La Policía Nacional ha detenido en Alicante a una banda dedicada al hurto de bolsos a clientes de exclusivos establecimientos de la zona centro

  • Los autores actuaban en grupo únicamente sobre la clientela de restaurantes y hoteles frecuentados por personas con un alto nivel económico
  • Los detenidos fueron detenidos mientras que estaban seleccionando a futuras víctimas cerca de un hotel de una céntrica calle de la ciudad               

21-febrero-2022.- Agentes de la Policía Nacional ha detenido un grupo itinerante dedicado a hurtar al descuido, desde bolsos a maletas o mochilas, de clientes de alto nivel económico de exclusivos restaurantes y hoteles de la ciudad y consigue recuperar las pertenencias de una de sus víctimas.

Los hechos fueron cometidos entre el mes de diciembre del año pasado y enero del presente, siempre en las mismas franjas horarias, horas próximas a la hora de la comida, en un exclusivo hotel de la zona centro de la ciudad y un restaurante también frecuentado por clientes de un cierto nivel económico.

Los investigadores, centraron sus pesquisas sobre un grupo compuesto por cuatro individuos, dos hombres y una mujer, además de una cuarta persona de quien se está investigando aún su identidad, que pudieron observar actuar coordinadamente para perpetrar los delitos.

Las cámaras de grabación de los lugares donde actuaron, revelaron a los agentes, el depurado modus operandi que utilizaban mecánicamente viéndose a la perfección el reparto de funciones empleado.

Un sencillo modus operandi ejecutado mecánicamente

Las imágenes, revelaban cómo llegaban al lugar a bordo de un vehículo que estacionaban en la puerta del establecimiento donde pensaban actuar, permaneciendo en su interior el conductor y otro individuo que desde fuera vigilaba los alrededores, mientras que la mujer componente del grupo y otro individuo, se internaban en el establecimiento para ejecutar el hecho.

Una vez dentro ambos investigados, seleccionaban cuidadosamente a su víctima, buscando siempre como perfil a hombres o mujeres de un aparente elevado nivel económico, sobre quienes actuaban coordinadamente; mientras que uno hacía funciones de vigilancia y cobertura para tapar la acción del hurto del objeto a sustraer, que pudiera ser un bolso, una maleta, una mochila, el otro, realizaba la maniobra de sustracción, utilizando para ello lo que comúnmente se denomina “muleta”, una prenda, abrigo o chaqueta, que utilizaban para colocarlo encima del objeto a sustraer y bajo el cual lo ocultaban posteriormente. Una vez obtenido el botín, se dirigían al vehículo donde les estaba esperando el resto de la banda para marcharse a otro lugar y continuar con su ilícita actividad. Todo ello ejecutado mecánicamente mientras estaban permanentemente conectados con teléfonos asistidos por auriculares para pasar desapercibidos, según consta en el atestado policial.

Los investigadores, a través de sus indagaciones, consiguieron averiguar la matrícula del vehículo, así como saber el modo en el que se deshacían de los objetos que no les interesaban, arrojándolos al interior de papeleras

Así las cosas, los agentes del Grupo Operativo de Policía Judicial de la Comisaría de Alicante Centro, que estaban al cargo de la investigación, establecieron un dispositivo especial de vigilancia sobre los lugares donde normalmente actuaban, descubriendo en las inmediaciones de uno de estos lugares un vehículo estacionado reconociendo en su interior a dos de los investigados y que emprendía en ese instante la marcha, por lo que lo interceptaron consiguiendo detener a dos de los varones y a la mujer del grupo investigado, recuperándose alguno de los efectos previamente sustraídos a alguna de las víctimas.

Tras la detención de los presuntos autores de cuatro de los hurtos investigados, los agentes pudieron establecer que se trataba de un grupo itinerante que actuaba por toda la geografía española y que centraba su actividad en las inmediaciones de lugares de afluencia de personas de cierto nivel económico, con el fin de poder obtener un mayor beneficio, dado el elevado coste de las pertenencias que suelen llevar, investigándose si, estos mismos autores, han podido participar en hechos ocurridos en otras ciudades.

Los tres detenidos, de nacionalidades cubana y peruana, de entre 28 y 43 años de edad, con antecedentes previos, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la misma localidad.