Mireia Mollà visita la pasarela colgante de Relleu

– La Conselleria de Agricultura y Transición Ecológica financia con 43.000 euros el 65% de la actuación, destinada a potenciar el atractivo turístico del municipio

– La construcción de 212 metros de longitud está anclada a las paredes del pantano, a 50 metros de altura

La consellera de Agricultura y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha visitado la pasarela colgante que recorre la presa del antiguo embalse del Amadorio, en Relleu (Marina Baixa). Una construcción que se estrenó a finales del mes de enero y que la Conselleria ha financiado con más de 43.000 euros.

Mollà, junto al director general de Desarrollo Rural, David Torres, y el alcalde de Relleu, Lino Pascual, ha completado el recorrido de 212 metros que discurre sobre la presa, a través de una pasarela suspendida a 50 metros de altura. El itinerario desemboca en un mirador con el suelo de cristal, que permite ver la profunda garganta que se abre sobre el embalse.

“Este tipo de actuaciones consiguen poner de relieve el patrimonio natural y, en este caso, también hidráulico de nuestro territorio, a través de una obra que dinamiza la actividad y potencia el atractivo turístico del municipio”, ha asegurado Mollà.

La subvención de la Conselleria asciende al 65% de la actuación, a través del programa LEADER (fondos europeos de Desarrollo Rural), que tiene entre sus objetivos estimular la actividad social y económica en entornos rurales.

El antiguo embalse, construido en el siglo XVII, fue promovido por los Regantes de la Vila Joiosa y forma parte del Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunitat Valenciana. El itinerario conocido como “Ruta del Pantà” permite acceder a antiguas balsas de riego, azudes y acequias vinculadas a la infraestructura y a la agricultura de regadío que impulsó a su alrededor.

La afluencia de visitantes, desde su apertura al público, confirma el reclamo en el que se han convertido en apenas un mes las pasarelas del pantano. Al igual que otros enclaves de turismo activo como Cova Tallada o Columbretes, el Ayuntamiento ha habilitado un sistema de reservas para controlar el aforo y ordenar el acceso a la pasarela.