Rusia invade Ucrania en su sexto día de incursión y ya son medio millón de refugiados quienes huyen del conflicto

Sexto día de invasión en Ucrania por parte de los grupos militares rusos y el presidente de estos, Vladimir Putin, ya afirmaba al inicio del conflicto que luchará “por la desmilitarización y la desnazificación de Ucrania”.

Ya son varias las ciudades bombardeadas, entre las que se encuentra una de las más dañadas, Kiev. Poco a poco las tropas rusas se han adentrado en el país hasta llegar a penetrar en la segunda ciudad más importante del país, Járkov. Tras un fuerte enfrentamiento contra los militares ucranianos, Rusia también ha tomado la central nuclear de Chernóbil, según informó el presidente Zelenski.

“Quiero avisar a las fuerzas externas de que no importa quiñen intente crear amenazas para Rusia, la respuesta será inmediata. Nadie debería tener ninguna duda de que un ataque directo a Rusia conducirá a la derrota y tendrá consecuencias nefastas para un agresor potencial”, advertía Putin en un comunicado.

Las imágenes satelitales muestran a un enorme convoy militar ruso que se aproxima lentamente por el note a Kiev. Se trata de una caravana que mide unos 64 kilómetros y está compuesta de cientos de vehículos blindados, artillería, tanques y vehículos de apoyo logístico. Según varias fuentes, señalan que el convoy se encuentra a unos 27 kilómetros de la capital ucraniana. Ya lo advirtieron los servicios de inteligencia de Estados Unidos: “Lo peor aún está por venir”.

Por otro lado, la OTAN activa por primera vez en la historia su fuerza de respuesta rápida. Los líderes de la misma lo decidieron el pasado viernes y ordenaron desplegar a las fuerzas de respuesta rápida para aumentar la defensa de los aliados en plena invasión rusa de Ucrania. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg señalaba que: “Tenemos que estar dispuestos, y preparados, para hacer mucho más, aunque implique pagar un precio porque esto va a durar”.

Por el momento y tras la pasada noche, las tropas rusas apenas han avanzado, salvo en la parte sureste del país, donde según informan fuentes del Ministerio de Defensa ruso, también han tomado la ciudad portuaria de Berdiansk. En un comunicado oficial difundido esta misma mañana por el Estado Mayor del Ejército ucraniano sostiene que “los ocupantes rusos desaceleraron el ritmo de la ofensiva, pero siguen tratando de obtener éxitos en algunas áreas”.

El número de bajas en las filas rusas en el sexto día del conflicto supera ya los 5.000 soldados. El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konáshenkov, confirmaba ayer que había varios muertos y heridos, pero no desveló cifras ante la opinión pública. Hoy, en la ya habitual comparecencia, Konáshenkov anunciaba que “la aviación rusa ha logrado la supremacía aérea sobre el territorio de Ucrania”.

¿QUÉ PASA CON ESPAÑA?

La Ministra de Defensa, Margarita Robles, ha advertido que: “Putin debe saber que sus amenazas de uso de la vía nuclear no van a poder con la unidad europea y de sus aliados”. En las declaraciones ofrecidas por la ministra en una de sus visitas al cuartel general de las fuerzas internacionales de interposición en Nacura (Líbano), la titular de Defensa ha augurado que: “Putin tendrá que rendir cuentas ante tribunales internacionales, pues su invasión a Ucrania ha supuesto un salvaje ataque a la paz”. Robles señala que queda cancelado su eventual trámite de permiso en el Congreso. España proporcionará ayuda humanitaria y servicios de asistencia, además del envío de 150 militares adicionales a Letonia para reforzar su misión en la frontera con Rusia. Actualmente, se encuentran desplegados un total de 350 efectivos.

Por el momento, el Parlamento Europeo pedirá este mismo martes agilizar el proceso de adhesión de Ucrania en la UE, como una muestra de apoyo a la invasión rusa que en apenas una semana, deja ya más de 350 civiles muertos y medio millón de refugiados que en su mayoría, son mujeres y niños.

 

Artículo: María Vecina / AFPRESS

Fotografías: Sergey Dolzhenko y Reuters