La Policía Nacional ha detenido en Benidorm a un varón por apuñalar, presuntamente, con una botella rota a otro tras una discusión en un local de ocio

  • Tras ser desalojados del local continuaron la discusión en el exterior donde el agresor utilizó una botella de vidrio rota para apuñalar con ella a la víctima por la espalda
  • La víctima, que fue asistida en el hospital, precisó puntos de sutura en la herida provocada              

28-marzo-2022. Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón menor de edad que, presuntamente, apuñaló a otro hombre en la espalda con el cuello de una botella de vidrio tras una discusión iniciada dentro de un local de ocio que continuaron en el exterior tras ser desalojados.

Los hechos, fueron puestos en conocimiento de la Sala CIMACC del 091 de la Policía Nacional, cuando alertaron de que un varón había apuñalado a otro en una zona de ocio de la localidad alicantina y que estaba siendo retenido por el portero de uno de los locales de ocio.

A la llegada de la dotación policial, el portero del establecimiento tenía retenido a un varón como presunto autor del apuñalamiento, manifestando a los agentes que otros tres que iban con él, se habían marchado del lugar tras el hecho y que a la víctima se la habían llevado unos amigos al hospital dado que sangraba abundantemente.

Así las cosas, mientras una dotación policial recababa los datos necesarios de los testigos del lugar y se hacía cargo del presunto autor, otra dotación se desplazó al hospital para interesarse por el estado del presunto agredido, localizándole junto a otro amigo suyo, que también había resultado lesionado, si bien en este caso eran lesiones de menor entidad.

Por las manifestaciones del portero del local y otros testigos, así como por lo que les manifestaron las víctimas, los agentes pudieron determinar cómo sucedieron los hechos, concretándose que se iniciaron dentro de un local de ocio donde al parecer, cuatro individuos, entre los que se encontraba el presunto agresor, estaban provocando a otro ocasionando molestias al resto de clientes, por lo que el empleado del establecimiento que realizaba funciones de control de acceso al local, les solicitó que lo abandonasen.

Según parece, los cuatro varones, tras ser desalojados del establecimiento, estuvieron esperando fuera al individuo al que estaban provocando dentro, de modo que cuando éste salió del local fueron a por él y comenzaron a agredirle golpeándole entre todos.

En ese instante, un amigo de la víctima, al ver la agresión fue rápidamente a intentar ayudarle con la intención de detener la pelea, siendo también golpeado por estos cuatro varones cuando de repente, entre todos los golpes que estaba recibiendo, notó uno muy fuerte en la espalda, dándose cuenta inmediatamente de que estaba sangrando abundantemente y que se estaba mareando.

Cuando el portero del establecimiento salió al exterior, pudo presenciar junto a otros testigos, cómo el varón que tenía retenido, durante la pelea, cogió una botella de vidrio y la rompió para seguidamente con el cuello de la misma asestar una puñalada en la espalda a uno de los dos chicos que estaban golpeando, siendo inmediatamente interceptado por él y retenido hasta la llegada de los Policías, huyendo los otros tres individuos del lugar inmediatamente.

Tras haber realizado las comprobaciones, los agentes detuvieron al presunto agresor, quien además de tener sus ropas cubiertas de sangre, tenía una herida sangrante en su mano derecha, que dijo a los policías haberse hecho cuando rompió la botella, manifestando además espontáneamente que había pinchado con una botella rota a sus agresores porque eran más altos que él.

El detenido, de nacionalidad colombiana, de 17 años de edad, fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores de Alicante.