CINE | LOS SILENCIOS DE PALACIO

Película tunecina de 1994, coescrita y dirigida por Moufida Tlatti, con música de Anouar Brahem, con fotografía de Youssef Ben Youssef, coproducida por Túnez, Francia, Cinétéléfilms y Mag Films, protagonizada por Hend Sabry, Amed Hedhili,Najia Ouerghi, Ghalia Lacroix,Sami Bouajila,Kamel Fazaa,Fatima Ben Saïdane,Zahira Ben Ammar,Sabah Bouzouita,Sonia Meddeb,Hélène Catzaras,Michket Krifa entre otros actores.Logró entre otras distinciones el premio de la crítica internacional del Festival Internacional de Cine de Toronto de 1994, el Premio de la Cámara de Oro del Festival de Cannes de 1994, el Premio Sutherland Trophy de ls Premios del British film Institute de 1995 y el Premio golden Tulip del Festival Internacional de Cine de Estambul de 1995.Otras películas de la misma directora son “The season of men” y “Nadia y Sarra”.

ARGUMENTO

La película  trata de una hermosa joven cantante de bodas, Alia que, con motivo de la muerte del Bey, regresa al palacio de este gobernador, donde ella creció, criada por su madre Khedija, que trabajaba como sirvienta. El reencuentro con los lugares de su infancia, invoca los recuerdos de un triste pasado, que ella siempre quiso dejar atrás.

MARCO HISTÓRICO

La trama argumental se desarrolla durante el final del protectorado francés. Dicho protectorado duró de 1881 a 1956. El propósito del protectorado era asumir el poder real, pero manteniendo la estructura de gobierno anterior con el bey como gobernante nominal. Aunque el bey tenía el derecho de firmar todos los decretos, el dirigente real era el representante de Francia, que contaba con atribuciones legislativas y ejecutivas. Más adelante Habib Bourguiba funda el partido pro-independentista Néo-Destour en 1934 y la lucha activa del movimiento nacionalista comienza en 1951.

SINOPSIS

La realizadora tunecina, educada en Francia, decide escribir y dirigir la película, conmocionada por la repentina y grave enfermedad de su madre y su concienciación de su propia ignorancia en torno a la vida de su progenitora. De esta forma Moufida Tlatti se convierte, en 1994, en la primera mujer árabe en dirigir un largometraje.

La película, que siempre se percibe a través de la mirada de Alia, constituye un drama, que se desarrolla durante los años 50 en Túnez, en la época del protectorado francés, antes de la independencia de Francia en 1956. La acción tiene lugar en paralelo a un proceso de descolonización, que no se traduce en términos de liberación femenina.De hecho Alia pasa del control del bey, al de su pareja actual, Lotfi, joven independentista, sin experimentar alivio alguno.

Esta obra, que habla de la solidaridad entre mujeres y del poder terapéutico de la música, reflexiona también sobre cuestiones de clase, de género y sexualidad en el entorno árabe, en un tiempo y lugar en la que las diferencias de género y clase estaban muy definidas.

Dos clases sociales son retratadas: la de los gobernantes(los beyes y sus familias), occidentalizados, que residen en los aposentos superiores y la de la servidumbre, apegada a las costumbres locales, que se hacina en la cocina y en las partes bajas del palacio. La servidumbre de las mujeres sirvientas, en el palacio del bey, no solo era de carácter social, abarcaba el ámbito sexual también, en contra de su voluntad.

Moufida Tlatti , ilustrando la condición femenina, denuncia la represión sufrida por la mujer en Túnez, de hecho, el mismo título “Los silencios de palacio” evoca la sumisión de la mujer sirvienta, abocada a aguantar con resignación y a callarse, sin protestar abiertamente por la explotación laboral y sexual que sufre.

Tlatti forma parte de una pléyade intelectual de mujeres árabes, como Nina Bouraoui, Assia Djebar, Rachida Krim y Fatima Mernissi, cuyo objetivo es concienciar sobre la condición de hombres y mujeres en el mundo árabe, en un momento en el que se cierne la amenaza, que supone el fundamentalismo islámico en lo concerniente a las libertades de las mujeres.

En cuanto a la banda sonora destaca una buena selección de temas musicales de Um Kulthum y Anouar Brahim. Aunque son  interpretados por la actriz Hind Sabri, la voz que se escucha es la de la cantante Sonia Laraiss. También aparece una escena de danza árabe con música tarab, realizada por la actriz Amel Hedhili.

Crónica: Beatriz Recio Inés

TRAILER