La Policía Nacional ha detenido en Alicante a dos comerciales de una empresa de venta a domicilio que presuntamente estafaron cerca de 2.900 euros a una mujer de 71 años

  • La septuagenaria vivía sola y la cuantía de la estafa le dejó la cuenta bancaria en números rojos         

18-marzo-2021.- Agentes de la Policía Nacional en Alicante, han detenido a un hombre y una mujer que, aprovechándose de la confianza depositada, mediante la venta de productos a domicilio, estafaron cerca de 2.900 euros a una mujer de 71 años de edad, dejándola en claro estado de necesidad al provocar que su cuenta bancaria quedase al descubierto.

Todo comenzó cuando se personaron dos comerciales en el domicilio de la víctima para venderle, en nombre de una comercial, una bicicleta estática, una cafetera italiana y una freidora sin aceite, asegurándole, que si los compraba y los financiaba, le reunificaban en una sola cuota estos productos y anulaban la cuota que tenía con otra comercial, que había cerrado, donde había comprado anteriormente, quedándole una cuota resultante inferior a la actual.

La septuagenaria, que ya conocía al vendedor por haberle comprado anteriormente los productos de la otra empresa, ante las propicias condiciones que le ofrecían, aceptó la compra siempre y cuando la condición de anular las cuotas con la otra comercial fuera cierta, terminando por ser embaucada por los vendedores, comprando y financiando estos nuevos productos, que pocos días más tarde llevaron a su domicilio.

Sin embargo, tras haber caído en el engaño de estos comerciales, a través del Gerente de la comercial que supuestamente había cerrado, supo que tales cuotas no se habían cancelado y que tenía que seguir pagándolas. Del mismo modo, cuál fue su estupor, al comenzar a recibir llamadas por parte de la empresa a la que estos comerciales pertenecían, amenazándola de que si no pagaba las cuotas, se quedaría sin su pensión.

Según parece, el propio Gerente se ofreció a acudir a interponer denuncia con la víctima, puesto que habían recibido llamadas de hasta 11 clientes insatisfechos manifestando que les había ocurrido lo mismo, siendo el denominador común este comercial que, a la sazón, había trabajado anteriormente en su empresa y que seguramente había aprovechado la cartera de clientes de la empresa para su propio beneficio, algo por lo cual sería demandado civilmente, según indicó el Gerente de la empresa afectada.

Conocidos los hechos, el Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial se hizo cargo de la investigación, entrevistándose con la mujer de edad avanzada, haciendo un análisis metódico de los hechos, llevando a cabo una investigación minuciosa en la que se entrevistaron con los gerentes de las comerciales y buscando otras posibles víctimas.

Pronto las pesquisas dieron su fruto y consiguieron obtener datos de más afectados, además de otros datos útiles para la identificación de los presuntos autores, concluyéndose en todo caso de que se trataban de un hombre y una mujer los comerciales que iban a los domicilios de las víctimas a venderles nuevos productos con el mismo engaño en cuanto a los ya financiados por ellos.

Finalmente, tras ser identificados, los presuntos autores fueron detenidos, toda vez que los investigadores, consiguieron obtener todos los indicios probatorios sobre los engaños presuntamente perpetrados por éstos.

Gracias a la labor investigativa de la Policía Nacional la mujer ha recuperado parte del dinero estafado y el control sobre sus cuentas bancarias.

Los detenidos, de nacionalidad española, de 26 y 35 años de edad sin detenciones anteriores, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la misma localidad.