenterSegún la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), los síntomas y presentación son similares entre ambas, pero la del mono tiene “menor gravedad, transmisibilidad y mortalidad”.

Por qué preocupa ahora

La enfermedad es endémica en África central y occidental, pero en Reino Unido se detectó un caso el 7 de mayo en un paciente que había viajado a Nigeria. Una semana después, aparecieron otros dos casos no relacionados y el 17 de mayo, otros cuatro. Ahí las autoridades alertaron sobre lo que estaba pasando.

En los días posteriores se ha ido informando de otros casos confirmados y sospechosos en otros países de Europa —Madrid, por ejemplo, alertó este miércoles de siete casos preliminares y otros 22 sospechosos, que evolucionan positivamente y permanecen aislados en sus domicilios—.

En Reino Unido ya se han contabilizado nueve casos; en Portugal, cinco más otros 15 sospechosos y en Estados Unidos se ha detectado uno.

Qué síntomas tiene

SEIMC ha explicado que sus síntomas son “similares a los de la viruela ya erradicada, aunque algo más leves: fiebre, dolor de cabeza, musculares, espalda, escalofríos y agotamiento”.

Una diferencia entre ambas es que en la viruela símica es frecuente la aparición de ganglios inflamados. También suele aparecer una erupción, que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras zonas del cuerpo, como manos y pies. La enfermedad suele durar entre dos y cuatro semanas.

“Es una enfermedad razonablemente benigna pero muy molesta por las heridas que causa, que son muy grandes”, aseguró este miércoles la investigadora del CSIC Margarita del Val antes de su intervención en la primera Cumbre Internacional sobre Gestión de Pandemias.

Cómo se contagia

Aunque se llame viruela del mono, y a veces puedan transmitirla los simios, en realidad suele provenir de mamíferos pequeños, como roedores, como ha aclarado Science Media Center. “El contagio requiere del contacto directo con la sangre, fluidos o lesiones de los animales”, explican en su web.

“La transmisión entre humanos es limitada y requiere contacto cercano, ya sea con secreciones respiratorias o lesiones cutáneas, un objeto contaminado o un contacto cara a cara prolongado que permita la infección a partir de partículas respiratorias”, añaden.

Por su parte, SEIMC enumera: “La transmisión es a través de saliva o excreciones respiratorias, o por contacto con el exudado de la lesión o el material de la costra. La excreción viral a través de heces y las relaciones sexuales pueden representar otra fuente de exposición”.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, precisó este miércoles en El Objetivo que la viruela del mono no es de transmisión sexual, sino un virus que se propaga de animales a personas por contacto estrecho o fluido. Aseguró además que el Sistema Nacional de Salud ya está en alerta para una detección precoz.

Cuándo sospechar de que se pueda tener

Basándose en la definición de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido y adoptada provisionalmente el 17 de mayo por Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias y las comunidades autónomas, SEIMC apunta que habría que sospechar cuando una persona presente “exantema vesicular sin causa explicable en cualquier parte del cuerpo y al menos uno de los síntomas clásicos de infección por viruela del mono (enfermedad aguda con fiebre (más de 38,5ºC), dolores cabeza intensos, mialgia, artralgia, dolor de espalda, linfadenopatía)”, a lo que se suman a estos tres factores:

1. Tiene un vínculo epidemiológico con un caso confirmado o probable en los 21 días antes del inicio de los síntomas o…

2. Es un hombre que tiene sexo con hombres o…

3. Tiene historia de viaje África occidental o central en los 21 días anteriores al inicio de los síntomas.

La recomendación para quien tenga dudas de estar infectado es “contactar con su hospital de referencia para tomar las decisiones de diagnóstico terapéuticas oportunas”. Por otro lado, la OMS ha pedido rastrear a todos los contactos de positivos.

¿Provocará una nueva pandemia?

Es muy pronto para tener certezas y por ahora hay que tener cierta cautela. Este miércoles Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, afirmó que “no es probable que la viruela del mono vaya a generar una trasmisión importante, pero no se puede descartar”.

En declaraciones a Efe, el portavoz de SEIMC, Fernando De la Calle, ha subrayado que siempre es más fácil que se haga pandémico un virus respiratorio como es la covid o la gripe, pero en teoría el virus del mono o monkeypox tiene menos capacidad pandémica porque obliga a estar conviviendo con alguien enfermo.

De la Calle ha avisado de la importancia de tener una “buena fase de contención” y que los casos sospechosos, una vez confirmados, se aíslen en cuarentenas o sean manejados en unidades especializadas en infecciosas de alto nivel, como en su día fueron las que atendieron a pacientes con ébola.

¿Hay tratamiento o vacuna?

También según De la Calle para este enfermedad “no hay un tratamiento específico disponible pero, al parecer, la vacuna de la viruela puede ser protectora frente a complicaciones y un comportamiento más agresivo”.

“La preocupación sería mayor si no tuviéramos con qué defendernos, pero sí tenemos con qué defendernos”, ha declarado el virólogo Mariano Esteban a Science Media Center. “En la OMS, de cuyo comité asesor soy miembro, nos reunimos todos los años para ver casos de viruela del mono y la posibilidad de que haya riesgo de casos de viruela humana en caso de bioterrorismo. Tenemos dos centros autorizados por la OMS para la viruela humana: uno está en Rusia y otro en Atlanta […] Gracias a ese seguimiento que se hace todos los años podemos decir que tenemos vacunas frente a la viruela de mono. Hay una vacuna aprobada hace poco tiempo que se ha demostrado eficaz frente a esta viruela. También tenemos dos antivirales aprobados por la FDA contra la viruela humana: tecovirimar y brincidofovir, con dos modos de acción diferentes”, ha añadido.

Fuente.: huffingtonpost.es